EL MUNDO › NUEVA CHANCE PARA LA ULTRADERECHA

Austria vota una vez más

Las elecciones presidenciales de Austria tendrán que repetirse debido a varios errores formales en el recuento de votos, anunció ayer el Tribunal Constitucional del país tras evaluar la petición de impugnación presentada por el partido ultraderechista FPÖ, que perdió los comicios por un estrecho margen. “La decisión no convierte a nadie en perdedor o ganador”, afirmó el presidente del Tribunal Constitucional, Gerhart Holzinger, quien considera que este dictamen servirá para fortalecer la confianza en el Estado de derecho y la democracia.

Holzinger aclaró que si bien no hubo fraude en el recuento de votos, los procedimientos empleados, como la apertura anticipada y un almacenamiento contrario a la ley de los sobres y el recuento por parte de personas que no estaban habilitadas, son motivo suficiente para llamar a nuevas elecciones, ya que la ley electoral debe ser estrictamente respetada.

El Partido de la Libertad de Austria (FPÖ) impugnó las elecciones por numerosas infracciones de la ley. Su candidato, Norbert Hofer (foto), perdió en la segunda vuelta, celebrada hace seis semanas, por una mínima diferencia a favor de su rival Alexander Van der Bellen, el candidato apoyado por Los Verdes. Tras el cómputo final, este último le sacó una ventaja de sólo 30.863 votos.

El presidente del FPÖ, Heinz-Christian Strache, habló de un “shock sanador”, aunque aclaró que no había motivos para celebrar. Añadió que sólo porque no se haya comprobado una manipulación de los votos, eso no quiere decir que no la haya habido. El FPÖ impugnó los resultados a principios de junio y denunció irregularidades en 94 de los 117 distritos.

El nuevo presidente debería haber jurado el cargo la próxima semana. Ahora, la presidencia del Consejo Nacional, al que pertenece Hofer, asumirá de forma interina las tareas del presidente. El mandato el actual presidente, Heinz Fischer, finaliza el 8 de julio. Las nuevas elecciones entre Van der Bellen y Hofer se celebrarán posiblemente a finales de septiembre o principios de octubre, según informó el Ministerio de Interior.

Van der Bellen se mostró confiado en lograr otra victoria: “Si lo logré una vez, lo puedo lograr una segunda”, dijo el profesor de Economía, de 72 años. El FPÖ también se declaró listo. “Pero no queremos torturar a la población austríaca con una campaña muy larga”, dijo el secretario general del FPÖ, Herbert Kickl.

Para esclarecer las denuncias del FPÖ, el Tribunal Constitucional escuchó a 67 testigos de los distritos electorales. Muchos de ellos reconocieron violaciones de las reglas en el recuento de votos. El tribunal también criticó la entrega anticipada de resultados parciales a los medios e institutos de investigación. Sólo este procedimiento habría bastado para repetir las elecciones, dijo Holzinger.

El ministro del Interior, Wolfgang Sobotka, quiere lograr ahora junto a su colega del Exterior, Sebastian Kurz, que a los distritos en los que se cometieron errores sean enviados observadores de la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE).

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.