EL MUNDO › SU PRINCIPAL OPOSITOR CAPRILES RADONSKI HIZO LO PROPIO EN EL ESTADO DE BOLíVAR

Chávez arrancó la campaña en caravana

El líder venezolano destacó ante sus seguidores que en los 96 días que restan hasta las elecciones se van a decidir los próximos cien años del país, “porque una revolución se vive por siglos”.

Las campañas para las elecciones presidenciales del 7 de octubre en Venezuela comenzaron ayer con un discurso del presidente Hugo Chávez y una caminata del principal candidato opositor, Henrique Capriles Radonski, ambas actividades organizadas en el interior del país. Montado en un palco instalado en el techo de un camión, el líder bolivariano recorrió unos dieciocho kilómetros, desde Mariara (en el estado central Carabobo) hasta Maracay –capital del vecino estado Aragua– encabezando una caravana de vehículos, arropado por el clamor de una multitud de simpatizantes, todos enfundados mayormente en vestimentas de color rojo. Capriles, en cambio, eligió realizar una caminata en la región de Kumarapay, en el parque nacional Gran Sabana (ubicado en el estado sureño Bolívar), habitado por etnias originarias. Chávez destacó que en los 96 días que restan hasta las elecciones se van a decidir los próximos cien años venezolanos, “porque una revolución no se puede medir en un año ni en una década, sino que se vive por siglos”.

“Nosotros llegamos aquí para hacer una revolución verdadera, la independencia, el socialismo, el poderío nacional; por ello les insisto y quiero que mi palabra se multiplique: debemos aplicarnos a fondo en estos próximos cien días y cien noches –subrayó–. Tenemos que lograr diez millones de votos, diez millones de conciencias, diez millones de corazones”, arengó Chávez ante la multitud reunida en la avenida Constitución, en Maracay, según reportó la agencia de noticias estatal AVN. No obstante, y aunque se mostró seguro de darle a la burguesía otro fulminante nocaut, el mandatario les envió un claro mensaje a sus seguidores al advertirles que no deben caer en triunfalismos. El jefe de Estado, que dirige los destinos de Venezuela desde febrero de 1999 y en octubre buscará su tercera reelección consecutiva, prometió que antes de que finalice el próximo período presidencial (2013-2019) la pobreza habrá quedado erradicada en el país caribeño. “Más del 60 por ciento de la población vivía en pobreza, más del 20 por ciento vivía en la miseria más espantosa, pero en los últimos seis años hemos logrado disminuir la pobreza en más de la mitad, y aunque hoy está cercana al 25 y 27 por ciento, todavía tenemos una batalla dura que librar”, reconoció el mandatario. “Lo más que tenemos que cuidar hoy, y sobre todo en esta campaña y en la batalla del 7 de octubre, no es lo que hemos logrado, sino lo que podemos lograr en los próximos seis años, en los próximos diez años, en los próximos veinte años”, sugirió Chávez.

Por su parte, Capriles se dedicó a resaltar en su discurso su deseo de comenzar la campaña electoral en comunidades olvidadas por el gobierno para llevarles un mensaje de cambio y de reunificación de los venezolanos. “Toca hoy, casi 14 años después del inicio del gobierno, hacer el balance, pensar si estamos mejor o peor; yo ese juicio se los dejo a los venezolanos”, dijo el gobernador del estado de Miranda. Asimismo, subrayó que en su opinión Venezuela merece estar mejor.

El principal candidato de la oposición que enfrenta a Chávez señaló que quiere ser presidente de todos los venezolanos para trabajar por el reencuentro del país, actualmente dividido entre partidarios y opositores de Chávez. “Mi compromiso es con todos, no tengo ataduras con ningún partido y sí un solo compromiso, con ustedes; pido que el poder nunca nos enferme y nunca perdamos la realidad”, porque “los que hoy tienen el poder no van a donde está el pueblo, le movilizan al pueblo a donde están ellos”, afirmó. Además, acusó al oficialismo de imponer un estilo de gobierno que se puede resumir en amenazas, insultos y miedo, y consideró que su compromiso es con los más pobres y los más olvidados.

Aunque son ocho los aspirantes oficialmente inscriptos ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), se descuenta que uno de ellos, Rafael Uzcátegui, secretario general del partido Patria para Todos, resignará su candidatura porque ya anunció su respaldo y el de su organización a la postulación de Chávez. De cualquier modo, todas las encuestas anticipan que la elección será un virtual mano a mano entre Chávez y Capriles. Institucionalizar la República Cristiana de Venezuela es la prioridad de Luis Reyes, candidato por el partido Organización Renovadora Auténtica (ORA), quien apuesta a un país “cimentado en el amor, la paz, la fe y la esperanza”. El evangélico practicante de 51 años y ex funcionario gubernamental se considera el candidato mejor preparado académicamente y critica a Capriles y Chávez por encarnar dos caras de la misma moneda: “El capitalismo salvaje y el socialismo primitivo, la polarización de lo malo y lo más malo, de lo corrupto y lo más corrupto”.

Otra aspirante es María Bolívar, de 37 años, propietaria de la panadería Mayami y líder del Partido Democrático Unidos por la Paz y la Libertad (Pdupl). Comerciante y madre de dos hijos, Bolívar se define como una mujer “de mucho hacer y muy poco hablar” y se muestra confiada de lograr más votos que Chávez y Capriles en las elecciones del 7 de octubre. “Seré la primera mujer presidenta de Venezuela, estoy segura. Creo en mi persona y lo he luchado muchísimo”, señaló la candidata del estado petrolero del Zulia, quien reconoce que apoyó por muchos años al actual mandatario.

Compartir: 

Twitter
 

Chávez estuvo subido a un palco instalado en el techo de un camión.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.