EL MUNDO › DOS HOMBRES PLANEABAN EMULAR EL ATAQUE CONTRA CHARLIE HEBDO

“Iban a dispararle a la gente”

Dos hombres fueron abatidos en Texas, luego de que atacaran una exhibición de caricaturas de Mahoma. El evento ofrecía un premio de 10.000 dólares para la mejor obra de arte o dibujo que representara al Profeta.

 Por Andrew Buncombe *

Desde Nueva York

El espectro del extremismo islámico local nuevamente está confrontando a Estados Unidos después de que dos hombres armados –al menos uno de ellos era un partidario del Estado Islámico (EI)– fueran asesinados a tiros después de atacar una exposición de imágenes del profeta Mahoma.

La policía registró ayer el edifico de departamentos Automn Ridge en Phoenix, Arizona, que se cree que es el hogar de los dos hombres que lanzaron un ataque en la noche del domingo en una muestra en Texas, organizada por un polémico grupo que pretende promover la libertad de expresión. El incidente intentó emular el ataque a la redacción de la revista Charlie Hebdo en París y otras publicaciones que han presentado imágenes del Profeta.

El evento en Texas había sido organizado por la American Freedom Defense Initiative (AFDI) y se llamó Concurso y Exhibición de Arte de Mahoma. El AFDI está presidido por Pamela Geller, que había estado previamente vinculada a campañas de afiches en los colectivos que han sido denunciadas como antimusulmanas.

Si bien la policía no ha nombrado oficialmente a los atacantes, los medios de comunicación estadounidenses nombraron a uno de ellos como Elton Simpson, un joven que se cree que hizo amenazas en las redes sociales poco antes del ataque y que había expresado su apoyo por EI. Hace cuatro años, un tribunal lo condenó por mentirle al FBI, que lo estaba investigando sobre un viaje que tenía previsto a Somalia y porque le había dicho a un informante que quería librar una guerra santa.

Geller defendió su decisión de organizar el evento, que ofreció un premio de 10.000 dólares para la mejor obra de arte o caricatura que representara al Profeta y que incluía al diputado ultraderechista holandés Geert Wilders entre sus oradores. Wilders se atribuye la misión de detener la “islamización” de Occidente. Odiado y admirado por partes iguales por su retórica antiislámica, este parlamentario de 51 años ha irrumpido en la política de Holanda, un país conocido por su tolerancia y su aceptación de la multiculturalidad.

“Esto demuestra la necesidad de tales conferencias. La jihad se está librando”, le dijo Geller a la CNN. “Hemos tenido en exhibición diversas representaciones del profeta Mahoma de los últimos 1400 años. Fue muy bien recibido. El ganador fue un ex musulmán.”

La policía dijo que los dos hombres armados habían lanzado su ataque en el Centro Culwell Curtis, un pabellón deportivo en Garland, al noreste de Dallas, alrededor de las 18.50. Llegaron en un coche oscuro, bajaron del vehículo y abrieron fuego con rifles de asalto, hiriendo a un guardia de seguridad en la pierna. Joe Harn, un portavoz del Departamento de Policía de Garland, dijo que las autoridades habían estado planeando la seguridad para el evento durante varios meses, conscientes de su potencial de controversia.

Dijo que estaban de guardia la policía, los miembros del equipo de bombas, los oficiales del FBI, los miembros de una unidad de respuesta armada y las oficiales de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos. Los organizadores habían pagado 10.000 dólares para hacer frente a los gastos de la seguridad.

Harn dijo que los dos hombres fueron muertos a tiros por un agente de tránsito. “Disparó con su pistola de servicio”, les dijo Harn a los periodistas. “Hizo un buen trabajo.”

Los informes dijeron que antes del ataque Simpson había publicado varios mensajes en una cuenta de Twitter que utiliza con una imagen de Anwar alAwlaki, el clérigo nacido en Estados Unidos islamista radical y líder de Al Qaida, que fue asesinado en un ataque con aviones no tripulados en septiembre de 2011. “Los hermanos y yo le hemos dado el bay’ah a Amirul Mu’mineen. Que Alá nos acepte como muyahidines. Hacer dua. #texasattack”, decía el mensaje de Twitter. Reuters dijo que “bay’ah” significa “juramento de lealtad” en árabe y que “Amirul Mu’mineen” se traduce como “comandante de los fieles” –un título dado a los califas y otros gobernantes musulmanes–. “Dua” significa “súplica”.

Cuando le preguntaron si consideraba que el ataque era un incidente terrorista, Harn dijo: “Estamos estudiando eso. Obviamente que iban a dispararle a la gente. Seguiremos investigando. Esta no será una investigación rápida. Tenemos sospechosos. Seguimos observando redes sociales y juntando inteligencia para estar seguros de que no hay nuevas amenazas”, comentó. Harn añadió que por el momento “no conocemos las intenciones (de los ataques), más allá de que estaban dispuestos a usar sus armas y disparar contra la policía”.

En tanto, el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, apuntó que nada puede justificar el ataque a la muestra sobre Mahoma. “No hay ninguna forma de expresión, por más que sea ofensiva, que justifique un acto de violencia”, dijo Earnest, en la primera reacción de la presidencia estadounidense sobre el episodio.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Los dos hombres fueron muertos a tiros por un agente de tránsito que usó su pistola de servicio.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.