CIUDAD › REYERTA Y VIOLENCIA

En pleno centro

 Por Sonia Tessa

Con la sangre chorreando de su cara, una persona discapacitada fue violentada ayer poco después de las 16.30 en San Lorenzo y Mitre, por efectivos de la Patrulla de Intervención Urbana, que incluso increparon a una mujer que atinó a grabar con su celular lo ocurrido. El hombre, de apellido Felipe, 31 años, había herido con una botella de vidrio rota a uno de los dos jóvenes que cuidan motos en la cuadra, Mauricio Luna, también de 31 años y muy apreciado por los vecinos de la zona. El joven pidió la intervención policial y ahí empezó un forcejeo cuya descripción varió según quién lo contara. Los efectivos policiales arguyeron que el esposado, tirado en el suelo, había agredido a otra persona. Mientras tanto, desde el piso, el mentado se defendía como podía, con la cara desfigurada y un ojo totalmente hinchado. "El pibe ese siempre nos está acusando de querer robarle la mochila, no me iba a dejar pegar", llegó a gritar, mientras los efectivos lo conminaban a callarse. "Siempre está drogado, hay que matarlo", se indignaban algunos vecinos. Felipe forma parte de un grupo de personas que se instalan en esa esquina, y otras céntricas, y aspiran pegamento, en una situación de total abandono. Además, usa muletas.

El episodio comenzó con una pelea de Felipe con Diego y Mauricio Luna, dos jóvenes que cuidan motos en Mitre entre San Lorenzo y Urquiza. "Siempre se están drogando y robándole a la gente", dijo Diego, exaltado. Según coincidían todos los presentes, Felipe había herido con una botella rota a Mauricio. "Hace una semana, me habían dicho que esta gente quería robarles la mochila, y yo fui a encararlos. Trabajo en El Cairo y siempre les dejo mi moto a ellos (por los Luna), les tenemos mucha confianza", salió uno de los trabajadores de la zona a confirmar la versión de Diego, el hermano del herido. Mientras tanto, a Mauricio lo suturaban en el móvil 10 del Servicio Integrado de Emergencias Sanitarias (SIES), y lo llevaron a un hospital. En cambio, Felipe fue trasladado a la comisaría 3.

El momento más álgido fue cuando los efectivos del móvil 5433 llegaron a pedido de Mauricio. Según una testigo, muy conmovida por lo ocurrido, Felipe --que no puede caminar-- comenzó a defenderse de patadas y agresiones policiales. Había dos efectivos jóvenes, un hombre y una mujer. El agente fue golpeado en la nariz por Felipe cuando tiró su muleta para impedir que le siguieran pegando. Incluso, aseguró la testigo, Felipe fue ahorcado por el policía. Lo más llamativo fue la arenga de los vecinos de la zona para "matar" al agresor. "Hirió a un pibe de trabajo, hay que matarlo", fue una frase repetida en varias bocas, en defensa de la tarea policial. Uno de los vecinos --que no quiso dialogar con Rosario/12-- trató de impedir la foto que ilustra esta nota, en la que se ve a Felipe inerme en el suelo, esposado por la espalda, sin ninguna atención especial por su condición de discapacitado.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.