EL MUNDO

Palocci se queda, se queda y se queda, diga lo que diga la oposición

El presidente de Brasil debió salir a reafirmar dos veces a su ministro de Economía frente a una nueva ofensiva de la oposición.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, asumió el comando de un “operativo salvamento” de su ministro de Hacienda, Antonio Palocci, cuya destitución fue demandada ayer por los partidos de oposición. Durante una visita al estado de Santa Catarina, Lula hizo una vehemente defensa de Palocci y acusó a la oposición de intentar obstaculizar su gobierno y perjudicar al país. “Yo le debo mucho, mucho de todo lo que hicimos, a un hombre llamado Antonio Palocci. No es un economista, sino médico, y conquistó el respeto en todo el mundo, por la sobriedad y por la seriedad al tratar las cuestiones económicas”, dijo el mandatario.

En su discurso, Lula acusó a los partidos de la oposición de atacar a Palocci para perjudicar la economía brasileña y sacar beneficios en las elecciones generales del 1º de octubre próximo, en las que el actual presidente se perfila como claro favorito a conquistar un nuevo mandato.

“Ahora decidieron crear turbulencias en la economía brasileña”, acusó Lula al exhortar a los opositores a que “permitan que nosotros concluyamos nuestro trabajo”. “No creen problemas, porque el que va a perder es el pueblo trabajador de este país”, agregó.

La ofensiva del mandatario se inició el jueves a la noche, cuando Lula descartó de cuajo las hipótesis de destitución o renuncia del ministro, quien está siendo investigado por una comisión del Congreso por sospecha de irregularidades durante sus dos gestiones como alcalde de la ciudad de Ribeirao Preto, que gobernó hasta fines de 2002. La situación de Palocci se complicó el jueves, cuando Francenildo dos Santos Costa, un casero, confirmó ante la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) que vio al ministro por lo menos 10 veces en una mansión de Brasilia, utilizada por sus ex asesores para fiestas y para reuniones destinadas a repartir fondos recaudados en forma ilegal.

Las declaraciones del casero confirman las informaciones suministradas por otros dos testigos y agudizaron las sospechas de que Palocci mintió al asegurar a los integrantes de la CPI que nunca estuvo en la mansión. La indagación a Santos Costa, sin embargo, fue suspendida después de 40 minutos, por orden del Supremo Tribunal Federal (STF), que acogió un pedido elevado por el senador Tiao Viana, también del PT. El magistrado César Peluso, del STF, consideró que la CPI que convocó al casero fue creada para investigar las casas de bingo y se desvió de su objetivo al concentrarse en denuncias de supuestas irregularidades de Palocci.

El dictamen de la Corte Suprema generó indignación entre los senadores de oposición, que pasaron a demandar la destitución de Palocci. “No debe ser ministro del país un hombre que es sospechoso de irregularidades y quien depende del silencio del señor Francenildo Santos Costa para mantenerse en el cargo”, afirmó el líder opositor Arthur Virgilio, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). Según el diario Valor Económico, un asesor de Lula aseguró que el presidente está convencido de que las denuncias contra Palocci “no tienen cabida”, y reflejan una ofensiva de la oposición para debilitar el gobierno cuando faltan menos de siete meses para los comicios presidenciales del 1º de octubre.

Las investigaciones en torno del ministro de Hacienda de Lula se iniciaron el año pasado, en base a denuncias presentadas por el abogado Rogerio Buratti, quien fue asesor de la Municipalidad de Ribeirao Preto entre 1993 y 1994, durante la primera gestión del ministro como alcalde de esa ciudad del estado de San Pablo. Según Buratti, una empresa de limpieza urbana, la Leao, envió a Palocci 50.000 reales por mes (equivalentes a 23.470 dólares) entre 2001 y 2002, a cambio de pagos de servicios superfacturados.

Compartir: 

Twitter
 

Lula debió salir ya el jueves a ratificar a su ministro.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.