EL MUNDO › ES LA PEOR SITUACION DE AGRESION INTERETNICA EN VEINTE AñOS

Ola de violencia en Kirguistán

El conflicto desatado en el país asiático entre kirguises y uzbekos se cobró unos cien muertos según cifras oficiales; extraoficialmente hablan de 500 víctimas. Rusia envió un batallón al país para proteger su base aérea de Kant.

 Por Shaun Walker *

Desde Moscú

En los peores sucesos de violencia étnica que esta nación de Asia Central haya visto en veinte años, bandas de kirguises fueron acusadas de cometer genocidio contra los uzbekos y de embarcarse en una cacería que ya lleva tres días. Algunos activistas de derechos humanos estiman que más de 500 personas fueron asesinadas.

El ministro de Emergencias de Uzbekistán informó que más de 75 mil personas, especialmente mujeres, niños y adultos mayores, habían cruzado la frontera para escapar de la escalada de muerte, que comenzó en la segunda ciudad en importancia en Kirguistán, Osh (al sur), y se prolongó hasta Jalalabad.

Hablando desde atrás de las barricadas que erigió para proteger su casa, Takhir Maksitov, del grupo humanitario Ciudadanos contra la Corrupción, dijo que podía haber una dimensión política de la masacre. “Esto es un genocidio, porque hay muchos uzbekos aquí, y si creáramos nuestro partido y fuéramos a las urnas...”, dijo entrecortado a la agencia Reuters. “Manden a las fuerzas de paz, a Rusia, a las Naciones Unidas, a quien sea. Lo más importante es detener la matanza”, alcanzó a pedir.

Las autoridades interinas de Kirguistán, a cargo desde que el antiguo presidente Kurmanbek Bakiyev fuera depuesto en abril tras violentos disturbios, apelaron al ejército ruso para que intervenga y restaure el orden en el sur. Moscú envió ayer un batallón al país para proteger su base área de Kant (al norte), pero insistió en que no intervendrá en lo que describió como un “asunto interno”. Estados Unidos –que también tiene una base en el norte, que sirve como centro de provisiones para sus tropas en Afganistán– reclamó una inmediata restauración de la paz.

En la frontera uzbeka, que ha estado cerrada desde los motines de abril, todo era caos. Había largas filas de personas, algunas de ellas heridas con disparos que empezaban a ser cruzadas. El ministro de Emergencias dijo que se estaban instalando campos de refugiados en varias áreas de Uzbekistán. En Osh, el epicentro de la violencia, sólo quedaban ayer unas pocas características de una ciudad en funcionamiento. Las nubes de ceniza eran un recuerdo constante de la orgía de fuego y muertos desatada en los últimos tres días. Se les ordenó a los soldados “disparar para matar”, pero los testigos dijeron que era escasa la presencia militar en la región. “Están matando uzbekos como animales. Casi toda la ciudad está en llamas”, dijo a Reuters Dilmurad Ishanov, un activista de derechos humanos.

Oficialmente unas cien personas fueron reportadas muertas, pero los residentes describen docenas de cuerpos en las calles y predicen que el saldo final de muertos se elevará dramáticamente. “Las cifras reales serán mucho más altas de las que estamos escuchando en este momento”, declaró a The Independent Angela Berg, de Human Rights Watch. “Por lo que me han dicho en los diferentes distritos, tengo una estimación de 520 muertos y puede ser aún mayor”, dijo la mujer que estuvo atravesando los disturbios. Berg dijo que algunos barrios uzbekos estaban ahora en calma, pero en otros había denuncias de incendios, saqueos y asesinatos. Pintaron algunas casas y autos con la leyenda “kirguises” para ahuyentar a potenciales atacantes en busca de víctimas uzbekas.

Alrededor de 1200 personas fueron heridas y unas 600, hospitalizadas. Pero, de nuevo, esta cifra no da una imagen completa. Se piensa que muchos uzbekos lastimados no se han animado a buscar asistencia médica, aterrorizados por sufrir un nuevo ataque si abandonan sus casas.

Hay una historia de violencia entre kirguises y uzbekos. En 1990, mientras la Unión Soviética se desintegraba, los violentos choques entre estos dos grupos dejaron cientos de muertos y sólo el rápido despliegue de las tropas soviéticas logró sofocar los enfrentamientos.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Algunos activistas de derechos humanos estiman que más de quinientas personas fueron asesinadas.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared