ECONOMíA › EL SALARIO PROMEDIO AUMENTO 20,1% EN UN AÑO

No es derrame, es paritarias

 Por Raúl Dellatorre

Entre abril y junio los salarios de los trabajadores registrados, tanto del sector público como del privado, lograron despegarse de los correspondientes a los trabajadores en negro. Las mejoras del 4,1 al 5,8 por ciento obtenidas en el bimestre por el salario promedio de los trabajadores en blanco del sector privado y estatal, respectivamente, fueron atribuidas por el Ministerio de Trabajo a la firma y puesta en vigencia de los aumentos negociados en paritarias a partir de marzo. Las variaciones salariales surgen del informe mensual que ayer dio a conocer el Indec y que señala que, al mes de junio, el aumento anual del salario promedio de la economía fue del 20,16 por ciento, uno de los más altos desde que se publica el indicador.

El repunte salarial en los doce meses transcurridos entre junio de 2006 y el mismo mes de este año supera ampliamente el índice de inflación, aun el estimado por las consultoras privadas que desconfían del IPC informado por el Indec. Ello expresa una recuperación del salario real, es decir de la capacidad de compra de las remuneraciones con respecto a los precios promedio de la economía.

Durante todo 2006 y hasta el primer trimestre del presente año, se había dado la paradoja que los salarios en negro observaran una tasa de recuperación superior a la apuntada para los salarios formales. El fenómeno fue explicado por los especialistas por la fuerte demanda de trabajadores en algunos sectores típicamente de trabajo informal, como servicios y tareas temporales, como ocurre con determinados rubros en el sector de la construcción.

“Muchas empresas tercerizadas están teniendo una demanda de trabajo no habitual, pero como no saben si esta tendencia se mantendrá prefieren contratar empleados en negro, a la espera de ver si los toman definitivamente en el caso que la mejora en la actividad se consolide”, explicó a este diario en aquella oportunidad un abogado laboralista que asesora a varios gremios vinculados con estas tareas. “Y el trabajo se paga bien en estos rubros porque no se consigue mano de obra, incluso sin ninguna calificación”, agregó entonces.

En el segundo trimestre, la situación no se revirtió, pero las negociaciones paritarias provocaron que los salarios formales tuvieran una recuperación mayor que la verificada en el sector informal. Desde el Ministerio de Trabajo destacaron que las negociaciones colectivas posibilitaron reducir la amplia dispersión entre las remuneraciones básicas de las diferentes actividades. Al mismo tiempo, indujeron a una mejora generalizada en los salarios de bolsillo de las categorías bajas y medias de ingresos, al unificar las remuneraciones antes dispersas.

Otro resultado derivado de las paritarias fue la mejora en el promedio salarial del sector público, que había quedado fuertemente relegado en los primeros años posteriores a la salida de la convertibilidad. En los últimos doce meses –hasta junio pasado, último registro del Indec–, la recuperación del salario estatal fue del 24 por ciento, superando ampliamente a los demás sectores.

“Seguramente, en los próximos meses se produzca un nuevo repunte de los salarios en negro, que se retrasaron en los primeros meses de este año, porque la situación del mercado laboral así lo indica”, arriesgó otro analista del sector. Cerrada ya las paritarias para este año, el principal impacto sobre los salarios promedio del sector formal estará dado por los ajustes acordados en forma fraccionada hasta fin de año.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.