EL MUNDO › EL MANDATARIO ESTADOUNIDENSE ANUNCIARA HOY UN PLAN QUE REDUCE LAS EMISIONES DE DIOXIDO DE CARBONO

Obama combate el cambio climático

El ambicioso plan de reducción de emisiones de carbono enfrentará con toda certeza la resistencia de la oposición republicana, de la industria del carbón y de los estados más dependientes de esa fuente de energía.

Estados Unidos lanzará hoy un plan de reducción de las emisiones de dióxido de carbono en centrales termoeléctricas norteamericanas que alcanza al 32 por ciento en 2030 respecto a niveles de 2005. Es el anuncio de la versión definitiva de la orden ejecutiva “Plan de Energía Limpia”, proyecto que Washington adelantó hace un año y que, después de un período destinado a comentarios y cambios respecto a su planificación y alcance, se transformó, de acuerdo con detalles obtenidos y filtrados ayer por el Washington Post y The Wall Street Journal, en un paquete de medidas más ambicioso. La norma presentada por la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por su sigla en inglés) ponía dentro de sus objetivos la reducción de las emisiones en un 30 por ciento para 2030 y su versión definitiva aumenta esa meta al 32 por ciento.

“El cambio climático no es un problema para otra generación. Ya no”, dijo el presidente estadounidense, Barack Obama, en un video difundido también ayer por la Casa Blanca en su página oficial de Facebook. Ayer, en dicho video el mandatario señaló: “Mi administración presentará la versión final del ‘Plan de Energía Limpia’ de Estados Unidos, el paso más grande y más importante que hemos tomado nunca para combatir el cambio climático”. El jefe de Estado reconoció que se negaba a “condenar a nuestros hijos y nietos a un planeta que ya no puede arreglarse”. El plan, considerado pieza clave en la agenda del líder demócrata contra el cambio climático, enfrentará con toda certeza una notable resistencia de la oposición republicana, de la industria del carbón y de los estados más dependientes de esa fuente de energía.

Cada estado debe elaborar planes para reducir sus emisiones con base en unas metas personalizadas que les otorgará la EPA y tendrán dos años para comenzar a avanzar hacia esas metas, de acuerdo con información publicada por el Washington Post. La norma complementa el objetivo general con el que Estados Unidos se comprometió ante Naciones Unidas con miras a la conferencia global sobre cambio climático que se celebrará en diciembre en París. Esa meta, formalizada en marzo, consiste en que Estados Unidos reduzca para 2025 sus emisiones de efecto invernadero –en total, no sólo las procedentes de centrales termoeléctricas– entre un 26 y un 28 por ciento respecto a los niveles de 2005.

La cumbre de París pretende cerrar un acuerdo global vinculante que evite que el calentamiento global sobrepase los dos grados centígrados con respecto a los valores preindustriales, y Estados Unidos busca con su paquete de medidas convertirse en un referente para otros países industrializados y emergentes. Además de combatir el cambio climático, la administración Obama argumenta que su nueva norma para reducir la dependencia del carbón impactará en facturas eléctricas más bajas para los consumidores en 2030 y en mejoras en la salud pública. No obstante, cuando se publicó la regla preliminar el año pasado, tanto la oposición republicana como la Cámara de Comercio estadounidense argumentaron que esas metas destruirían puestos de trabajo y ocasionarían gastos por miles de millones de dólares a la economía estadounidense.

La favorita en las primarias demócratas para ganar la candidatura para las presidenciales de 2016, Hillary Clinton, expresó ayer su respaldo al plan de Obama, al que definió como un significativo paso adelante a la hora de afrontar la amenaza urgente del cambio climático. “Es un buen plan, y cuando sea presidenta, lo defenderé”, aseguró Clinton en un comunicado, y pronosticó que los aspirantes republicanos a la Casa Blanca no ofrecerán una solución creíble.

En marzo, el mandatario norteamericano suscribió una orden ejecutiva para bajar las emisiones de gases de efecto invernadero hasta un 40 por ciento durante la próxima década. El texto, firmado por Obama en el Despacho Oval, fijó como objetivo que la electricidad que consume el gobierno federal provenga en un 30 por ciento de fuentes de energía renovables. En el documento se establecía que esos esfuerzos serían complementados con compromisos de empresas como IBM, GE, Honeywell y HP, que se encontraban entre los principales proveedores del gobierno y que reducirían también sus emisiones de gases responsables del efecto invernadero.

Obama no hizo declaraciones al firmar la orden, pero después se desplazó al Departamento de Energía, donde visitó una instalación de paneles solares ubicada en el tejado del edificio y destacó que Estados Unidos se estaba convirtiendo en un país líder en energía solar. “El año pasado fue el mejor para la energía solar en nuestra historia”, comentó Obama al apuntar que su gobierno estaba demostrando que era posible que la economía creciera y, a la vez, podían hacer lo correcto para luchar contra el cambio climático de una manera seria.

Las acciones presentadas el 20 de marzo venían a reforzar el compromiso anunciado por Obama en noviembre para que Washington redujera sus emisiones para 2025 entre un 26 y un 28 por ciento respecto a niveles de 2005, como parte de un ambicioso acuerdo firmado con China para promover un pacto a nivel global ante la conferencia sobre el cambio climático de París, que busca alcanzar un acuerdo global vinculante sobre cambio climático que pueda sustituir a partir de 2020 al Protocolo de Kioto.

De cumplirse esa meta, sería la primera vez en más de veinte años de historia de las negociaciones climáticas en la que todos los países sin excepción, desarrollados y en desarrollo, tendrán que comprometerse a acciones para combatir este problema global.

Compartir: 

Twitter
 

“El cambio climático no es un problema para otra generación. Ya no”, dijo Obama en un video.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.