EL MUNDO › LLEVABAN UN AñO Y MEDIO SECUESTRADOS POR EL TALIBAN EN AFGANISTAN

Liberan a cronistas franceses

Stéphane Taponier y Hervé Ghesquière, del canal público France 3, capturados por el talibán en diciembre de 2009 en Afganistán, recuperaron ayer la libertad. Ayudó el retiro de tropas francesas anunciado la semana pasada.

 Por Eduardo Febbro

Desde París

Quinientos cuarenta y siete días después de su secuestro por una facción local de los talibán afganos, los periodistas del canal público France 3, Stéphane Taponier y Hervé Ghesquière, recuperaron ayer la libertad. Capturados el 9 de diciembre de 2009 en Afganistán, los dos periodistas fueron objeto de uno de los secuestros más extensos del siglo. El primer ministro francés, François Fillon, adelantó que los ex rehenes se encontraban en una base militar de Afganistán y que hoy mismo llegarían a Francia.

Junto a los dos occidentales fueron liberados su intérprete afgano y dos colaboradores locales que habían sido secuestrados al mismo tiempo que los franceses. El ministro francés de Defensa, Gérard Longuet, se limitó a decir que no creía que se hubiese pagado un rescate por los dos hombres. El palacio presidencial del Elíseo también descartó cualquier pago de una recompensa, mientras que el ministro francés de Relaciones Exteriores, Alain Juppé, aseguró ayer que Francia “no paga rescates”. Un miembro de la ONG Reporteros sin Fronteras, Jean-François Juilliard, declaró ayer que la liberación fue producto del “trabajo obstinado” que se llevó a cabo durante un año y medio.

El titular de la cartera de Defensa narró al diario Le Monde que las negociaciones con los talibán habían durado “muchos meses” y que “nunca se perdió el contacto con los secuestradores”. Los dos periodistas fueron secuestrados a 60 kilómetros de Kabul, en la provincia de Kapisa, donde operan las tropas francesas. Ambos realizaban un reportaje para el programa Pièces à conviction. En el momento en que fueron capturados los dos hombres estaban fuera de la zona de protección de los soldados franceses desplegados en Afganistán. Menos de un mes después, los talibán negaron ser los autores del secuestro.

Las declaraciones de varios responsables políticos del Ejecutivo, que, como ya es la regla en estos casos, acusaron a los periodistas de “irresponsables”, dieron lugar a una fuerte movilización de la prensa. Los canales públicos hicieron, en todas sus ediciones, el recuento de cada día de secuestro. En abril de 2010 apareció el primer video en donde se ve a Stéphane Taponier y Hervé Ghesquière demacrados y pidiendo a las autoridades francesas que accedan a las exigencias de los secuestradores. Recién en ese momento se conoció la identidad de los periodistas.

La televisión estatal, France Televisión, la había mantenido en secreto hasta ese entonces. Sin embargo, se tardó mucho tiempo en saber con precisión en manos de qué grupo talibán estaban los dos periodistas y cuáles eran los términos del intercambio para su liberación. En enero de este año un portavoz de los talibán afirmó que Stéphane Taponier y Hervé Ghesquière estaban llevando a cabo actos de “espionaje” cuando fueron capturados.

El gremio de la prensa francesa organizó durante los 547 días del secuestro incontables movilizaciones para presionar a las autoridades y obtener la liberación de los periodistas. Manifestaciones, conciertos y testimonios se volvieron escenas cotidianas en el curso de este año y medio. El azar quiso que los dos periodistas recuperaran la libertad el mismo día en que el comité de apoyo celebraba en París una concentración a favor de su liberación. El desenlace de este extenso drama no debe ser ajeno a la nueva situación de la región luego de la muerte de Bin Laden y del anuncio del retiro de las tropas norteamericanas y francesas de Afganistán.

Compartir: 

Twitter
 

Simpatizantes con carteles de los periodistas durante el anuncio en París de su liberación.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared