EL PAíS › ENTREVISTA A ZAIDA GATTI

Funcionaria y testigo

 Por Carlos Rodríguez

“Estoy contenta por el fallo de la Corte de Tucumán y por los argumentos del fallo, que ha tomado punto por punto lo que se había expuesto en la audiencia y también lo que se había volcado en el pedido de jury de enjuiciamiento a los jueces que habían absuelto a los trece imputados” en el juicio oral por el caso Marita Verón, en diciembre del año pasado. En diálogo con Página/12, Zaida Gatti, titular del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata, expresó su satisfacción por la condena de diez de los trece imputados, aunque se manifestó “asombrada” por la absolución de los hermanos Víctor y María Jesús Rivero “porque sus nombres habían sido citados en muchos de los testimonios que se escucharon en el juicio”.

“Es muy importante que la Corte tucumana haya calificado lo ocurrido con Marita Verón como un caso de trata de personas y que en el fallo que deja sin efecto la absolución se hayan citado como antecedentes un convenio de 1949 contra la explotación sexual y la trata y que se haya citado el Protocolo de Palermo de 2002, el mismo año en el que se produjo la desaparición de Marita Verón, porque eso fortalece hacia el futuro la investigación del delito de trata de personas.”

–¿Qué opinión tiene sobre el fallo de la Corte de Tucumán?

–Todavía no lo pude leer en su totalidad, pero lo que he visto me ha impresionado favorablemente. Es muy interesante la crítica de la Corte al fallo absolutorio en el que se reconocía que los jueces sabían que se estaba dejando libre a una red de trata. También es muy importante que se haya tenido en cuenta a las víctimas de trata, descalificadas por el Tribunal Oral, que desechó sus denuncias alegando que los relatos tenían imprecisiones respecto de algunos nombres o en las fechas en las que ocurrieron algunos de los hechos denunciados.

–¿Qué es lo que pasa por la mente de una mujer que ha sufrido este tipo de delitos cuando tiene que enfrentarse en un juicio con las mismas personas que las explotaron?

–Es una situación muy traumática, que no pasa sólo por el miedo, aunque es muchísimo el miedo que sienten. Yo, como psicóloga experta en violencia de género, declaré cuatro horas y media frente al Tribunal Oral para explicarles a los jueces los efectos del estrés postraumático que sufren estas mujeres que han vivido situaciones espantosas y que en algunos casos hasta han tenido que presenciar asesinatos y aberraciones. Por suerte, ahora los miembros de la Corte se han tomado el trabajo de leer todos los argumentos y tuvieron en cuenta las cuestiones que fueron expuestas en el juicio y no fueron tomadas por los miembros del Tribunal Oral.

–¿Cómo analizan, desde el Programa Nacional de Rescate de las Víctimas de Trata, los fallos que se han dado en distintos puntos del país en los casos que llegan a juicio oral?

–Por lo general, no llegan a las condenas esperadas. Esto está directamente relacionado con la falta de capacitación y de sensibilización con el tema de parte de los miembros del Poder Judicial. Esto se advierte en la distancia abismal que mantienen los jueces ante las mujeres que han sido víctimas de trata. El que juzga y las víctimas pertenecen a estratos sociales totalmente diferentes. Muchos piensan que una mujer humilde, que no ha tenido la posibilidad de acceder a la educación, es incapaz de hacer otra cosa que trabajar en un taller de costura en pésimas condiciones o directamente caer en la prostitución. La cultura patriarcal parece no querer asumir la existencia de redes de trata que se dedican a la explotación sexual y que las mujeres son víctimas de un delito. De todos modos, hubo fallos importantes para destacar.

–¿Recuerda alguno que valga la pena mencionar?

–En diciembre de 2011, en Rosario, en una causa con tres imputados, los tres fueron condenados a 14 años de cárcel. Lo importante fue que las víctimas no querían declarar ante los acusados y el tribunal hizo lugar al pedido. Los retiraron de la sala y las víctimas fueron asistidas, en la sala, por una psicóloga que las acompañó durante la declaración. Este fallo de la Corte de Tucumán también es muy importante, aunque me sigue asombrando que hayan confirmado las absoluciones de los hermanos Rivero, porque creo que hubo muchos testimonios que los incriminaron.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.