EL PAíS

Entre tés y amigos

 Por M. P.
Desde Río Gallegos

El hotel Santa Cruz forma parte de la rutina presidencial de cada fin de semana. Cada vez que vuelve a su provincia, Néstor Kirchner va a la cafetería de la planta baja a tomar un té y charlar con amigos, dirigentes cercanos y funcionarios de su gobierno. Ayer no fue la excepción. Estuvo luego del mediodía, en las primeras horas de la tarde, y después volvió pasadas las 19, esta vez con su mujer. Ya había terminado la jura del vicegobernador Carlos Sancho al frente del Ejecutivo. En su primera aparición por el hotel, Kirchner dialogó unos minutos con Página/12. “Sancho no es un cuadro. Es un buen administrador. La provincia tiene recursos”, dijo.

Estaba acompañado por el secretario legal y técnico, Carlos Zannini; el director de la SIDE, Héctor Icazuriaga, y el presidente de la Anses, Sergio Massa. A veces Kirchner interrumpía la charla con ellos para conversar por el celular. Recorría entonces los pasillos, para hablar sin que nadie lo oyera. Ninguno de sus acompañantes pudo revelar si había hablado con Sergio Acevedo. Hasta anoche, el ex gobernador seguía en la residencia que suele usar el mandatario provincial, una casa de una sola planta, muy grande, pintada de color rosa.

Cerca del Presidente se hablaba de Acevedo. Recordaban todos los cargos que desempeñó, casi todos como hombre alineado con Kirchner. También minimizaban las posibilidades de que pudiera mantenerse en la política de Santa Cruz y posicionarse como una figura de la oposición en la provincia. “No me parece. Acá hay dirigentes con mucho peso”, fue una de las evaluaciones.

A la mañana, el propio Acevedo había subrayado en una entrevista con una radio local que se volvía a Pico Truncado, pero que no pensaba dejar la política. De hecho, este diario pudo saber que ya programó algunas reuniones con dirigentes del Partido Socialista de Caleta Olivia. Uno de ellos, Héctor Di Tulio, tiene muy buena relación con Acevedo pero está actualmente distanciado de Kirchner. En su localidad, Di Tulio sacó más votos que el diputado José Córdoba.

El otro tema que se analizaba en el café del hotel Santa Cruz era la visita que Hebe de Bonafini hará hoy a Las Heras. Bonafini se entrevistará con los familiares de los 19 detenidos a los que la jueza imputa por el crimen de Jorge Sayago. Anteayer, el Presidente sorprendió a muchos reconociendo que en las detenciones se cometieron abusos y vejámenes. “Tendría que haber actuado la Gendarmería”, fue la conclusión de una fuente muy calificada.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Sancho, acompañado por Cristina y Néstor Kirchner.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.