EL MUNDO › IRAN ACORDO CON LAS GRANDES POTENCIAS UN REGIMEN DE CONTROL PARA SU PROGRAMA NUCLEAR

Firman el pacto nuclear y levantan sanciones

El tratado garantiza que Irán no desarrollará la bomba atómica a cambio de un levantamiento progresivo y controlado de las sanciones internacionales adoptadas a partir de 2006 por su programa nuclear. Zarif y Kerry se vieron en Viena.

Los cancilleres de Irán y del quinteto negociador celebran el acuerdo nuclear ayer en Viena.
Imagen: AFP.

Tras varios meses de negociaciones en Viena, las potencias mundiales, Irán y la Agencia Internacional de Energía Atómica firmaron el acuerdo sobre el programa nuclear iraní. La suscripción del pacto provocó el anuncio del levantamiento de sanciones económicas por parte de la Unión Europea (UE) contra el país persa. El acuerdo fue celebrado por el secretario general de la ONU, el coreano Ban Ki-moon, quien dijo que espera que el pacto sirva para lograr confianza en la región.

El secretario general de la agencia de la ONU, Yuyika Amano, informó que las negociaciones finalmente llegaron a buen puerto. “Irán finalizó las etapas de reparación necesarias para la entrada en vigencia del acuerdo concluido el 14 de julio de 2015”, declaró desde Viena, donde los jefes de las diplomacias iraní, europea y estadounidense se reunieron para ultimar los detalles del llamado “pacto nuclear”. Amano, por su parte, viajará hoy a Teherán. La decisión de la UE, adoptada por los 28 Estados miembro, debe ser publicada en su Diario Oficial para su entrada en vigor.

El acuerdo establece que Irán tendrá durante, al menos, 10 años un programa nuclear limitado tanto en su tamaño como en sus investigaciones. Así, Teherán solo podrá trabajar con una pequeña parte –un tercio– de sus centrifugadoras nucleares, la maquinaria que purifica el uranio. El nivel de enriquecimiento que podrá alcanzarse es de menos del cuatro por ciento, muy debajo del 90 por ciento necesario para alimentar una bomba nuclear.

Por otra parte, se terminan todas las sanciones aprobadas por la ONU entre 2006 y 2010. La UE levantará sus sanciones económicas y financieras relacionadas con la tecnología nuclear. Además se levantarán las restricciones sobre transferencias, seguros, financiación del comercio, petróleo, gas y tecnología vinculadas, entre otros aspectos. Los principales bancos iraníes saldrán de la lista negra.

Estados Unidos levantará las restricciones que impiden a empresas no estadounidenses participar en una amplia gama de transacciones con Irán. Esta situación permitirá a compañías no estadounidenses comprar petróleo de Irán o invertir en su sector petrolero sin temor a ser sancionadas por Washington. Sin embargo, la gran mayoría de las sanciones de Estados Unidos que impiden a sus empresa e individuos hacer negocios con Irán siguen en pie.

En tanto, el acuerdo incluye un mecanismo para restablecer de forma automática las sanciones en caso de que Irán no cumpla con lo pactado. Este mecanismo fue aprobado en una resolución del Consejo de Seguridad el pasado 20 de julio. Incluso si el Consejo de Seguridad no pudiera votar una resolución por el bloqueo de una de las partes, volverían a imponerse de forma automática las sanciones que existían antes del acuerdo.

Los dos principales artífices del acuerdo nuclear, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y su homólogo iraní, Mohamad Javad Zarif, se reunieron en la capital austríaca para terminar de implementar ese texto, lo que determinó el levantamiento de las sanciones contra Teherán.

Previo a las reuniones, el representante iraní se mostró optimista respecto de las posibilidades de finalizar con éxito las negociaciones. “Las sanciones contra Irán se levantarán hoy (por ayer) mismo”, dijo. “Hoy (ayer) es un buen día para el pueblo iraní, para la región y para el mundo”, había pronosticado.

Tras la suscripción del tratado, que garantiza que Irán no desarrollará la bomba atómica a cambio de un levantamiento progresivo y controlado de las sanciones internacionales adoptadas a partir de 2006 por su programa nuclear, el representante estadounidense se refirió al acuerdo. “Cada una de las vías hacia una bomba nuclear han sido cerradas de forma verificable”, expresó. “Si Irán alguna vez decide hacer esto, gracias a los pasos de este acuerdo, lo sabríamos inmediatamente y tendríamos el tiempo para responder de forma correspondiente”. Asimismo, Kerry destacó que el acuerdo nuclear, demuestra “el poder de la diplomacia para superar desafíos”. Minutos después del anuncio, la Casa Blanca informó que el presidente Barack Obama firmó la orden ejecutiva para levantar las sanciones.

Por su parte, el presidente iraní, Hasan Rohani, optó por felicitar a sus ciudadanos mediante la red social Twitter. “Gracias a Dios por esta bendición y mi reconocimiento a la grandeza de la paciente nación de Irán. Felicidades por esta gloriosa victoria”, escribió.

El secretario general de la ONU, a través de un comunicado, saludó el pacto. “Este es un hito significativo que refleja los esfuerzo de buena fe de todas las partes para cumplir los compromisos asumidos”.

El acuerdo de Viena, negociado por Irán y las grandes potencias del grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, bajo la égida de la UE) es considerado como gran un éxito diplomático para el presidente de Estados Unidos y para su homólogo iraní.

El lunes pasado, Rohani afirmó que Teherán estaba a punto de iniciar que el levantamiento de las sanciones permitirían iniciar un año de prosperidad económica. Los medios económicos internacionales están listos desde hace varios meses para volver a Irán, que posee las cuartas mayores reservas de crudo del mundo y las segundas de gas. Irán, un país de la OPEP, podrá volver a exportar libremente su petróleo.

Las sanciones significaron pérdidas de decenas de millones de dólares para Teherán. El embargo de petróleo redujo sus ventas a un millón de barriles diarios, frente a los 2,5 millones que vendía en 2012. Ahora sus responsables esperan poder aumentar enseguida la producción en medio millón de barriles, con el objetivo de alcanzar los cuatro millones en un futuro próximo.

El acuerdo de Viena es también considerado como un esbozo de reconciliación entre Washington y Teherán, más de 35 años después de la ruptura de sus relaciones diplomáticas. Aunque seguramente provoca ira y preocupación entre aliados de Estados Unidos, como ya manifestó Israel, y Arabia Saudita, rival regional sunnita del Irán chiíta.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.