EL MUNDO › ES EL PRIMER EX JEFE DE ESTADO PROCESADO POR LA JUSTICIA DE FRANCIA

Jacques Chirac al banquillo

Deberá rendir cuentas junto a otros nueve acusados por un caso de empleos ficticios cuando era alcalde de París. El caso tiene un valor simbólico a días de debatir una reforma judicial que eliminaría a los jueces de instrucción.

La decisión de la Justicia francesa de llevar al banquillo al ex presidente Jacques Chirac empaña una carrera política rica y larga, que parecía coronada por la inmensa popularidad de un jubilado defensor de la ecología y del diálogo entre las culturas. El ex presidente se convierte así en el primer ex jefe de Estado de Francia que debe rendir cuentas a la Justicia por un caso de empleos ficticios cuando era alcalde de París, un nuevo escándalo político-judicial en el seno de la derecha francesa. Ayer, el ex mandatario y otras nueve personas fueron procesadas por la jueza Xaviere Simeoni, que se apresta a dejar sus funciones y que no siguió las recomendaciones de la Fiscalía de París, que el 29 de septiembre no dio lugar a este proceso por considerar que el caso había prescripto. Según el diario Le Monde, la decisión de la jueza tiene un fuerte valor simbólico en momentos en que la reforma de la Justicia implementada por Nicolas Sarkozy hará desaparecer al juez de instrucción.

Chirac, de 76 años, presidente de Francia entre 1995 y 2007, tras dirigir la alcaldía de París durante dieciocho años, deberá comparecer ante el Tribunal Correccional de París, que juzga delitos penales, por un caso de “21 empleos de favor” que presuntamente pagaba su gabinete del Ayuntamiento. El 21 de noviembre de 2007, Chirac, que dirigió la alcaldía de la Ciudad Luz entre 1977 y 1995, fue inculpado de “malversación de fondos públicos” y “abuso de confianza” y sobreseído del delito “de falsificación de documento público”.

A mediados de 2007, cuando entregó la presidencia a su sucesor, Nicolas Sarkozy, Chirac, que había gozado de la inmunidad presidencial, volvió a ser un ciudadano más en términos legales. “Está sereno y decidido a establecer ante el tribunal que ninguno de los empleos fueron ficticios”, indicaron sus allegados tras conocer la decisión de la jueza Xaviere Simeoni, que instruyó el sumario.

El sumario se refería a 35 empleos presuntamente ficticios entre 1983 a 1998, es decir desde el comienzo del segundo mandato de Chirac al frente de la alcaldía hasta los primeros años de su sucesor Jean Tiberi. Nueve personas en total deberán comparecer ante el Tribunal Correccional. Otras nueve fueron sobreseídas, precisó una fuente judicial. A fines de septiembre, la fiscalía pidió un sobreseimiento general al estimar que los hechos anteriores a 1992 prescribieron y que la investigación no permitía calificar la infracción por los hechos posteriores.

Ahora, la fiscalía tiene cinco días para apelar. Si lo hace, la Corte de Apelaciones de París tendrá que decidir si Chirac comparece o no. El abogado de Chirac, Jean Weil, afirmó que “el tribunal zanjará” entre las dos posiciones, es decir la fiscalía y la jueza, pues es el “árbitro”. El letrado rechazó “absolutamente” una apelación.

Según la investigación, un total de 43 empleos ficticios, con un valor de 4,5 millones de euros (6,7 millones de dólares), fueron creados en el Ayuntamiento bajo el mando de Chirac y su sucesor, Jean Tiberi. Por lo visto, durante su época de alcalde, Chirac contrató a un total de 481 “coordinadores de proyecto”. Desde el punto de vista de la jueza instructora, en 35 casos existe la sospecha de que los empleados no trabajaban para la ciudad de París, sino para el partido de Chirac, el RPR, para el que dichos trabajadores preparaban presuntamente su candidatura presidencial.

El perjuicio para la ciudad de París es de cinco millones de euros. Sólo se abrirán diligencias en 21 casos controvertidos, puesto que los demás ya prescribieron. Chirac apareció en varios casos judiciales, pero éste es el primero por el que ha sido imputado y por el cual podría ser condenado a diez años de cárcel y a 150.000 euros de multa (220.000 dólares).

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, de viaje en Bruselas, no quiso comentar la decisión judicial. “La Justicia francesa es absolutamente independiente”, afirmó. “Yo soy presidente de la República y sucesor de Chirac. Si hay alguien que no deba comentarlo bajo ningún concepto, ése soy yo”, aseveró.

Por parte de la oposición hubo reacciones variadas. “A Chirac seguro que se le pueden reprochar muchas cosas, pero también es verdad que ha hecho mucho por el país”, dijo la ex candidata presidencial socialista Segolene Royal. “Se ha ganado tener paz”, dijo.

El ex presidente de Francia conoció la decisión judicial días antes de la publicación de sus memorias.

Compartir: 

Twitter
 

Chirac fue acusado de malversar fondos públicos y abuso de confianza mientras fue alcalde.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.