EL MUNDO › EL BANCO CENTRAL EUROPEO IMPONE CONDICIONES A LA COMPRA DE DEUDA SOBERANA

Sin rescate no hay ayuda para España

Las declaraciones de Draghi, presidente del Banco Central Europeo, decepcionaron a los mercados, que esperaban una señal mucho más contundente, como un claro anuncio de compra de deuda soberana de España e Italia.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, prometió ayer la esperada compra de deuda soberana, pero dejó en claro que esa entidad monetaria sólo tomará esa iniciativa en caso de que un país con dificultades financieras solicite ayuda a los fondos de rescate europeos. En rueda de prensa, tras la reunión del Consejo de Gobierno, en la que se decidió mantener los tipos de interés en el 0,75 por ciento, Draghi aseguró que el BCE comprará bonos con vencimiento a corto plazo. El funcionario se refirió a la crítica situación que atraviesa el Ejecutivo encabezado por Mariano Rajoy cuando afirmó que es el gobierno español el que debe decidir si acude al fondo de rescate temporal, llamado Fondo Europeo de Estabilidad Financiera.

Por otra parte, reconoció los progresos que hizo España en materia de consolidación fiscal y consideró que ese país tiene un programa de reformas significativas en marcha. “El Consejo de Gobierno puede considerar tomar más medidas de política monetaria no convencionales acordes con lo que es requerido para reparar el mecanismo de transmisión de la política monetaria”, manifestó el titular del BCE.

Si bien ahora lo hará sólo a través de los fondos de rescate, el organismo financiero utilizó en el pasado esa fórmula para defender la introducción y reactivación del programa de compra de deuda soberana de países con dificultades de financiación en el mercado secundario. “En las próximas semanas diseñaremos las modalidades apropiadas para estas medidas de política monetaria no convencionales”, adelantó Draghi. Asimismo, explicó que el Consejo de Gobierno tomó esa decisión por unanimidad, pero con una reserva, en alusión al Bundesbank. Las declaraciones de Draghi decepcionaron a los mercados, que esperaban una señal mucho más contundente, como un claro anuncio de compra de deuda soberana de España e Italia.

Al comienzo de la rueda de prensa, el euro subió y superó la barrera de 1,24 dólar, pero después cayó con fuerza un centavo de dólar hasta 1,2138 dólar. Las bolsas europeas, sobre todo la de Madrid, cayeron. La prima de riesgo española volvió a subir con fuerza tras la intervención de Draghi. “El Consejo de Gobierno de la entidad discutió hoy (por ayer) una posible bajada de los tipos de interés, pero decidió que no es el momento adecuado”, evaluó. Y manifestó que el Consejo de Gobierno discutió ampliamente las opciones políticas “para afrontar el severo mal funcionamiento en el proceso de formación de precios en los mercados de bonos de los países de la Zona Euro”.

Asimismo, el presidente del BCE observó que las primas de riesgos de la deuda soberana de numerosos países son excepcionalmente elevadas y que la fragmentación financiera impide el funcionamiento efectivo de la política monetaria. “Los gobiernos deben estar preparados para activar los fondos de rescate temporal y permanente FEEF/MEDE en el mercado de bonos cuando existan circunstancias excepcionales en el mercado financiero y riesgos para la estabilidad financiera, con estricta y efectiva condicionalidad, en línea con las pautas establecidas”, dijo Draghi. “El BCE, dentro de su mandato de mantener la estabilidad de precios a medio plazo, puede comprometerse rotundamente a abrir las operaciones de mercado abierto en una cantidad adecuada para alcanzar su objetivo”, admitió.

Por otra parte, los jefes del gobierno de España, Mariano Rajoy, e Italia, Mario Monti, no dieron pistas si accederán a la ayuda al fondo europeo de rescate temporal para que el BCE retome las compras de deuda y calme a los mercados. Ambos se reunieron ayer en Madrid, en coincidencia con las esperadas declaraciones de Draghi. Luego de la intervención del titular del BCE, Rajoy y Monti intervinieron en una conferencia de prensa conjunta en la que valoraron como “muy positivos” algunos puntos de las declaraciones de Draghi. Entre esos aspectos, los mandatarios rescataron que el funcionario del BCE haya reconocido que puede actuar en la compra de deuda en el mercado secundario, que proclamara la irreversibilidad del euro. Consultado sobre si darán el paso sugerido por el BCE, Rajoy evitó pronunciarse y Monti dijo que su gobierno va a examinar las ayudas y las acciones de acompañamiento “para evitar las primas de riesgo excesivas que cuestan caras al país que emite la deuda”.

Compartir: 

Twitter
 

Rajoy y Monti (Izq.) eludieron comentar sobre la posibilidad de pedir un rescate.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.