EL MUNDO › LA ABSTENCION ALCANZO EL 58 POR CIENTO DEL ELECTORADO

Más de la mitad de Chile no votó

 Por Mercedes López San Miguel

La alta abstención, del 58 por ciento, pone de manifiesto un fuerte malestar social que no se expresa en las urnas, en un nuevo sistema de voto voluntario, tras una campaña en la que reinó la apatía, dado que se sabía de antemano quién iba a ser la ganadora. Seguramente cada quien hará su interpretación, pero a ningún experto ni a ningún político le resultó indiferente la baja participación ciudadana.

El presidente saliente, Sebastián Piñera, fue uno de los primeros en hablar del asunto. “Tendremos que escuchar a aquellos que no votaron. La reforma de voto voluntario la impulsamos porque creemos que los chilenos tienen que votar con libertad y compromiso. Y el compromiso es que participen en la democracia.” El presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, minimizó la cifra de abstención. “Se generó un debate artificial, corriendo el eje de lo importante, que era la elección presidencial.” A su turno, Marco Enríquez Ominami, candidato que quedó en tercer lugar en la primera vuelta, dijo ayer que comprendía a los miles de chilenos que no votaron. “Se deberá debatir por qué es tan importante el voto voluntario y el problema, más bien, es de oferta política.”

Entre los analistas consultados por esta enviada, el sociólogo Manuel Antonio Garretón señaló que se abrían dos interrogantes. “Cómo la Nueva Mayoría incorpora a los sectores de izquierda que rechazaron la política y se abstuvieron de votar. Y cómo se reconstituye la relación entre lo político y social.” Garretón ensayó una respuesta. “La salida es el poder constituyente y una nueva constitución.” En opinión del politólogo Juan Carlos Gómez Leyton, los que no votaron lo hicieron de forma activa. “Mucha gente que no se pronunció manifestó de esta manera que las opciones no eran convincentes. Por otra parte, hubo quienes se quedaron en la casa porque el triunfo estaba establecido.” En Estados Unidos, país con voto voluntario, la participación suele ser del 50 por ciento. Gómez Leyton señaló que una lectura conservadora se inclinaría a pensar que la gente se abstiene porque entre demócratas y republicanos no hay diferencias sustanciales y esto es extrapolable a Chile. “Yo creo que existe un descontento social que no se manifiesta en las urnas. Son los que se vienen manifestando en los últimos dos años.”

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Más de la mitad de Chile no votó
    Por Mercedes López San Miguel
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.