SOCIEDAD › IMAGENES SEXUALES TOMADAS EN UNA IGLESIA Y SUBIDAS A FACEBOOK

Una sesión de fotos que desató un escándalo

 Por Carlos Rodríguez

En la ciudad mendocina de General Alvear, cabecera del departamento del mismo nombre, se produjo un gran revuelo por la publicación, en una dirección de Facebook, de un par de fotos en las que aparece un joven en paños menores y en poses obscenas. La descripción carecería de toda relevancia –si se toman en cuenta algunos materiales que suelen verse en las redes sociales– si no fuera porque el protagonista y su novia fotógrafa hicieron las tomas en el interior de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, ubicada frente a la plaza principal. Lo que más disgustó a los fieles católicos de la ciudad del sur mendocino es que el joven en cuestión puso, a la altura de sus genitales, imágenes de la Virgen María y un crucifijo. Los medios locales describieron las fotos como “hot”, “burlonas” o “escandalosas”, pero podría decirse que son simplemente ridículas y de un notable mal gusto. La curia de General Alvear analiza presentar una denuncia contra los autores, basándose en el artículo 129 del Código Penal que reprime “las exhibiciones obscenas expuestas a ser vistas involuntariamente por terceros”.

La calificación del delito podría encuadrarse dado el hecho de que las fotos fueron exhibidas en Facebook y reproducidas en las páginas web de algunos medios mendocinos, aunque fueron bajadas a las pocas horas, dada la fuerte repercusión que tuvieron entre buena parte de los 46 mil habitantes que tiene el departamento de Alvear. El artículo 129 contempla la aplicación de una multa de mil a 15 mil pesos, e incluso penas de prisión de seis meses a cuatro años, en caso de que los que vieron las fotografías en forma “involuntaria” hayan sido “menores de 18 años”.

Esto abre la posibilidad de que la denuncia la presenten los padres de cualquier chico que se haya sentido escandalizado por el exhibicionismo del joven.

La primera noticia sobre el caso fue volcada, en Internet, por la radio FM Viñas 96.3, que comentó que eran fotos de “alto voltaje erótico”. La sesión de fotos se hizo dentro de la iglesia. En una de ellas el joven está rodeado de imágenes de la Virgen María y la otra habría sido registrada dentro de un confesionario, según afirmaron personas que conocen la parroquia, ubicada frente a la plaza departamental.

Hasta anoche, las autoridades de la parroquia mantenían silencio sobre lo ocurrido y, ante una consulta de este diario, se limitaron a decir que sólo se enteraron “por medio de la prensa”. De todos modos se supo que el párroco Carlos Peteira está analizando la posibilidad de iniciar acciones legales, sobre todo teniendo en cuenta que los autores, el joven que posó y la fotógrafa, serían mayores de edad.

Los comentarios enviados a los diarios locales respecto del suceso reflejan todas las posturas posibles. La mayoría de los mensajes son condenatorios: “Es una falta de respecto a la sociedad, no sólo a la Iglesia”, “¿Por qué estos ataques tan ofensivos a los católicos y nosotros sin hacer nada? Es denigrante, que Dios haga justicia”, “Tanta gente vive pidiéndoles a Dios y a la Virgen y este pelo... sacándose esas fotos” o “Te puede no gustar cualquier religión, pero burlarte... eso sí que no va”. Otros aplauden a los bromistas con frases como “Ja-ja-ja, estuvo bueno” o por medio de la ironía: “Es una lástima que no exista Dios para castigarlo”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.