EL MUNDO › REVELARON UNA ESTAFA DE DONACIONES JAPONESAS

Dos ONG llamadas Fujimori Inc.

 Por Carlos Noriega

Página/12
en Perú
Desde Lima

La situación legal del ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000), ahora refugiado en Tokio, donde intenta evitar su extradición amparándose en su supuesta nacionalidad japonesa (y donde ayer publicó su autobiografía en japonés, negando todos los delitos que se le imputan), sigue complicándose. El diario La República ha revelado la existencia de tres cheques girados a nombre de Fujimori que demuestran que el ex presidente peruano cobró en efectivo más de 175.000 dólares de dinero donado al Perú por diversas instituciones japonesas y que debieron servir para la construcción de escuelas y otras obras en los sectores más pobres del país. De otro lado, el descubrimiento de certificados bancarios hasta ahora desconocidos, ha puesto en evidencia que más de un millón de dólares de esas donaciones fue desviado a las cuentas de otros miembros de la familia Fujimori.
Al iniciar su gobierno en 1990, Fujimori y su familia constituyeron dos Organizaciones No Gubernamentales (ONG), Apenkai y Aken, para canalizar y administrar las donaciones enviadas desde el Japón, las que se multiplicaron al saberse que un hijo de japoneses había llegado a la presidencia del Perú. Fueron el cuñado de Fujimori, Víctor Aritomi, embajador del Perú en Tokio entre 1991 y 2000, y su esposa Rosa Fujimori, los encargados de recolectar el dinero de las donaciones japonesas y enviarlo a Lima a diversas cuentas bancarias. Este proceso fue realizado por la familia Fujimori sin fiscalización alguna. De ese fondo japonés que manejaban Rosa Fujimori y su esposo Víctor Aritomi salió el dinero que el ex presidente Fujimori cobró, entre septiembre de 1996 y junio de 1997, en el Norbank del Perú, con tres cheques que sumaban un total de 175.648 dólares. Pero el desvío de las donaciones japonesas no se quedó ahí. La hermana del ex presidente Fujimori abrió en el mismo Norbank, entre octubre de 1996 y mayo de 1998, siete certificados a plazo fijo, que eran renovados cada tres meses, a nombre de su madre, Matsue Fujimori, por un total de 558 mil 115 dólares. También se han detectado cuatro certificados a plazo fijo que Rosa Fujimori abrió a su propio nombre en el mismo banco y que sumaban 553 mil 292 dólares.
El congresista Ernesto Herrera, quien presidiera una comisión investigadora del Parlamento sobre la corrupción en el gobierno fujimorista, señaló que sus investigaciones llegaron a determinar que las ONG Apenkai y Aken manejaron al menos 20 millones de dólares de donaciones japonesas durante los 10 años que duró el gobierno de Fujimori. “De todo ese dinero, más de un millón y medio de dólares no ha podido ser sustentado”, aseguró Herrera. La comisión parlamentaria que presidió el congresista Herrera solicitó, sin éxito, que se levante el secreto bancario de la familia Fujimori en Japón y otros países. La Fiscalía de la Nación espera tener mejor suerte en su pedido para que 80 bancos japoneses levanten el secreto bancario de Fujimori, su cuñado Víctor Aritomi, y los familiares directos de ambos. Aunque insiste en negar los cargos de corrupción en su contra, hasta ahora Fujimori no ha podido explicar el origen del dinero con el que solventa los abultados gastos de su dorado refugio en uno de los barrios más lujosos de Tokio. Las autoridades peruanas también le están exigiendo que demuestre de dónde sacó el dinero para pagar los estudios de sus cuatro hijos en costosas universidades norteamericanas.

Compartir: 

Twitter
 

Fujimori en exilio dorado.
Nadie sabe con qué lo paga.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared