EL MUNDO › MILES EN PARIS REPUDIARON EL CRIMEN DEL JOVEN JUDIO

Marcha contra el antisemitismo

Francia se unió contra el antisemitismo ayer. Miles de personas marcharon por las calles de París en repudio del asesinato de un joven judío, que murió tras estar secuestrado y ser torturado durante tres semanas. El acto reunió entre 33 mil y 200 mil personas –dependiendo si se toma en cuenta los cálculos de los organizadores, de las autoridades o de la prensa– y contó entre sus participantes al ministro del Interior, Nicolas Sarkosy, y el canciller, Philippe Douste-Blazy. El Partido Comunista y otras organizaciones de derechos humanos no se unieron a la convocatoria en repudio a la participación de grupos de ultraderecha a los que consideran racistas. Incluso, algunos analistas locales aseguran que el caso, que en realidad es puramente criminal, ha sido manipulado por la derecha para transformarlo en un ataque contra la comunidad judía.

Ilan Halimi, un vendedor de teléfonos celulares de 23 años, fue encontrado agonizando el 13 de febrero pasado en un suburbio de París con quemaduras y otros signos de tortura en gran parte de su cuerpo. El joven, que murió poco después en el hospital, había desaparecido el 21 de enero pasado. Esa noche tenía una cita con una joven que lo habría conducido a un lugar en donde lo esperaba el grupo de secuestradores, que más tarde pidió un rescate de unos 533 mil dólares. El jefe de la banda, Yusef Fofana, de 25 años, fue detenido en Abiyán, Costa de Marfil, y se espera que sea extraditado a Francia para su juicio. En su interrogatorio, Fofana desmintió que el móvil del secuestro haya sido el antisemitismo e insistió en que la banda sólo quería dinero y supuso que “todos los judíos son ricos”. Según informó la policía, la banda ya había secuestrado a otras personas que no pertenecían a la comunidad judía.

“Esta manifestación es importante, porque todo el pueblo francés debe condenar con dureza” la violencia antisemita, señaló el gran rabino de Francia, Joseph Sitruk, que participó de la marcha convocada por la asociación judía CRIF. El único incidente que se registró fue cuando el presidente del Movimiento por Francia, Philippe de Villiers, fue expulsado de la protesta bajo el grito de “racista, racista”. Según una encuesta difundida ayer en Francia, siete de cada diez de sus ciudadanos consideran que el racismo ha aumentado en el país, y un 57 por ciento aseguró haber registrado un especial crecimiento del antisemitismo.

El cardenal Jean-Marie Lustiger, que también participó de la multitudinaria marcha de ayer, aseguró, en referencia a los cuestionamientos de la izquierda francesa, que decidió asistir “por el honor de Francia”, ya que con el asesinato de Halimi se “sobrepasó un límite de humanidad y dignidad”. El jueves pasado, la cúpula del gobierno francés asistió, junto a los líderes de las comunidades religiosas locales, al funeral en homenaje a Halimi. Hasta el momento, el gobierno de Dominique De Villepin ha actuado rápido en el caso deteniendo no sólo al líder de la banda sino también a otros 16 sospechosos, incluyendo a la mujer que presuntamente habría conducido a Halimi a sus secuestradores.

Compartir: 

Twitter
 

Los convocados a la protesta fueron entre 33 mil y 200 mil.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.