EL MUNDO › MILES DE URUGUAYOS LLEGAN DESDE EL EXTERIOR

Votantes a borbotones

Por L. B.
Desde Montevideo

“¡Vamos Uruguay!”, gritó el pibe con los ojos llorosos y le respondió un aplauso cerrado. No era candidato, sino uno de los miles de uruguayos que están llegando en oleadas desde el exterior al aeropuerto de Carrasco para votar en su país. Otro muchacho provocó una gritería cuando su valija envuelta en la bandera del Frente Amplio saltó a la cinta y empezó a dar vueltas. El aeropuerto de Carrasco está agitado, llegan en todos los vuelos, sobre todo los que vienen de Europa y los espera gran cantidad de familiares y amigos con banderas uruguayas y del Frente y los abrazos, llantos y vivas resuenan en el hall del aeropuerto.
Para un país con tres millones y medio de habitantes y que tiene una cantidad similar de ciudadanos esparcidos en el mundo, los 50 mil que se esperan en estos días parecen pocos, pero constituyen un fenómeno que ha marcado a las familias de este país. Es la única nación en todo el mundo que tiene este fenómeno tan masivo de emigración sin estar en guerra. Y la posibilidad de un cambio que cierre esta sangría está en los discursos de todas las campañas.
Las escenas que han comenzado a producirse en Carrasco se multiplican en las terminales de ómnibus, donde ya están llegando los que residen en Argentina. Desde Brasil se espera un contingente que al llegar a la frontera decidió, como grupo de promeseros, recorrer a pie los 530 kilómetros hasta Montevideo. Pero vienen otros 33 uruguayos desde Chile que se han lanzado en bicicleta.
Para organizar este candombe el Frente Amplio instaló carpas en los puntos de llegada y una gran carpa en el centro de Montevideo donde habrá médicos y alimentos. En realidad, los que viajan son los que están en condiciones de financiárselo o los que se lanzan a punta de entusiasmo y la mayoría llega con poca plata. Además, muchos deben votar en ciudades del interior, por lo que se han puesto móviles desde las carpas hasta las terminales de ómnibus.
Hoy llega un vuelo de España repleto de uruguayos y así van llegando de Australia, México, Suecia y Argentina. La empresa Buquebus programó siete viajes entre viernes y domingo desde Buenos Aires, en los que viajarán alrededor de diez mil pasajeros. Están los que ya llegaron y los que vienen en ómnibus y en autos. En este océano de termos y mates, algunos ya están festejando con anticipación. “Dicen que la veda empieza el viernes a la noche –afirmaba un recién llegado al que se le notaba que se había entonado en el viaje– pero yo me instalo en el local del Frente desde el sábado a festejar.”
“Yo no sé qué va a pasar si no llegamos a ganar en la primera vuelta –reflexionaba con preocupación una de las organizadoras de la llegada de los emigrados–, porque la mayoría no se puede quedar otro mes, en el caso de que haya una segunda vuelta.” Pero el entusiasmo de los simpatizantes del Frente Amplio está poniendo toda la carne en el asador para el domingo, a ninguno se le ocurre pensar que haya segunda vuelta y, si la hay, para ellos será un desastre porque la gran mayoría de estos “exiliados económicos” tiene que regresar después del 31.
Hoy a las siete y media de la tarde el Frente Amplio hará un acto aquí en Montevideo, frente al Cabildo, con los llamados exiliados económicos, muchos de los cuales se fueron ayer a la cancha a ver el partido entre Nacional y Wanderers, en cuyas tribunas flameaban cientos de banderas tricolores frenteamplistas. “La usamos para las dos cosas –dijo un hincha–, para el Nacional y para el Frente.”

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Votantes a borbotones
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.