EL MUNDO › EN ECUADOR, FRANCISCO DIJO QUE LA ATENCIóN A LAS MINORíAS MáS VULNERABLES ES LA DEUDA DE LATINOAMéRICA

Un mensaje por los más vulnerables

El Papa aconsejó encontrar en el Evangelio las claves para afrontar los desafíos actuales. “Valorando las diferencias, fomentando el diálogo y la participación sin exclusiones.” Fue recibido por el presidente Rafael Correa.

Al llegar a Ecuador, el papa Francisco dio su primer mensaje de la gira de ocho días que incluirá Bolivia y Paraguay. “La atención a las minorías más vulnerables es la deuda que todavía tiene América latina”, afirmó el pontífice en Quito. En momentos en los que Ecuador vive manifestaciones opositoras y oficialistas, el Papa aconsejó encontrar en el Evangelio las claves para afrontar los desafíos actuales. “Valorando las diferencias, fomentando el diálogo y la participación sin exclusiones.”

El presidente Rafael Correa recibió al pontífice con un discurso lleno de alusiones a sus mensajes contra la injusticia social y a su reciente y celebrada encíclica verde, en la que critica el consumismo y denuncia las amenazas capitalistas contra el medio ambiente. “El gran pecado social de nuestra América es la injusticia. ¿Cómo podemos llamarnos el continente más cristiano del mundo siendo a su vez el más desigual?”, preguntó Correa en su discurso de bienvenida. El mandatario citó pronunciamientos del Papa sobre las causas de la inequidad, mencionó la necesidad de una distribución de la riqueza y subrayó que la pobreza no se eliminará con limosnas sino con justicia. “Nos llamamos un continente de paz, pero la insultante opulencia de unos pocos al lado de la más intolerable pobreza son también balas cotidianas en contra de la dignidad humana”, agregó el gobernante.

Francisco, por su parte, ofreció al jefe de Estado el compromiso y la colaboración de la Iglesia para servir a “este pueblo ecuatoriano, que se ha puesto de pie con dignidad”. Correa, confeso admirador del Papa y quien se describe como cristiano humanista de izquierda, enfrenta desde el 8 de junio protestas frecuentes que exigen su salida del poder en rechazo a políticas de corte socialista, con las que su gobierno pretende redistribuir la riqueza a través de impuestos a los más ricos. El oficialismo también se movilizó para neutralizar una supuesta intentona golpista que Correa denunció se estaba fraguando en su contra.

El gobernante dijo que la pobreza y la miseria en el continente no son consecuencia de la falta de recursos sino de sistemas políticos, sociales y económicos perversos y señaló que el orden mundial no sólo es injusto, es inmoral. “Todo está en función del más poderoso y los dobles estándares cunden por doquier”, aseguró. Francisco, a su lado, agradeció a Correa la consonancia con su pensamiento. “Me ha citado demasiado, le agradezco”, sostuvo el líder de la Iglesia Católica. Francisco fue recibido al pie de la escalerilla del avión por el presidente ecuatoriano, con quien se fundió en un abrazo, y por niños vestidos con trajes tradicionales. Tras escuchar el discurso de Correa, Francisco también exhortó a “poner especial atención en nuestros hermanos frágiles y en las minorías más vulnerables”, que son “la deuda de América latina”.

Francisco comenzó su discurso en el aeropuerto Mariscal Sucre agradeciendo a Dios el haberle permitido regresar a América latina y “estar hoy aquí en esta hermosa tierra de Ecuador”. “Siento alegría y gratitud al ver la calurosa bienvenida que me brindan en una muestra del carácter acogedor que tan bien define a las gentes de esta noble nación”, saludó el Papa. Y aplaudió porque el pueblo ecuatoriano se ha puesto de pie con dignidad.

Con la gira que inició ayer por Ecuador, Bolivia y Paraguay, Francisco está demostrando que siempre va a estar con los más pobres, dijo el presidente ecuatoriano en una entrevista del diario El Telégrafo.

“El Papa es un viento fresco para toda la región, más aún con el mensaje que ha llevado Francisco. El mismo nombramiento del Papa ya es un mensaje de que la Iglesia está viendo a la región más cristiana del mundo. Las cosas están cambiando”, señaló Correa en el reportaje divulgado ayer. Asimismo, resaltó que Francisco conoce muy bien la realidad de Ecuador y admira mucho al presidente Evo Morales por lo que está haciendo en Bolivia. “Muchas veces la acción de esos gobiernos progresistas no es bien entendida por cierta parte de la Iglesia, pero él conoce muy bien esa realidad, esa situación”, sostuvo el jefe de Estado.

Compartir: 

Twitter
 

Francisco fue recibido por el presidente Correa junto a niños vestidos con trajes tradicionales.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.