EL MUNDO › PLANTADA FRENTE AL PALACIO PRESIDENCIAL, PROVOCó PROTESTAS MASIVAS

Una cruz que divide a los polacos

El intento de correr la cruz a una iglesia produjo choques entre policías y católicos y marchas masivas de jóvenes seculares.

 Por Tony Paterson *

Una cruz honrando a las víctimas del accidente de avión que mató al ex presidente polaco Leck Kaczynski provocó que miles de manifestantes tomaran las calles para exigir que se retire. Los scouts polacos erigieron una cruz de madera de diez metros frente al palacio presidencial de Varsovia hace casi cuatro meses para conmemorar a los 96 pasajeros, incluyendo el presidente, quien murió cuando su avión se estrelló en Rusia occidental a causa de una espesa niebla.

El intento de los funcionarios de correr la cruz a una iglesia produjo violentos encuentros entre la policía y los manifestantes católicos a favor de la cruz y masivas contramanifestaciones de la juventud secular, que insisten en que el emblema debe retirarse. “La cruz no tiene sentido frente al palacio presidencial en un Estado secular”, dijo un manifestante en la televisión polaca ayer.

Las escenas de la televisión fuera del palacio del presidente mostraban las calles llenas de manifestantes blandiendo pancartas y confrontando con unos decididos defensores de la cruz, que están llevando a cabo una vigilia durante las 24 horas a la luz de velas. “No nos moveremos de acá hasta que se haya aprobado un monumento permanente por las víctimas”, dijo un manifestante defensor de la cruz.

El gobierno polaco y las autoridades de la ciudad de Varsovia han desistido de remover la cruz mientras continúe la disputa. Los comentaristas sostienen que la pelea se ha convertido en un símbolo de la división social en Polonia, donde una fuerte generación de gente mayor católica y conservadora está luchando por dominar a la cada vez más emancipada sociedad postcomunista.

Desde entonces la pelea se ha convertido en algo político. El mellizo del ex presidente, Jaroslaw Kaczyniski, que encabeza el partido conservador Ley y Justicia de Polonia, hizo una aparición pública en el lugar de la cruz, dejó flores en su base e insistió en que debía permanecer en el lugar. Kaczynski, quien también cumplió un mandato como primer ministro conservador de Polonia, esperaba suceder a su hermano como presidente, pero perdió en las elecciones del mes pasado. El nuevo presidente del país, Bronislaw Komorowski, es un miembro líder del partido liberal Plataforma Cívica de Polonia que está a favor del libre mercado y favorece la reforma.

Sin embargo, Kaczynski logró desconcertar a la mayoría de críticos de la izquierda al suavizar su conservadorismo por lo general duro para asegurarse el 47 por ciento de los votos y obligar a ir a una segunda vuelta. Sus críticos han sugerido que ahora está tratando de compensar el terreno político que perdió en la carrera presidencial al hacer campaña abiertamente en la pelea por la cruz.

Kaczynski, quien es conocido por oponerse a los derechos de los gays y al aborto, boicoteó la ceremonia de la jura oficial del presidente Komorowksi la semana pasada y desde entonces sostiene que fue electo como “resultado de un malentendido”.

El presidente Komorowski optó por mantenerse fuera del palacio presidencial mientras continúa la disputa y estableció una oficina temporaria en el palacio Belvedere de la ciudad. El primer ministro de Plataforma Cívica de Polonia, Donald Tusk, ha criticado desde entonces a Kaczynski por politizar el tema.

La opinión pública permanece dividida. Una encuesta mostraba que el 71 por ciento quería que se quitara la cruz, mientras una segunda encuesta sugería que el 57 por ciento quería que se quedara en el lugar hasta que se construyera una monumento permanente por las víctimas del accidente.

La poderosa Iglesia Católica Romana de Polonia también está dividida sobre el tema. En Varsovia, la Iglesia favorece mover la cruz de su lugar en el palacio presidencial a la iglesia de Santa Ana de la ciudad. Pero Radio Maryja, la estación emisora nacionalista católica del país, ha llamado a los fieles para hacer campaña en defensa de la cruz de Varsovia. Kazimierz Nycz, el arzobispo de Varsovia, le pidió al presidente Komorowski para que interviniera. “No le corresponde a la Iglesia solucionar este tema. Es la tarea del nuevo presidente”, dijo.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

La cruz de Varsovia conmemora la memoria de Lech Kaczynski y los 96 muertos en Smolensk.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.