EL MUNDO › RUMSFELD SE DESMARCO DEL PLAN DE ACCION EN MARCHA

Echale la culpa a Tommy Franks

La cara visible de la ofensiva en Irak, el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, habló a la defensiva: reiteró que las fuerzas anglo-americanas llevan adelante el mejor plan, con el que están “todos de acuerdo, al margen de las cositas que salen por acá y por allá, por parte de gente que nunca vio el plan”. Eso sí, aunque lo calificó de “excelente”, Rumsfeld señaló que “no fue mi plan, sino del general Tommy Franks (jefe de la operación en Irak) por mucho que la prensa me lo atribuya”. Además negó versiones sobre presuntas negociaciones con el gobierno iraquí y volvió a sembrar sospechas de que Saddam Hussein está desaparecido –herido o muerto–. Y el jefe del Estado Mayor Richard Myers dijo que al menos dos divisiones de la Guardia Republicana fueron diezmadas a un 50 por ciento.
Rumsfeld busca salvar su imagen por la oleada de críticas que recibe la operación Libertad Iraquí, que se ha vuelto más incierta en sus variables de tiempo y efectividad. El jefe del Pentágono afirmó que “a pesar de que soy el jefe, no soy la persona que diseña los planes de guerra” y explicó que cuando se planteó una posible intervención en Irak se pidió al general Franks que “sacara una estrategia de la estantería”. Rumsfeld advirtió, sin embargo, que “no quiero decir que nada va a cambiar, trato de no predecir el futuro”, por lo que se refirió a los ajustes de dicho plan. Señaló además que la campaña sólo concluirá con la rendición incondicional del régimen de Saddam Hussein, con lo que rechazó versiones sobre presuntas negociaciones con el gobierno iraquí, durante una conferencia de prensa transmitida por la cadena televisiva CNN.
“No existe ninguna posibilidad de que esta guerra termine con Saddam Hussein y su régimen en el poder”, subrayó el halcón de la administración Bush, para alejar el fantasma de la primera Guerra del Golfo, en 1991, en la que la alianza que atacó a Irak logró el triunfo militar pero no pudo cambiar el gobierno. “El hecho de que Saddam Hussein no apareciera en su discurso televisado de hoy es interesante”, dijo Rumsfeld, quien dejó de nuevo en evidencia las sospechas de Estados Unidos de que el líder iraquí pudo resultar herido, e incluso muerto, en el ataque aéreo inicial contra Bagdad.
En la misma rueda de prensa, el general Myers definió como “pavadas” las críticas al plan de guerra contra Irak, cuya inesperada resistencia a la invasión angloestadounidense parece sorprender en Washington y Londres. En este sentido, señaló que Tommy Franks “tuvo todo lo que pidió, y quien dice lo contrario y realiza críticas no hace un servicio a las tropas”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.