EL MUNDO › LA OPOSICION VA A PRIMARIAS EN DIEZ ESTADOS DE ESTADOS UNIDOS

Supermartes republicano

A nivel nacional, a Mitt Romney le va mejor que a sus contendientes. Un sondeo de Wall Street Journal/NBC lo daba superando al ultraconservador Rick Santorum. La carrera por la nominación podría despejarse a partir de hoy.

 Por David Usborne *

Desde Canton, Ohio

En la víspera del gran día en la carrera por la nominación republicana, Mitt Romney visitó aquí una planta que se especializa en galvanizar metros de acero en baños de zinc fundido para hacer guardarrails para las autopistas. Como parte de una coreografía de campaña fue acertada: el equipo de Romney está absolutamente galvanizado. El ex gobernador de Massachusetts no arrasará con todo cuando comience el supermartes. Casi la mitad de los diez estados en los que se vota corren el riesgo de ir para sus rivales y Ohio, el más importante psicológicamente de todos ellos, seguía siendo difícil de proyectar con las encuestas que lo mostraban empatado con Rick Santorum. Pero después de semanas de guerra poco edificantes, la telenovela de las primarias de 2012 pueden estar comenzando a aclararse un poco.

“Uy, acabamos de ganar cinco estados seguidos”, alardeó Romney a una multitud correcta de 200 personas en un depósito de Gregory Industries, rodeado de bobinas de acero. Las victorias incluyen el estado de Washington durante el fin de semana. Y de pronto, aunque tardíamente está comenzando a cosechar “el apoyo de los republicanos claves en el país”.

Romney puede ganar más delegados esta noche que sus tres rivales juntos. Pero todavía habrá manchas con Santorum y Newt Gingrich esperando mantener los bastiones en el sur. Y habrá dolor seguramente si pierde Ohio, una pieza crítica en el rompecabezas electoral estadounidense. Una nueva encuesta de la Universidad de Quinnipiac lo mostraba obteniendo un 34 por ciento contra un 31 por ciento para Santorum en ese estado.

Esto puede ser un déjà vu –hace una semana Santorum llevaba la delantera aquí cómodamente–. Pero Romney parece estar ganando tracción en las últimas horas para borrar ese déficit como lo hizo en enero en Florida contra Gingrich y en Michigan la semana pasado contra Santorum. “El margen es demasiado estrecho para predecir lo que sucederá en Ohio, pero Romney es el que tiene viento de cola”, afirmó Peter Brown, director asistente del Instituto de Encuestas que Quinnipiac.

A nivel nacional, a Romney también le va mejor. Un sondeo de Wall Street Journal/NBC lo daba superando a Santorum entre los votantes primarios del Partido Republicano, gracias en parte al creciente apoyo de los conservadores. Como un acérrimo católico romano, Santorum es un héroe para los votantes evangelistas que conforman alrededor del 70 por ciento de los republicanos en los estados del sur. Actualmente se jacta de tener el apoyo de más del 40 por ciento de esos votantes, alrededor de dos veces la cantidad que tiene cualquiera de sus rivales.

Si se debe creer en las recientes encuestas, los votantes le otorgarán una fácil victoria a Santorum en Oklahoma, que es el estado más conservador de toda la nación. También obtendrá un escaso margen en Tennessee que vota hoy y, así como están las cosas, puede ganar en futuros campos de batalla como Missouri, Mississippi y Alabama. Con Newt, que se supone que ganará en su Georgia nativa hoy, Ohio es difícil de determinar y con sólo limitadas encuestas disponibles para este supermartes, esto podría significar unas 24 horas difíciles para Mitt Romney, el favorito que hasta ahora no ha logrado cerrar la cada vez más hostil carrera para la nominación republicana.

Pero el sondeo de Wall Street Journal/NBC sugería que los ataques destructivos de los precandidatos han dañado el campo republicano. Vio cómo el porcentaje de aprobación de Barack Obama saltaba al 50 por ciento. En una lucha cabeza a cabeza hoy, Romney perdería ante Obama, 44 por ciento a 50. La encuesta mostraba que un 40 por ciento de los estadounidenses opina desfavorablemente del candidato mormón.

“El problema es que le han estado dando municiones a Obama”, dijo Greg Geraghty, de 44 años, un inspector de calderas que vino a la fábrica Gregory a verlo a Romney personalmente. Geraghty todavía estaba indeciso entre Romney y Gingrich. “No entiendo por qué no ven eso y no pueden de alguna manera unirse”, dijo.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

El ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney espera una buena performance en las primarias de hoy.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.