EL MUNDO › TRAS SU VICTORIA ELECTORAL EN TURQUíA

Los retos de Erdogan

Luego de que su partido recuperara la mayoría absoluta en el Parlamento, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan (foto) reafirmó ayer su política de mano dura con los rebeldes kurdos, pero también con sus rivales políticos. La formación del nuevo gobierno en Turquía se prevé rápida, gracias a la mayoría absoluta que el partido AKP obtuvo en las urnas, pero afrontará dos retos: el conflicto kurdo y la situación económica del país.

El Estado mayor anunció una serie de ataques contra objetivos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán en la provincia turca de Hakkari (sureste), fronteriza con Irak, y en territorio iraquí. “Los refugios y los depósitos de armas de la organización terrorista situados en Hakkari y en el norte de Irak fueron destruidos en una operación aérea el lunes.”

Por otra parte, la policía lanzó ayer una operación contra el principal rival de Erdogan, el imán Fethullah Gulen, y detuvo a 40 de sus presuntos partidarios en Esmirna y otras 20 ciudades del país. El presidente turco declaró hace dos años la guerra a Gulen y a su organización, al que acusa de intentar derrocarlo.

La gran victoria del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) el domingo en las legislativas anticipadas con 49,4 por ciento de los votos –casi 10 por ciento más que en las elecciones de 7 de junio– es una revancha para Erdogan, que retoma de nuevo en solitario las riendas del país. Esta victoria hace temer a sus detractores un giro autoritario y nuevas presiones contra la oposición y la prensa. El pasado lunes la policía detuvo a dos responsables de la revista Nokta y confiscó su último número, en el que se afirmaba que la victoria de Erdogan es “el principio de una guerra civil en Turquía”.

Por otra parte, los bombardeos aéreos contra posiciones de la guerrilla kurda en el norte de Irak ayer por la madrugada demostraron que de momento continúa la línea bélica, si bien altos cargos del AKP ya han insinuado que se podrían retomar las negociaciones de paz.

Respecto a la economía, los mercados saludaron la victoria del AKP y la perspectiva de un gobierno estable con una subida de la Bolsa y de la lira, la moneda turca.

El gobierno redujo recientemente su previsión de crecimiento para 2015 del cuatro al tres por ciento, muy por debajo de las cifras de hace apenas unos años, mientras que la inflación alcanzaría el 7,6 por ciento.

Se espera que los diputados juren sus actas el 17. Ese día también se podrá elegir al presidente del Parlamento, trámite fácil considerando la mayoría absoluta del AKP, y acto seguido, el presidente, Recep Tayyip Erdogan, podrá encargar la formación de gobierno al actual primer ministro interino, Ahmet Davutoglu.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.