EL MUNDO

Una puñalada televisada a la guerra sucia de Putin

La difusión por la cadena ABC de una entrevista al líder separatista checheno Shamil Basayev provocó una crisis entre Estados Unidos y Rusia, que acusa a Occidente de usar dobles raseros.

 Por Andrew Osborn *
Desde Moscú

Una fogosa disputa diplomática estalló ayer entre Rusia y Estados Unidos después de que la cadena televisiva ABC transmitiera una entrevista con el hombre más buscado por Moscú, el señor de la guerra checheno Shamil Basayev. Rusia dijo que estaba indignada de que ABC encontrara aceptable transmitir una entrevista semejante y acusó a Washington y a Occidente en general de usar un doble rasero cuando se trata de combatir el terrorismo internacional. Moscú dijo que la entrevista permitió a un terrorista y asesino confeso amenazar abiertamente a Rusia y publicitar e incluso glorificar el terrorismo.
“El hecho de que un canal nacional tan autorizado haya actuado como portavoz de una persona que está acusada de, y que en realidad admite que ha intentado lograr sus fines de ese modo, tomando rehenes y gente pacífica, es muy triste y causa una profunda pena”, declaró Dmitri Kozak, el hombre de Vladimir Putin para Chechenia. Basayev, por cuya cabeza hay una recompensa de 10 millones de dólares, admite que planificó prácticamente cada ataque terrorista en Rusia en la última década, incluyendo la toma de la escuela de Beslan, la toma del teatro Dubrovka, la toma del hospital Budennovsk y los ataques suicidas del año pasado contra dos aviones de pasajeros. El representante norteamericano de mayor rango en Moscú fue convocado a la Cancillería rusa para ser amonestado mientras parlamentarios llamaban al Kremlin a tomar represalias contra Washington por canales diplomáticos.
El embajador ruso en Estados Unidos aparentemente trató en vano de bloquear la transmisión de la entrevista y Moscú pareció culpar al gobierno norteamericano por no hacer más para detener a ABC. La entrevista fue tanto más desagradable para Moscú porque Basayev la usó para deslindar responsabilidad moral por la cantidad de niños que murieron en Beslan (unos 180 de más de 330 rehenes) y dijo que Moscú tiene que compartir la responsabilidad. El hecho de que un periodista ruso –en este caso Andrey Babitsky, corresponsal de Radio Liberty– pueda reunirse con Basayev, según se dijo en Chechenia, es también altamente embarazoso para el servicio de seguridad ruso FSB y para las Fuerzas Armadas, que lo han estado buscando por años. Babitsky dijo que Basayev y sus hombres vivían en condiciones duras, comiendo principalmente “sopas instantáneas y comida enlatada” y que dormían a la intemperie en el suelo del bosque.
Basayev, de aspecto delgado, admitió que no era un ángel. “Admito que soy un mal tipo, un bandido y un terrorista, pero ¿cómo calificarlos a ellos? Si ellos son los guardianes del orden constitucional y combatientes antiterroristas escupo sobre todos esos acuerdos y palabras lindas. El pueblo checheno me importa más que el resto del mundo.” Basayev advirtió que no tenía intención de ceder. “Estoy haciendo nuevos planes. Siempre estamos buscando nuevas formas.” Y cuando se le preguntó si Rusia debía prepararse para más ataques del estilo de Beslan, contestó: “Por supuesto. Mientras continúe el genocidio de la nación chechena... cualquier cosa puede ocurrir”. Lo más controvertido fue su intento de reclamar la superioridad moral en relación con Beslan. “En Chechenia y otros lugares uso métodos adecuados y aceptables”, declaró. “Ni yo ni mis mujaidines hemos matado chicos. Los chicos no tienen la culpa. La totalidad del pueblo ruso tiene la culpa. Y si la guerra no llega personalmente a cada uno de ellos el conflicto en Chechenia nunca va a terminar.”
Muchos políticos rusos no entienden por qué Occidente no se compromete más plenamente con la guerra del Kremlin contra combatientes separatistas chechenos que se cree están ligados a Al Qaida y Osama bin Laden. Taus Djabrailov, un prominente político checheno promoscovita, dijo ayer que la entrevista de ABC era una prueba de que Occidente no había aprendido la lección. “(Parece que) incluso los trágicos hechos del subterráneo deLondres no han llevado a Occidente a darse cuenta de la amenaza que gente como Basayev representa para el mundo entero.”

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Toma televisada de la entrevista del escándalo.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.