EL MUNDO › CAYERON TODOS LOS
RESPONSABLES DE LOS ATAQUES DEL 21 DE JULIO

Cacería completa en Londres y Roma

Ocho días después de la segunda ola de ataques contra los trenes de Londres, Scotland Yard arrestó ayer a dos de los responsables y la policía italiana hizo lo propio con un tercero. Otro ya estaba preso y se informó del arresto de un misterioso “quinto hombre”.

 Por Marcelo Justo
Desde Londres

En Londres y en Roma se cerró el cerco de los tres sospechosos de los atentados del 21 de julio que permanecían en libertad. La policía británica detuvo en el oeste de la capital a Mukhtar Said Ibrahim, presunto responsable de la bomba en el autobús 26, y Ramsi Mohammed, aparente autor del atentado en el metro de Oval, en el sur de la capital. La policía italiana arrestó en Roma al más elusivo de los cuatro sospechosos, el somalí Osman Hussain. Otro arresto, realizado en el oeste de Londres, sería el del misterioso quinto integrante que dejó la bomba que llevaba en un parque, en el oeste de la capital.
En una conferencia de prensa, el jefe de la brigada antiterrorista, Peter Clarke, expresó su satisfacción con la marcha de las investigaciones, pero señaló que todavía quedaba mucho por hacer. “Ha sido un día de intensa actividad. Han habido hechos importantes. Pero, a pesar del progreso de las investigaciones, no podemos ser complacientes. Hay que permanecer vigilantes”, dijo Clarke. Más allá de la típica parquedad británica, que redujo la calificación de los hechos a “importantes”, el operativo policial implicó el virtual desmantelamiento de la célula que ejecutó los atentados del 21 de julio. La policía ya había detenido el miércoles en Birmingham a Yasin Hassan Omar, un somalí de 24 años, presunto responsable del atentado en el subte de Warren Street. Los tres arrestados ayer completan la lista de las personas más buscadas en el Reino Unido en la última semana.
Mukhtar Said Ibrahim, de 27 años, y Ramsi Mohammed fueron detenidos en un espectacular operativo policial en un monoblock pegado a Notting Hill Gate, barrio de moda del oeste de la capital, mundialmente famoso por la película homónima con Julia Roberts y por el carnaval caribeño que se celebra a fines de agosto. Ayer, más que el improbable amor entre estrellas de Hollywood y seres de carne y hueso, las cámaras televisivas captaron con impresionante nitidez escenas que parecían salidas de una película de Bruce Willis o del actual gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, en su anterior encarnación de actor, con policías fuertemente armados con pistolas y ametralladoras, algunos con la cara cubierta por pasamontañas.
Las imágenes de la cadena ITV mostraron con asombrosa claridad a dos de las personas más buscadas del reino saliendo de un departamento desnudos, con las manos en alto, tosiendo por el gas lacrimógeno y claramente desconcertados. La policía les había exigido que se sacaran las ropas por temor a que intentaran volarse por el aire. El parapeto de la terraza cubría púdicamente la parte inferior de sus anatomías. Un par de horas más tarde, en una casa de la calle Tavistock Crescent, muy cerca de ese monoblock, la policía montó un operativo similar. Allí la policía habría detenido al quinto sospechoso, cuya identidad no fue revelada. Este “quinto hombre” sería un arrepentido que se desembarazó del explosivo, dejándolo entre unos arbustos apartados de un parque de la zona.
En cuanto a Osman Hussain, detenido por la policía italiana, fuentes de seguridad citadas por distintos medios británicos señalan que esta semana viajó de Londres a París, de allí a Milán, para finalmente recalar en la casa de un hermano en Roma. Según esta versión, la policía había seguido sus pasos gracias al rastreo que hicieron de su celular. Anoche su hermano también permanecía detenido en Roma y se especulaba si el periplo de Hussain no podía revelar una red de santuarios en las otras ciudades europeas. Londres puede respirar un poco más tranquila, pero lo cierto es que aún se vive en un clima de extraordinaria tensión en toda la capital. Ayer, en la estación de Liverpool Street, una de las arterias que comunica la capital con el resto del país, la policía realizó un espectacular arresto de dos mujeres. Según testigos presenciales del hecho, la policía se lanzó sobre dos mujeres que estaban haciendo cola frente a una de las ventanillas para el tren expreso al aeropuerto. “Todo sucedió muy rápidamente. Se les lanzaron encima, las echaron al suelo, les pusieron las manos a la espalda, las esposaron y las llevaron arrestadas”, señaló un testigo de los hechos.
Las leyes antiterroristas vigentes autorizan a la policía a detener hasta 14 días a sospechosos sin formularles cargos. El jefe de la brigada antiterrorista, Peter Clarke, justificó la escasa información oficial sobre los arrestos por el peligro de entorpecer el posterior juicio. “Es nuestra responsabilidad asegurar que no vamos a influir de manera indebida la realización de un juicio, por lo que hay información que no podemos revelar en este momento”, dijo Clarke.

Compartir: 

Twitter
 

Oficiales de la Policía Metropolitana cargan objetos en bolsas de plástico en Notting Hill.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.