EL MUNDO › FRANCIA INVESTIGA AL MARROQUí EL KHAZZANI DETENIDO EN EL TREN

Retrato de un atacante

Un grupo de investigadores antiterroristas comenzó ayer a trabajar en el esclarecimiento del periplo y la personalidad de Ayoub El Khazzani, el ciudadano marroquí considerado afín al islamismo radical, que abrió fuego antes de ser neutralizado por pasajeros en un tren que hacía el recorrido Amsterdam-París. Son dos las causas judiciales abiertas por este hecho: una a cargo de la fiscalía antiterrorista de París, cuya competencia es nacional, y la otra de la fiscalía federal belga. Según la abogada que lo asistió en las primeras horas de su detención, en la localidad francesa de Arras, el marroquí, que cumple 26 años el 3 de septiembre, estaba “asombrado de que a su acción le atribuyeran un carácter terrorista”. El Khazzani está detenido en la Dirección General de Seguridad Interior, ubicada cerca de París. Su arresto provisional, que fue prolongado el sábado, podría extenderse hasta mañana.

El Khazzani, un joven muy delgado que ayer se encontraba aturdido, negó cualquier plan terrorista y explicó que se había encontrado con las armas por casualidad en un parque cercano a la estación de Bruxelles-Midi de la capital belga, donde dormía, y que iba a utilizarlas para robar a los pasajeros del tren Thalys. Sin embargo, su perfil de islamista radical, según los servicios de Inteligencia de cuatro países (España, Francia, Alemania y Bélgica), orienta la pesquisa hacia la pista de un ataque terrorista, que según la teoría de los sabuesos podría haber terminado en masacre sin la intervención de varios pasajeros, entre ellos, dos militares estadounidenses que lo neutralizaron y se encontraban de vacaciones en Europa.

El atacante, cuando fue detenido, llevaba un fusil de asalto Kalashnikov, nueve cargadores, una pistola automática y un cúter. En la pelea, uno de los estadounidenses, Spencer Stone, militar de 23 años, sufrió cortes en la nuca y en la mano. Otro pasajero, un franco-estadounidense residente en París, recibió un balazo. Spencer Stone y sus amigos Alek Skarlatos y Anthony Sadler (de 22 y 23 años, respectivamente) consiguieron neutralizar al marroquí, ayudados por un sexagenario británico, Chris Norman. Todos fueron saludados como héroes.

En el forcejeo también participó un pasajero francés de 28 años que fue el primero en intentar de- sarmar al agresor, sin éxito, y prefirió permanecer su identidad en el anonimato. El presidente francés François Hollande condecorará a los tres estadounidenses y al británico, anunció una fuente del Elíseo. Los cuatro serán nombrados Caballeros de la Legión de Honor por el jefe de Estado en una ceremonia que tendrá lugar hoy en la sede de la presidencia. El ciudadano francés que prefirió guardar el anonimato y el franco-estadounidense hospitalizado en Lille serán distinguidos también con la máxima condecoración francesa.

Según los primeros elementos que se desprenden de la investigación, Ayoub El Khazzani “vivía en Bélgica, subió al tren con armas tal vez adquiridas en ese país, y tenía papeles emitidos en España”, resumió una fuente cercana al caso. El Khazzani vivió siete años en España, de 2007 a marzo de 2014, donde llegó a los 18 años, para instalarse primero en Madrid y más tarde en Algeciras, Andalucía, donde era conocido por su discurso en favor de la Jihad. El joven se ganaba la vida con changas y fue detenido una vez por tráfico de drogas, según fuentes españolas.

Compartir: 

Twitter
 

El Khazzani llevaba una Kalashnikov en el tren Amsterdam-París.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.