libero

Lunes, 16 de diciembre de 2013

FúTBOL › MANUAL PARA ENTENDER SI HAY QUE ESTAR CONTENTO, TRISTE O NEUTRO TRAS LA FINALIZACION DE UN CAMPEONATO ESPANTOSO

Dime de qué cuadro eres y te diré qué sientes

La consagración de San Lorenzo despertó una enorme multiplicidad de emociones, las que el fútbol no logró desplegar.

 Por Juan José Panno

Si sos hincha de San Lorenzo, sentís que tocaste el cielo con las manos, que nadie te quita la felicidad de este nuevo título; creés que Pizzi es un capo porque planteó bien el partido y estuvo muy bien con los cambios, especialmente con el de Ortigoza por Kalinski, y querés hacerle un monumento a Torrico por la pelota increíble que le sacó a Allione y ni te acordás de lo que sufriste, ni te importa el detalle de que se trata del peor campeón de la historia en torneos cortos (33 puntos sobre 57 posibles, el 57,89 por ciento de eficacia), ni que tu equipo se consagró empatando sus últimos tres partidos. Si sos de San Lorenzo, bendecirás a Romagnoli y dirás que es uno de los mejores enganches de fútbol argentino, y que Mercier y Ortigoza son dos volantes centrales de primera categoría, y que los pibes tienen mucho futuro, y ni te acordarás de la final de la Copa Argentina, ni de los dos partidos contra River en la Sudamericana, cuando eliminó a los tuyos con un planteo tan amarrete como el que tu DT planteó ayer, y finalmente dirás que a llorar a la iglesia y que sonó un tiro para el lado de la justicia.

Si sos de Vélez, todavía debés estar insultando a Torrico por esa pelota que tapó casi sobre la hora y que valía, sin dudas, un campeonato. Y putearás contra Pitana, pero no repararás en que hubo un penalazo para San Lorenzo que el referí no cobró, y deberías sentirte conforme porque, después de todo, nadie, ni vos mismo, daba dos pesos por el equipo cuando empató con River en el peor encuentro del campeonato. Si repasás la campaña, verás que tu equipo sacó sólo 13 puntos sobre 33 (menos del 40 por ciento) en las primeras once fechas del torneo y sentirás que estuvieron bien los que en la cancha aplaudieron a los jugadores por el esfuerzo realizado, aunque no alcanzó.

Si sos de Newell’s, a esta altura estás lamentando el gol que perdió Maxi Rodríguez, casi debajo del arco y que hubiera permitido llegar a un encuentro de desempate contra San Lorenzo, pero más que eso lamentarás que en las últimas ocho fechas el cuadro de tus amores empató cinco partidos y perdió tres. Y verás que si hubieran igualado esos tres partidos perdidos, a esta altura estarían festejando la obtención del título.

Si sos de Lanús, ya estabas más que hecho con haber ganado la Sudamericana... pero bueno, la ilusión estaba y no deja de ser una decepción que no le pudieran ganar a Newell’s en un partido que estaba para cualquiera de los dos y en el que pudieron haber triunfado. Y lamentarás que la consagración de San Lorenzo obliga a tu cuadro a disputar el repechaje de la Copa Libertadores y no entrar directamente en la fase de grupos, lo que hubiera ocurrido si el título lo conseguía otro. Y también estarás de acuerdo con Guillermo Barros Schelotto cuando dijo que el campeón fue San Lorenzo, pero el mejor equipo fue Lanús.

Si sos de River, dirás que estás meado por los perros porque el triunfo de San Lorenzo te deja sin Copa Libertadores. Si salía cualquiera de los otros tres que tenían chances, entrabas; no se te dio. Y le echarás la culpa a la suerte grela y un poco a tus propios jugadores por los pocos puntos obtenidos.

Si sos de Boca, celebrarás que River no se clasificó para la Copa Libertadores. No te gusta que el campeón sea San Lorenzo, pero lo de River lo sentís como un mal menor. Pobre, módico, casi mezquino festejo que esconde todo lo malo de tu propio equipo en el año.

Si sos de Huracán, tenés sentimientos contradictorios; no querías a San Lorenzo campeón, porque ya empezaste a escuchar cargadas, pero, ¿te lo bancarías si el campeón hubiera sido Vélez, ese club al que odiás con toda tu alma desde que pasó lo que pasó con Brazenas?

Si sos de Central, te alegrarás de que a Newell’s no le alcanzara; y si sos de Banfield, lo mismo con respecto a Lanús.

Finalmente, si nos sos de ninguno de los cuadros nombrados, si no tenías nada que ganar o perder en la última fecha del campeonato y sos de esa clase de personas a las que les gusta el buen fútbol, te alegrarás de que, por fin, este campeonato espantoso se terminó.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.