EL MUNDO › EL CONGRESO DE EE.UU. EVALUA EL PLAN ANTIDROGA

El Plan México, confirmado

 Por Gerardo Albarrán de Alba

Desde México, D. F.

Los gobiernos de México y Estados Unidos confirmaron ayer la conclusión de las negociaciones con Estados Unidos para la creación de un centro de comando, control e inteligencia contra el narcotráfico. Según Carlos Rico, subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, una versión mexicana del Plan Colombia será anunciada por los presidentes George Bush y Felipe Calderón, una vez que lo haya aprobado el Congreso estadounidense, el cual ya recibió una copia, de acuerdo con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, que dijo que su gobierno tiene plena disposición para operar lo que él mismo llamó “Plan México”.

Durante un foro realizado en el Colegio de México, el funcionario de la Cancillería dijo que Estados Unidos aportará 1000 millones de dólares en los próximos dos años, y no los 1400 millones que había reportado un diario estadounidense a principios de semana. Rico expuso que el “Plan México” –conocido hasta ahora como “Estrategia Conjunta de Combate contra el Crimen Organizado”– constará de varias etapas, incluidas las de entrenamiento a personal mexicano y equipamiento.

De gira en Colombia, Gates declaró ayer que Estados Unidos financiará este año a México con 500 millones de dólares y destinará otros 50 millones para Centroamérica. Dichos recursos se integrarían en una partida presupuestaria suplementaria que podría ser presentada este próximo fin de semana.

Ante las reacciones encontradas que suscitaron esos anuncios, la Secretaría de Relaciones Exteriores negó que este “programa de cooperación” incluya la operación de tropas o agentes estadounidenses en territorio mexicano, y dijo que se centra más en el entrenamiento de personal mexicano y en el intercambio de información e inteligencia criminal, así como en el compromiso de Estados Unidos para fortalecer la lucha contra el tráfico de armas y precursores químicos.

En México existe preocupación por la posibilidad de que este “Plan México” sea utilizado por la administración de Felipe Calderón para que el ejército se vuelque contra movimientos sociales y la guerrilla diseminada por el país, lo cual se refuerza con las declaraciones del portavoz de la agencia antinarcóticos estadounidense (la DEA, por sus siglas en inglés), Steven M. Robertson, que sostuvo el miércoles que “hay un matrimonio por conveniencia entre narcotráfico y terrorismo. Estimaciones basadas en investigaciones de la DEA muestran que por lo menos la mitad de las organizaciones terroristas incluidas en la lista del Departamento de Estado tienen posibles conexiones con el narcotráfico”.

Pero Calderón ni se inmuta: el miércoles, en la ciudad de Chetumal, cerca de la frontera con Guatemala, justificó su “guerra frontal” contra el crimen organizado, encargada a las fuerzas armadas, y recordó que al inicio de su mandato se comprometió a que en México imperen la paz, el orden y la legalidad: “De hecho, eso es lo que principalmente justifica que alguien tenga el mando de la fuerza pública y del monopolio del poder, el garantizarle a cada quien su seguridad”.

Compartir: 

Twitter

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.