EL MUNDO › DIMITIó ACUSADO DE AGRESIóN SEXUAL

Otro francés en aprietos

El abuso sexual es una acusación que prolifera sobre las espaldas de funcionarios de alto rango franceses. El secretario de Estado de la Función Pública, el conservador Georges Tron, renunció a su cargo después de que dos ex empleadas suyas lo acusaran de agresión sexual. Así, Tron se une al grupo al que se integró recientemente el ex director del Fondo Monetario Internacional, el socialista francés Dominique Strauss-Kahn, denunciado por una mucama de Nueva York de haber intentado abusar de ella. París amaneció ayer con la noticia. Sin embargo, no fue Tron quien se hizo cargo de hacerla pública. Fue el primer ministro francés, François Fillon, quien anunció la dimisión del funcionario en un breve comunicado en el que subrayó el “coraje y el sentido de la responsabilidad” del secretario de Estado: “De esta manera, el funcionario podrá dedicarse a su defensa con toda libertad”.

Las denuncias se relacionan con el desempeño de Tron como intendente de la ciudad de Draveil, al sur de París. Dos ex empleadas de ese municipio denunciaron al hombre, de 53 años, de haberlas agredido sexualmente entre 2007 y 2010. Las mujeres, de 34 y 36 años, conocidas por los seudónimos de Laura y Eloise, realizaron las denuncias en los medios. Según el diario Journal du Dimanche, una de las mujeres ya había relatado los hechos a un abogado y a la Asociación Europea contra la Violencia contra las Mujeres en noviembre pasado. El periódico señaló además que existiría una tercera mujer que denunciaría hechos similares esta semana. A raíz de los dichos publicados por la prensa, la Fiscalía de París ordenó a la policía que abriera una investigación sobre los casos.

Por su parte, Tron se limitó a hablar del asunto a través de una carta, enviada al presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y a la prensa. En esas líneas, Tron reivindicó su inocencia y arremetió contra la reputación de las mujeres que lo acusaron. “Desde mi calidad de simple ciudadano, haré del reconocimiento de mi inocencia un asunto personal, combatiendo las acusaciones vindicativas de dos antiguas colaboradoras. Una fue despedida por haber desviado fondos públicos que le habían sido confiados y la otra abandonó sus funciones con motivo de un comportamiento indigno”, redactó el ex secretario de Estado. Además, remarcó que las acusaciones forman parte de una campaña de prensa en su contra. Las acusaciones que provocaron su renuncia, sin embargo, no son las únicas que salpican a este ex funcionario. Dos semanas después de su elección como intendente, en 2010, el periódico Le Canard Enchainé reveló que era inquilino de una vivienda de protección oficial en París, lo cual generó un escándalo filas adentro del gobierno.

La defensa del ex funcionario no esconde su conocida afición por la reflexología, una práctica que consiste en masajear con las yemas de los dedos los pies, las manos y las orejas, pero subraya que el político no es un “fetichista”: “Salvo que todos los testimonios coinciden en que Georges Tron era aficionado exclusivamente a los pies femeninos”, ironizó el Journal du Dimanche.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.