EL MUNDO › SON LOS HOMBRES DE MAYOR CONFIANZA DE MUJICA Y SE PERFILAN COMO FUTUROS MINISTROS

Puestos clave para los tupamaros

Un gobierno encabezado por Mujica y el MPP tendrá un perfil más social. Julio Baráibar, Eduardo Bonomi y Eleuterio Fernández Huidobro son algunos de los compañeros de militancia del presidente que suenan para puestos en el gobierno.

 Por Mercedes López San Miguel

Desde Montevideo

En la casa ubicada en Tristán Narvaja 1578 se ve un cartel con grandes letras que dice: “Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros. Local central”. La fachada está pintada de los colores del Frente Amplio, blanco, azul y rojo. Adentro, unas fotografías en blanco y negro de manifestaciones de trabajadores de la caña conviven en las paredes con varios retratos de Raúl Sendic, uno de los fundadores de la guerrilla urbana que combatió en los años ’60 y ’70 en Uruguay. Una maqueta representa el recorrido de la histórica fuga de la Cárcel de Punta Carretas, cuando en 1971, 107 tupamaros y cuatro presos comunes fueron saliendo por un pequeño boquete de 50 centímetros por 60, boca de un túnel que terminaba en una casa del otro lado de la calle.

Hoy, muchos de los históricos dirigentes tupamaros que pertenecen al MPP (Movimiento de Participación Popular, una de las fuerzas que integran la coalición Frente Amplio) son los hombres de mayor confianza de Mujica y se perfilan como futuros ministros en puestos clave. El MPP, que obtuvo seis bancas en el Senado, y el Frente Líber Seregni, con cinco (entre sus referentes están Danilo Astori, Rafael Michelini y el actual vicepresidente Rodolfo Nin Novoa), serán quienes obtengan la mayor representación en el gabinete, según lo confirman a este diario altas fuentes del oficialismo.

Julio Baráibar, quien ocupa la cartera de Trabajo, probablemente siga en su cargo. Baráibar ingresó al MLN-Tupamaros en 1971 y emigró a Chile en 1972, donde residió medio año hasta que el general Augusto Pinochet diera el golpe. Estuvo preso en el Estadio Nacional de Santiago, al año fue sacado del estadio por la embajada de Suecia y emigró a este país. El senador Eduardo Bonomi, mano derecha de Mujica –dicen que es su vocero en el Palacio Legislativo– cayó preso en 1972 y fue puesto en libertad 13 años después. Hoy es candidato a ocupar el Ministerio del Interior, aunque no se descarta que pueda ser convocado a la Secretaría de la Presidencia, dado que allí Mujica necesita un gestor de suma confianza.

El senador Eleuterio Fernández Huidobro, ex tupamaro y ex MPP, actualmente líder del espacio CAPL (Corriente de Acción Pensamiento y Libertad), fue mencionado para la cartera de Defensa. Huidobro escribió entre otros textos La fuga de Punta Carretas y Memorias del calabozo, en donde narró las condiciones infrahumanas que padeció como “rehén” de la dictadura entre 1973 y 1985, junto a otros ocho compañeros, entre ellos Mujica. Pero desde hace unos días se perfila también para Defensa el diputado del CAPL Luis Rosadilla, un ex tupamaro de bajo perfil. Sea Rosadilla o sea Huidobro quien se haga cargo de las Fuerzas Armadas, no deja de ser más que simbólico.

Para Cancillería el nombre que más suena es Luis Almagro, actual embajador en China e integrante del MPP. Raúl Sendic, hijo del mítico rostro que aparece en fotografías y bustos en la casa de los tupamaros de Tristán Narvaja, seguiría como ministro de Industria y Energía. Si se creara el Ministerio de Ciencia y Tecnología podría designarse a Ricardo Ehrlich, actual intendente de Montevideo, también ex guerrillero.

Fue parte de la negociación entre Mujica y su compañero de fórmula Danilo Astori y de las condiciones que puso éste para acompañarlo, que el equipo económico quede en manos del Frente Líber Seregni, con Danilo a la cabeza. El niño mimado de Astori, Fernando Lorenzo, es quien está mejor posicionado para ocupar la cartera de Economía. También se comenta que en algunas carteras se verá representada la continuidad del gobierno de Tabaré Vázquez, el primero al que accedió el centroizquierda, en 2004.

Por lo dicho anteriormente, el enfoque más de izquierda no estará dado tanto por la política económica como por las iniciativas que se propongan y lleven a cabo en los ministerios. Aún más, fuentes importantes del FA aclaran que en el gobierno habrá representación de todas las fuerzas políticas que lo componen. Y que Mujica pretende reunirse con la oposición el 5 de diciembre para plantearle participación en el gobierno en los entes públicos. Es altamente probable un gabinete multipartidario siempre y cuando los blancos acepten la dirección de algún ente.

El analista Gerardo Caetano, profesor en la Universidad de la República. señala que un gobierno del Frente Amplio encabezado por Mujica y el MPP tendrá un perfil más social. “Mujica tiene que marcar su distinción respecto de Tabaré Vázquez y profundizar los aspectos sociales, por ejemplo, avanzar con el problema de la vivienda para los sectores más necesitados. En política exterior, va a consolidar una apuesta pro integracionista, pero una integración que sea crítica desde adentro del Mercosur.” Para Ignacio Zuasnabar, director de Equipos Mori, la construcción política del Frente Amplio desde su fundación en 1971 es superior a la influencia de determinada corriente. “Las figuras de Astori y Tabaré hacen contrapeso a los máximos referentes del MLN. Sin embargo, el programa del FA estará corrido más a la izquierda, pero un poco, no creo que se impulsen nacionalizaciones de los recursos ni una expropiación de las tierras. En política exterior es probable que el gobierno de Mujica dé alguna señal simbólica favorable a Venezuela.” Dijo Mujica en una entrevista: “Antes luchaba por cambiar el mundo, ahora lucho por cambiar la vereda. Nunca está la tarea lograda”. El veterano dirigente tiene quien lo acompañe.

Compartir: 

Twitter
 

La mística tupamara conforma el núcleo duro de la militancia que apoya a Mujica.
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared