EL MUNDO › EL PAPA FRANCISCO CUMPLIó 77 AñOS Y LO FESTEJó CON HOMELESS DEL VATICANO

¿Sabes quién viene a desayunar?

El Estado pontificio tiene una población de pobres sin techo que viven en las arcadas de los palacios y reciben las limosnas que dejan los fieles. El Papa invitó a tres a desayunar con él después de la misa matinal.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

El papa Francisco, que ayer cumplió 77 años, decidió empezar su día con la tradicional misa en la residencia de Santa Marta donde vive, pero esta vez invitó a tres linyeras que viven en la calle porque no tienen casa ni trabajo. Después los invitó a tomar el desayuno con él. Los tres aparecieron apenas esbozando una sonrisa, uno de ellos con un perrito en brazos, en una foto que los retrata en el momento en que saludan al Papa al finalizar la misa. Los hombres forman parte de un grupo de linyeras que a menudo duermen bajo las galerías que tienen algunos palacios vaticanos que se encuentran frente a la Plaza de San Pedro y a los que suele ayudar monseñor Conrad Krajewski, el limosnero pontificio, una figura que asiste al Papa para bien usar las limosnas que los fieles dejan en las iglesias para ayudar a los pobres.

“¿Les gustaría ir a la fiesta de cumpleaños de papa Francisco?”, les preguntó Krajewski ayer muy temprano a los vagabundos, un checo, un eslovaco y un polaco, de unos 40 años o más. Los hombres dudaron un instante, pero luego pusieron sus pocas cosas en el baúl del auto del limosnero y partieron a la Casa Santa Marta. Muchos los recibieron con cara de sorpresa, pero con simpatía. Esperaron que terminara la misa, concelebrada por el Papa y el cardenal Angelo Sodano, decano del Colegio Cardenalicio, y saludaron a Francisco.

De la misa participó ayer, por expreso deseo del Papa para así subrayar el sentido familiar de la celebración, el personal de la casa Santa Marta y su director, monseñor Battista Ricca. También estuvo presente el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin –virtual primer ministro de la Santa Sede–, quien le deseó felicidades en nombre de todo el personal de su secretaría.

Los vagabundos tenían un regalo para el Papa, según contó el diario vaticano L’Osservatore Romano: un ramo de girasoles y uno de ellos hasta comentó “vale la pena ser un vagabundo porque así te recibe el Papa”. El pontífice había quedado muy acongojado cuando supo que la semana pasada un vagabundo murió en el gigantesco estacionamiento de varios pisos que el Vaticano tiene en el Gianicolo, prácticamente enfrente de San Pedro. Y también cuando supo que ayer otros dos polacos, sin morada fija, habían muerto en Roma y en Ferrara, dijeron sus allegados.

En la foto, que distribuyó el servicio fotográfico vaticano a todo el mundo, se lo ve sonriente al papa Francisco saludando a los vagabundos. La Santa Sede, como no solía hacer hasta ahora, decidió desearle feliz cumpleaños al papa de varias maneras. Los periodistas, entre otros, se sorprendieron al abrir por ejemplo el portal de Internet de la Santa Sede porque apareció durante todo el día una tarjeta con la cara de Francisco y una frase de augurios y de feliz cumpleaños. Con un video distribuido gratuitamente a todo el mundo, que recordó los momentos más importantes desde su elección, a mediados de marzo pasado, la televisión vaticana celebró por su parte el cumpleaños del Pontífice. Todas éstas son manifestaciones de afecto que no se habían visto de modo tan claro en los dos papados precedentes.

El presidente de la República, Giorgio Napolitano, quiso asimismo saludar al pontífice enviándole un mensaje. “Espero tener la oportunidad de encontrar de nuevo a Su Santidad y poder profundizar juntos algunos temas de común interés en este momento tan delicado de la vida nacional y europea”, escribió Napolitano. Por otra parte, cientos de augurios de feliz cumpleaños llegaron por Twitter. “Feliz cumpleaños, Santo Padre. Hace poco que lo conocemos pero ya nos ha llegado al corazón”, escribieron algunos.

Y los llamados “papaboys”, los fervientes seguidores del pontífice, iniciaron el lunes una jornada de 24 horas de plegaria en la iglesia de San Lorenzo en Piscibus, de Roma. Respondieron a este llamado numerosas organizaciones católicas que se fueron pasando la posta durante las 24 horas que duraron los rezos. Pero otros lo celebraron a su manera, como el bailarín de tango argentino Miguel Angel Zotto, que hizo un espectáculo en el Auditorium de la Música de Roma y, dado que era el cumpleaños del Pontífice, decidió que el dinero recaudado fuera entregado en beneficencia.

Hoy miércoles, día de audiencia general en la Plaza de San Pedro, el Papa podría recibir el saludo de la delegación del club San Lorenzo, que el domingo ganó el campeonato argentino de fútbol y que viajó a Roma para encontrarlo y mostrarle la copa tan ansiada al más prestigioso hincha del club.

Compartir: 

Twitter
 

Francisco con los tres homeless seleccionados por el obispo Krajewski, limosnero pontificio.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.