EL MUNDO › EL 12 DE OCTUBRE, LA FIESTA NACIONAL DE ESPAñA Y DEL ANTISOBERANISMO

España celebró la fecha más polémica

Miles de personas contrarias a la independencia de Cataluña colmaron el centro de Barcelona con el reclamo de una España unitaria. Grupos de izquierda también alzaron su voz bajo el lema “12 de octubre, nada que festejar”.

 Por Flor Ragucci

Desde Barcelona

Mientras que en nuestro continente hace tiempo que se tiene claro que el aniversario de la Conquista de América no es motivo de festejo, en España este 12 de octubre se celebró por todo lo alto. En Madrid, los flamantes reyes presidieron un desfile militar que costó 800 mil euros y reunió a los dirigentes del Partido Popular (PP) y el Partido Socialista (PSOE); y en Barcelona, la céntrica Plaza Cataluña acogió a decenas de miles de personas en un acto a favor de la unión de España y Cataluña. El Día de la Hispanidad sirvió de excusa a la organización antisoberanista Societat Civil Catalana (SCC) que, bajo el lema “12 d’octubre, l’Espanya de tots” (la España de todos), convocó a la concentración como demostración de fuerza de los sectores que en Cataluña no apoyan la consulta del 9 de noviembre.

“La mayoría de los catalanes no quiere ser obligada a escoger”, arrancó Joaquim Coll, vicepresidente de SCC. A lo que la gente respondió eufórica “es España, Cataluña”. Así comenzaba el acto en una plaza abarrotada de personas de todas las edades y procedencias, muchas de ellas venidas en los más de cien micros que la organización fletó desde otras localidades de la comunidad. La Municipalidad de Barcelona cifró en 38 mil los asistentes a la concentración, número que superaría el del año pasado (30 mil personas, según el consistorio) y que convierte a la celebración de la Fiesta Nacional de España en uno de los puntos cumbres de la campaña que Societat Civil Catalana, junto a los partidos políticos que rechazan la consulta, llevada a cabo a toda marcha desde que se presentara oficialmente, el pasado 23 de abril (día de la fiesta catalana por excelencia, el Sant Jordi).

Con la intención de darle voz a lo que ellos denominan “la mayoría silenciosa”, la entidad se transformó en la cabecera del movimiento contrario a la independencia de Cataluña y a la eventual votación del 9 de noviembre. Pero no están solos y tampoco lo estuvieron ayer en el centro de Barcelona. La presidenta del Partido Popular de Cataluña (PPC), Alicia Sánchez-Camacho, y los dirigentes de otras agrupaciones anticonsulta no sólo estuvieron presentes en el acto, sino que ya desde las once de la mañana se reunieron enfrente de la célebre casa de Gaudí, La Pedrera, para marchar con todos sus militantes y desplegar una bandera española y catalana gigante donde muchos simpatizantes populares portaron remeras azules (el color de la agrupación) con el lema del partido “Gente legal”. Alicia Sánchez-Camacho aprovechó ese momento para pedirle al presidente catalán, Artur Mas, que “escuche a la Cataluña que reivindica, este acto es la demostración de que Barcelona es el corazón de España en el 12 de octubre; es la capital sentimental de España”.

La euforia también salía de las pantallas gigantes ubicadas a ambos lados de la plaza y de los cientos de parlantes que propagaban por las calles centrales de Barcelona el discurso de los representantes de Societat Civil Catalana. Joaquim Coll empezó el acto celebrando que “somos cientos de miles de personas las que estamos rompiendo el muro de silencio” y remarcando, orgulloso, que en la plaza estaba presente “esa Cataluña que se siente España sin complejos”. “No tenemos vergüenza de decir lo que somos: catalanes, españoles y europeos –prosiguió el vicepresidente de SCC–, y estamos aquí para defender una causa: ¡libertad!” aclamó, ante los vítores del público.

Joaquim Coll insistió en que “nosotros no defendemos que Cataluña pertenece a España, en un sentido posesivo, sino que España pertenece también a los catalanes y no vamos a renunciar a ella porque sería renunciar a nosotros mismos”. La misma opinión compartían muchos de los asistentes al acto en la plaza, como por ejemplo Arturo, de la localidad vecina a la capital, Castelldefels, que reivindicaba que “Cataluña es España, es de todos, igual que Andalucía o Galicia”. “No podemos dejar que nos roben Cataluña”, subrayaba este hombre de 50 años que vino especialmente a Barcelona para la concentración.

El evento organizado por Societat Civil Catalana cerró con el himno español, tras un discurso final del presidente de la entidad, Josep Ramon Bosch, que instó a la Generalitat a frenar un debate que considera “dramático”. “Quieren que partamos nuestro país, pero nuestro deseo es que dejemos los debates absurdos para volver a la cordura y la sensatez”, proclamó Bosch, siempre con el respaldo de los partidos antisoberanistas, PPC, Ciutadans y UPD.

Quienes decidieron no participar de la convocatoria, pese a también ser contrarios a la consulta del 9N por considerarla –como el gobierno de Rajoy– inconstitucional, fueron los socialistas. “Nuestro partido no lo ha celebrado nunca y es verdad que, para muchos catalanes, el 12-O no es una fiesta”, aseguró hace unos días el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

Por su parte, el movimiento Unitat contra el Feixisme i el Racisme (Unidad contra el fascismo y el racismo) y la Plataforma Antifeixista (antifascista), también congregó a más de 200 personas en Barcelona para salir a la calle al grito de “12 d’octubre, res a celebrar” (“nada que celebrar”). Los manifestantes no pudieron llegar demasiado lejos porque, como cada año, a pocos metros se reunían también los grupos de ultraderecha para pronunciarse a favor de la unidad de España y contra el independentismo. En la montaña de Montjuic, cerca de 300 personas de fuerzas como Democracia Nacional, Alianza Nacional, la Falange, División Europa y Nudo Patriótico Español enarbolaron consignas como “la consulta la reventaremos” o “separatistas, terroristas” y coronaban así el mediodía de este domingo 12 de octubre tan controvertido en Barcelona.

Compartir: 

Twitter
 

Ultraderechistas y antisoberanistas marcharon ayer por el centro de Barcelona.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice
  • MORALES FUE REELECTO CON EL 61 POR CIENTO DE LOS VOTOS; DORIA MEDINA QUEDO SEGUNDO, CON EL 24 POR CIENTO
    Evo ganó y tendría los dos tercios
    Por Sebastián Ochoa
  • EL 12 DE OCTUBRE, LA FIESTA NACIONAL DE ESPAñA Y DEL ANTISOBERANISMO
    España celebró la fecha más polémica
    Por Flor Ragucci
  • RECAUDARON CINCO MIL MILLONES DE DOLARES
    Una ayuda para Gaza
  • LA ECOLOGISTA BRASILEñA RESPALDARA EN EL BALLOTTAGE AL CANDIDATO SOCIALDEMOCRATA
    Marina anunció su apoyo a Aécio Neves

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.