EL MUNDO › CANDIDATO A OCUPAR LA EMBAJADA DE CHILE EN BUENOS AIRES

Adolfo Zaldívar podría reemplazar a Otero

Mientras el renunciante embajador de Chile en Buenos Aires, Miguel Otero, continuaba justificando la dictadura de Pinochet, tomaba mayor consistencia el nombre de su reemplazante: el ex senador democristiano Adolfo Zaldívar y presidente del Partido Regionalista Independiente (PRI). El ahora ex embajador Miguel Otero reiteró que el golpe de Estado perpetrado por Augusto Pinochet fue “una necesidad”. “Creo que el pronunciamiento militar fue una necesidad, sentida por la gran mayoría de los chilenos frente a la situación que existía en 1973”, dijo Otero en una entrevista que publicó ayer el diario El Mercurio.

Para el ex diplomático pinochetista, el “éxito de la gestión económica y administrativa del gobierno militar no lo puede negar nadie”, señaló y agregó que si volviera a ocupar el cargo, no volvería a hablar con la prensa. Otero presentó su renuncia indeclinable al cargo diplomático el martes pasado, debido a la polémica que generaron sus declaraciones favorables a la dictadura. Entre otras, Otero señaló que “la mayor parte de los chilenos no sintió la dictadura”.

El nombre que más suena para reemplazarlo es el de Adolfo Zaldívar, un histórico referente democristiano que fue expulsado de la DC en 2007 y formó su propia agrupación: Partido Regionalista Independiente.

Al contrario de lo que sucedió en marzo, cuando también fue sugerido para esta vacante, en esta oportunidad el ex senador se manifestó interesado. Así lo publicó la prensa local. “El principal puente del gobierno fue a través del presidente de Renovación Nacional –RN, partido de Piñera–, Carlos Larraín, amigo del ex senador desde que estudiaban Derecho en la Universidad Católica. Larraín lo llamó por teléfono a mediados de semana. También lo tantearon a través de miembros del PRI”, publicó el diario La Nación, de Santiago. Según el matutino, para Zaldívar la vacante en Argentina se volvió especialmente atractiva en las últimas semanas con el resurgimiento del tema de la demarcación de los Hielos Continentales.

Al parecer, para aceptar el cargo el líder del PRI pidió atribuciones para concentrarse plenamente en el tema de los límites, así como poder abocarse al fortalecimiento de las relaciones comerciales. Para Zaldívar, que siempre estuvo monitoreando el tema –incluso mandó cartas al gobierno de Michelle Bachelet para que tomara medidas–, asumir la embajada reviste un de-safío. El ex presidente del Senado no sólo tiene antepasados argentinos, sino que cuenta con una amplia red de contactos que incluyen a la familia Kirchner, a quienes conoció cuando éstos eran parlamentarios por la Patagonia.

Lo extraño de este interés es que no hace tanto, en agosto del año pasado, Zaldívar ponía distancia con Sebastián Piñera. “Tendría que ser demente para sumarme a la derecha. Nosotros somos del centro político”, había declarado.

Sin embargo, Zaldívar debe ver ahora una oportunidad para volver al juego política, después de que abandonara la última carrera presidencial consciente de que su candidatura estaba destinada a fracasar.

En La Moneda estudiaron los antecedentes de Zaldívar para evitarse problemas con su nombramiento. Fue uno de los fundadores de la Comisión Chilena de Derechos Humanos y como abogado representó a víctimas de la represión de Pinochet. Según algunos trascendidos, Zaldívar habría puesto como condición al gobierno de Piñera que gente del PRI ocupe cargos gubernamentales.

Compartir: 

Twitter
 

Zaldívar en el pasado se distanció de Piñera.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.