EL MUNDO › HOY SE CONOCERá LA RESOLUCIóN DE LA CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA

Perú y Chile esperan el fallo

El tribunal de La Haya hará pública la sentencia que establecerá la delimitación de la frontera marítima entre ambos países. Lima reclama 35 mil kilómetros cuadrados de mar actualmente bajo soberanía chilena.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya divulgará hoy el fallo que fijará la delimitación definitiva de la frontera marítima entre Chile y Perú. Este límite pondrá fin al proceso iniciado en 2008, cuando Lima reclamó 35 mil kilómetros cuadrados de mar actualmente bajo soberanía de Santiago. La lectura del fallo está prevista para las 15 (11 hora de la Argentina) y será transmitida en vivo por televisión. Los presidentes chileno y peruano, Sebastián Piñera y Ollanta Humala, escucharán la sentencia en las respectivas sedes de sus gobiernos y, según anunciaron días atrás sus cancilleres, Alfredo Moreno y Eda Rivas, harán declaraciones simultáneamente un rato después.

La resolución será inapelable pero no tendrá plazo determinado para su implementación. Según la demanda peruana, presentada el 16 de enero de 2008 –su presidente era por entonces Alan García–, la frontera marítima debe iniciarse en el Punto Concordia, donde el límite terrestre llega al mar, de conformidad con el tratado de 1929 y dictámenes de la Comisión Mixta de Límites de 1929-30. Chile, en cambio, sostiene que el límite marítimo ya fue fijado por esa Comisión y refrendado por la Declaración de Santiago, en 1952, y el tratado de 1954, en Río de Janeiro, por el cual la línea divisoria surge de un paralelo desde el Hito 1, establecido 150 metros al norte de lo propuesto por Lima.

Perú replicó que esos instrumentos son apenas convenios para regular la actividad pesquera en la zona y no tratados de límites, y reclamó tanto que la frontera marítima sea fijada en una línea equidistante a las costas de ambos países como el reconocimiento de sus derechos soberanos sobre las 200 millas marinas.

Por lo tanto, el tribunal que preside el diplomático eslovaco Peter Tomka deberá resolver si existe o no un tratado de límites, de dónde parte la frontera marítima y si el triángulo externo que reclama Perú le corresponde efectivamente o es de altamar, como se consideró hasta ahora y defiende Chile. El gobierno peruano llegó al tribunal de La Haya luego de varios intentos para resolver el diferendo de manera bilateral.

En 1986, durante el primer mandato de García, Lima solicitó a Santiago iniciar negociaciones para establecer los límites marítimos entre ambos países, pero no obtuvo respuesta. Ambos gobiernos declararon en múltiples ocasiones que acatarán el fallo de hoy, aunque advirtieron que llevará tiempo implementarlo.

La controversia tiene lugar en medio de la tradicional rivalidad entre ambos países, proveniente de la Guerra del Pacífico de 1879-83, en la que Chile derrotó a la coalición de Bolivia-Perú y se apropió de amplios territorios que hasta entonces habían pertenecido a estas dos naciones, como la provincia boliviana de Antofagasta –que incluía la salida al mar perdida por La Paz– y la peruana Tarapacá.

Pero el diferendo también ocurre en el mejor momento histórico de la relación bilateral, tanto política como económica y comercial, cuando ambos países integran bloques regionales como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Alianza del Pacífico.

No obstante, la presentación de la demanda tensó en su momento la relación y Chile congeló inicialmente los mecanismos de cooperación, hasta que Piñera, quien asumió el gobierno en 2010, propuso aislar el diferendo limítrofe y privilegiar el vínculo comercial.

A la espera del fallo, el ambiente era más tranquilo y optimista en Perú que en Chile, según lo reflejó en los últimos días la prensa de ambos países. De hecho, Rivas afirmó que la sentencia será favorable para Perú en cualquier escenario, según reprodujo el diario Perú/21, mientras el gobierno chileno guardó silencio en las últimas horas.

En tanto, la presidenta electa de Chile, Michelle Bachelet –que encabezaba el gobierno en el momento en que Perú presentó la demanda ante la CIJ y volverá al cargo el 11 de marzo–, hizo saber que escuchará el fallo junto a los miembros del comité político de su gabinete ya designado. Asimismo, el ex canciller Juan Gabriel Valdés opinó que el fallo puede ser un trampolín para una nueva relación con Perú, reflejó el diario El Mercurio.

Compartir: 

Twitter
 

La ciudad de Arica, fronteriza con Perú, se mantuvo en calma a la espera de que se conozca el fallo.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.