EL PAíS › ALBERTO FERNANDEZ Y JULIO DE VIDO CRITICARON A ACEVEDO

“La historia se lo reclamará”

Desde la Casa Rosada salieron a criticar duramente ayer a Sergio Acevedo por haber renunciado a la gobernación de Santa Cruz y de paso relativizaron que esa salida revelara o produjera una crisis institucional en la provincia natal de Néstor Kirchner. “Desconozco cuán graves fueron los motivos personales que adujo Acevedo para alejarse de su cargo; la regla indica que cuando uno asume ciertas responsabilidades no debe abandonar las responsabilidades que asumió”, cuestionó el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.

El funcionario dijo que “la historia y los santacruceños le reclamarán no haber explicitado el porqué (de su dimisión)”. De todos modos, Fernández destacó que “estamos ante un hecho consumado: Acevedo ha renunciado y lo que uno debe hacer es mantener la institucionalidad y seguir adelante. Hoy por hoy, la obligación nuestra es garantizar la institucionalidad, que las reglas de la democracia sigan imperando en Santa Cruz como en todos lados, y trabajar para eso”.

El jefe de Gabinete también se defendió de las críticas de la oposición, desde donde se había denunciado al kirchnerismo de haber realizado un “golpe” a Acevedo. “No ha recibido de la Nación un trato hostil, sino al contrario”, dijo para luego subrayar que la participación del Presidente en la asunción de Carlos Sancho no significa una intervención de la provincia. “Gobierna Sancho”, remarcó.

Sancho, el hasta ahora número dos del Ejecutivo de Santa Cruz, es un hombre de la máxima confianza del primer mandatario. Y asumió ayer por la tarde, luego de que la Legislatura le aceptó la renuncia a Acevedo, que argumentó “motivos personales”.

“Santa Cruz no ha recibido de la Nación un trato hostil, al contrario. El gobierno nacional permanentemente la apoyó con obras públicas. El Presidente ha viajado allí muchísimas veces a inaugurar obras”, enfatizó Fernández en declaraciones realizadas durante su participación en el programa Mario de Palermo, de Radio Ciudad.

Por su parte, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, negó que existiera una crisis en Santa Cruz y aseguró que Sancho tendrá de la Nación el “apoyo que tuvo” el dimitente Acevedo.

“En la provincia de Santa Cruz no hay ninguna crisis, sino simplemente la renuncia del gobernador”, declaró el funcionario pingüino, acusado por la arista Elisa Carrió de tener vinculación con la sorpresiva decisión de Acevedo.

De Vido formuló estas declaraciones al retirarse del Palacio del Correo, donde presidió un acto de lanzamiento del Concurso de anteproyectos para la conversión del edificio en el futuro Centro Cultural del Bicentenario.

De Vido no estuvo ayer en la asunción de Sancho. Pero su nombre suena desde hace rato como candidato a gobernador de la provincia para el 2007. Aseguran que el flamante mandatario acatará ciegamente las órdenes de la Casa Rosada y allanará el camino para su sucesor, sea éste De Vido o incluso Alicia Kirchner. La hermana del Presidente sí presenció la jura y es también una de las eventuales candidatas a tomar las riendas de la provincia, si así Kirchner lo dispone.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.