EL MUNDO › COMO VEN EL FUTURO DE LAS NEGOCIACIONES LOS DISTINTOS LIDERES DE EUROPA Y EL MUNDO

El tembladeral europeo después del No

El gobierno alemán fue el que se mostró más duro y llegó a hablar de un “quiebre en el diálogo”. Otros líderes fueron más moderados. En España festejaron Podemos e Izquierda Unida. Para Rusia, el triunfo del No supone un paso hacia el abandono de Grecia del euro.

La victoria del No en el referéndum griego generó en el mundo una ola de reacciones que osciló entre lo que el gobierno alemán calificó de “quiebre en el diálogo” y lo que muchos consideraron como “la necesidad de una nueva búsqueda de acuerdos”. Los respaldos más fuertes llegaron desde los sectores de centroizquierda.

Tras conocerse el escrutinio, el vicecanciller alemán y líder del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, dijo que el gobierno de Atenas rompió los últimos puentes que podían llevar a un compromiso entre Europa y Grecia. “Con el rechazo a las reglas de la zona del euro, como se refleja en el mayoritario No, las negociaciones sobre millonarios programas son difíciles de imaginar”, señaló. En una línea más moderada, el ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, señaló, a su llegada a Viena, donde se reincorporó a las negociaciones nucleares con Irán, que la pelota está ahora en el campo de Atenas.

Aunque la canciller germana, Angela Merkel, no se pronunció anoche, sí acordó telefónicamente con el presidente francés, François Hollande, pedir la celebración de una cumbre europea extraordinaria para mañana, convocada oficialmente.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, declaró que a Grecia le toca presentar una nueva propuesta de reformas y que Atenas no está ahora en una mejor posición para negociar. Schulz recordó que en una unión monetaria la soberanía es compartida, algo que, dijo, “ni el primer ministro griego, Alexis Tsipras, ni su ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, parecen haber entendido”.

En Francia, el triunfo del No generó beneplácito en el ultraderechista Frente Nacional (FN) y en las fuerzas ubicadas a la izquierda del Partido Socialista (PS), aunque no hubo coincidencia en las consecuencias que podría generar el resultado del referéndum. El vicepresidente del FN, Florian Philippot, confió en que el No griego evite un nuevo plan de salvamento, algo que le “hubiera costado muy caro a los franceses”. El máximo responsable del Partido de la Izquierda, Jean-Luc Mélenchon, se mostró confiado en que con este resultado se abra una nueva página en Europa, “gracias a que los griegos han resistido”.

Dentro del PS, el ex ministro Arnaud Montebourg, que dejó el gobierno de Hollande por sus posiciones más a la izquierda, rindió homenaje al pueblo griego que “sabe defenderse no sólo en su justo interés, sino en el de todos los europeos”. A la derecha del espectro político francés, Eric Woerth, quien fuera ministro de Nicolas Sarkozy, pidió firmeza a Hollande ante las exigencias que pueda plantear ahora el gobierno griego. Por su parte, el ministro de Finanzas de Eslovaquia, Peter Kazimir, señaló que “la pesadilla de los euroarquitectos de que un país podría salir del club parece como un escenario realista” y advirtió que la decisión de Grecia no puede significar que vayan a recibir el dinero más fácilmente.

En España, fuentes del Ejecutivo de Mariano Rajoy informaron que hoy se reunirá la Comisión Delegada de Asuntos Económicos para analizar los resultados del referéndum. Quienes expresaron satisfacción por la victoria del no fueron Pablo Iglesias, de Podemos, y Alberto Garzón, de Izquierda Unida, que apoyaron durante la campaña electoral griega a Syriza, el partido del primer ministro, Alexis Tsipras. En su cuenta de Twitter, Iglesias afirmó: “Hoy en Grecia ha ganado la democracia”. Los líderes socialdemócratas y liberales se manifestaron favorables en la Eurocámara a que las autoridades del bloque busquen nuevos escenarios de negociación con Atenas.

Gianni Pittella, de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D), abogó por la reapertura de las negociaciones con Grecia, pero bajo una “nueva actitud de solidaridad y cooperación”, y pidió a Atenas que dé muestras de responsabilidad. Guy Verhofstadt, líder del Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), señaló que no es el final. “Ahora corresponde a Tsipras proponer por escrito un serio plan de reformas. Si lo hace, los líderes de la UE le podrían dar una segunda oportunidad”, valoró.

Según el viceministro de Economía de Rusia, Alexéi Lijachov, el triunfo del no supone un paso hacia el abandono de Grecia de la zona euro. Para el ministro de Finanzas de Austria, el democristiano Hans Jörg Schelling, el resultado de la consulta representa una decepción para Europa, mientras que el titular de Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, se pronunció por buscar un acuerdo, aunque destacó que del laberinto griego no se sale con una Europa débil y sin crecimiento. Para la primera ministra polaca, Ewa Kopacz, tras este resultado, a Grecia le queda probablemente sólo un camino: salir de la Eurozona.

Por fuera del bloque europeo, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, calificó el resultado de “gran victoria contra el terrorismo financiero del Fondo Monetario Internacional”.

Compartir: 

Twitter
 

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, promotor del referéndum que le dio un gran respaldo.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.