EL MUNDO › REALIZARON PATRULLAJES DE LARGA DISTANCIA SOBRE ZONAS DE LA OTAN Y GUAM

Moscú retomó los vuelos de la Guerra Fría

Los bombarderos de largo alcance culminaron los ejercicios militares con un sobrevuelo a la isla de Guam, donde Estados Unidos posee una de sus bases más importantes. Los aviones Tu-95, conocidos como “Osos” en la Guerra Fría, realizaron vuelos de trece horas, partiendo desde una base en el Lejano Oriente ruso.

 Por Pilar Bonet *

Desde Moscú

En un nuevo gesto de reafirmación de poderío militar, Rusia ha reanudado las misiones aéreas de larga distancia a zonas patrulladas por la OTAN y EE.UU. Dos bombarderos estratégicos Tu-95 realizaron el pasado miércoles un vuelo de reconocimiento sobre la base norteamericana de la isla de Guam, en el Pacífico. Pavel Androsov, jefe de la Aviación Estratégica de las Fuerzas Aéreas de Rusia, subrayó que se trata de los primeros vuelos de este tipo que se realizan en los últimos 15 años.

“Siempre fue una tradición de nuestra aviación estratégica internarse a gran distancia en el océano, donde los pilotos se encontraban con aviones norteamericanos y saludaban visualmente a sus colegas. Creo que conseguimos nuestro objetivo, encontramos a nuestros pilotos de cazas que despegaron de un portaaviones norteamericano”, señaló el general.

“Intercambiamos sonrisas y volvimos a casa”, agregó Androsov, quien explicó que se trata de “una práctica normal” para los países que tienen este tipo de aviación. Los misión de los bombarderos, que salieron de una base cercana a Blagoveshchensk, en el Lejano Oriente ruso, duró 13 horas. Los Tu-95, denominados “Osos” por la OTAN, fueron muy usados durante la Guerra Fría.

Ayer concluían tres días de ejercicios militares de la aviación estratégica rusa, durante los cuales los pilotos realizaron 40 vuelos y lanzaron ocho misiles de cruceros. La base de Guam es una de las más importantes instalaciones estratégicas de EE.UU. en el océano Pacífico.

Las afirmaciones del general Androsov contrastan con las informaciones que fueron habituales durante la década del ’90 y hasta hace poco, cuando los aviones no podían despegar por falta de combustible y los pilotos se veían imposibilitados de mantener su capacitación profesional. Las declaraciones de los militares dejan bien clara la voluntad del Kremlin de recuperar el papel de potencia global perdido durante la etapa de desorientación y crisis económica que siguió a la desintegración de la URSS.

No sólo en el aire Rusia recupera el terreno perdido en esa etapa; ahora también la Armada quiere volver a navegar por el Mediterráneo de forma permanente, según declaró la semana pasada en Sebastopol el almirante Vladimir Masorin. Las declaraciones de Masorin, comandante en jefe de la Marina de Guerra, han hecho pensar que Rusia quiere volver a usar los puertos de Siria, que daban acogida en el pasado a los buques soviéticos.

Según fuentes del Ministerio de Defensa, citadas por el diario Kommersant, Moscú se dispone a formar una escuadra permanente en el Mediterráneo al mando del crucero Moskva. La flota rusa del Mediterráneo dejó de existir en 1991 y desde entonces realiza salidas esporádicas a ese mar. En Siria, los rusos tienen un centro de abastecimiento formado por tres muelles y algunas otras instalaciones.

En tanto, el entrenamiento aéreo de Rusia es el tercer incidente significativo en una semana en la que se desplegó el renaciente poderío ruso. Primero fue la bandera rusa plantada en el lecho del océano Artico el 2 de agosto, apoyando los reclamos territoriales de ese país. “La Guerra Fría llegó al Norte”, tituló el diario ruso Kommersant, después de que Canadá y otros países que se adjudican la riqueza mineral del océano Artico avanzaron en sus preparativos.

Mientras que los analistas occidentales bajan el tono a lo que algunos consideran una nueva Guerra Fría, el teniente general Igor Khvorov, jefe de la fuerza aérea, dijo que Occidente tendrá que ponerse de acuerdo con Rusia, aceptando su presencia geopolítica. “No veo nada extraño, esto es algo común”, señaló la autoridad militar, refiriéndose al vuelo que los bombarderos rusos realizaron el miércoles sobre la base estadounidense de Guam, donde hacen ejercicios 22 mil soldados.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Soldados rusos marchan en el Kremlin, como en los viejos tiempos del mundo bipolar, en un clima de tensión con Estados Unidos.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.