EL MUNDO › EL REFERENDUM PARA DECIDIR LA DESTITUCION DE TRAIAN BASESCU FRACASO POR LA BAJA PARTICIPACION

Se mantuvo con pinzas el líder rumano

Más del 80 por ciento votó contra el mandatario, cada vez más impopular por haber aplicado un duro programa de recortes. Sin embargo, la baja asistencia a las urnas hizo que la consulta perdiera validez.

El referéndum en Rumania para decidir sobre la destitución del presidente Traian Basescu fracasó por la poca participación electoral, según señalaron las proyecciones difundidas por la Comisión Electoral. De este modo, el cuestionado jefe de Estado permanecerá al frente del Ejecutivo rumano. La asistencia a las urnas se ubicó en el 45,92 por ciento, manteniéndose por debajo del 50 por ciento más uno de los votos necesarios para remover al líder conservador. El margen de error de esas estimaciones es de alrededor del 3 por ciento. Dos encuestadoras, CCSB y Operations Research, también aseguraron previamente que la cifra registrada era inferior. El resultado definitivo se conocerá hoy.

“Los rumanos rechazaron el golpe de Estado de los 256 parlamentarios liderados por Victor Ponta (primer ministro) y Crin Antonescu (presidente interino)”, dijo Basescu, exultante. Sin embargo, según los sondeos, más del 80 por ciento votó contra el presidente durante la consulta.

Por otra parte, los socialistas que responden al premier Ponta manifestaron que, según sus conteos, el referéndum sería válido, ya que habrían votado más de 9,2 millones de personas. Al mismo tiempo, Ponta llamó indirectamente a Basescu a que renuncie. “Cualquier político que diga que puede ignorar el voto de 9 millones de rumanos está aislado de la realidad”, manifestó. La disputa de poder entre el presidente Basescu y el premier Ponta ya lleva meses. Las autoridades del primer ministro socialista previeron un extenso día de votación, con locales electorales abiertos hasta las 22 (hora local).

Los seguidores de Basescu hablan de un golpe de Ponta, quien apartó al Tribunal Constitucional del caso y convocó el referéndum. El impopular presidente los había convocado a boicotear la votación. “Les pido a mis simpatizantes: votos por mí no nos ayudan. Lo único que nos ayuda es que se queden en casa”, afirmó antes de la jornada electoral. Un duro programa de recortes impulsado por el ex capitán de la marina mercante lo catapultó a niveles elevados de impopularidad. Su segundo mandato finaliza en 2014 y, según determina la Constitución rumana, ya no podrá presentarse a un tercer período. El proceso de destitución iniciado en contra de Basescu, en el cargo desde 2004, fue encabezado en mayo por el gobierno de coalición que conforman socialistas y liberales.

Ambos partidos argumentan que Basescu se atribuyó tareas que lo exceden en la función que representa y que por tanto infringió la carta magna de su país. El presidente interino, Crin Antonescu, declaró que la mayoría de centroizquierda respetará las decisiones de la Corte Constitucional, que debe validar o no el referéndum sobre la destitución de Basescu. “Actuaremos sobre la base del respeto de todas las instituciones habilitadas, sea la Oficina Electoral central o la Corte Constitucional”, indicó Antonescu apenas cerraron los colegios electorales.

Compartir: 

Twitter
 

El cuestionado Traian Basescu celebró su permanencia en el poder.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared