EL PAIS › INTELECTUALES SE INVOLUCRAN EN EL DEBATE SOBRE LA ACTUALIDAD POLITICA Y SOCIAL

“Se busca domesticar a la democracia”

Convocan a adherir a un texto que analiza la cuestión de las retenciones, los medios de comunicación y la democracia. Su propósito es “sumar formas políticas que ayuden a fecundar una manera más amplia y participativa de debatir”.

“Asistimos en nuestro país a una dura confrontación entre sectores económicos, políticos e ideológicos históricamente dominantes y un gobierno democrático que intenta determinadas reformas en la distribución de la renta y estrategias de intervención en la economía.” Así comienza un texto sobre retenciones, medios de comunicación y democracia impulsado por intelectuales, científicos y políticos, “preocupados por la suerte de una democracia a la que se busca limitar y domesticar”. Con el conflicto entre el Gobierno y el campo como disparador, los promotores de la iniciativa plantearon la necesidad de “aportar a una fuerte intervención política en el sentido de una democratización, profundización y renovación del campo de los grandes debates públicos”. La intención es “sumar formas políticas que ayuden a fecundar una forma más amplia y participativa de debatir”.

Según la carta que circula para ser firmada, la oposición a las retenciones, “un comprensible objeto de litigio”, dio lugar a alianzas que llegaron a enarbolar “la amenaza del hambre para el resto de la sociedad y agitaron cuestionamientos hacia el derecho y el poder político constitucional”. Advierte que muchos de los argumentos que se escucharon estas semanas “tienen parecidos ostensibles” con los que en el pasado justificaron la interrupción del orden constitucional y “sobre todo un muy reconocible desprecio por la legitimidad gubernamental”.

La carta ya tiene la firma del sociólogo Horacio González, el escritor David Viñas, el filósofo Ricardo Forster y el decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, Federico Schuster, entre otros. El texto señala que los medios de comunicación más concentrados “gestan la distorsión de lo que ocurre, difunden el prejuicio y el racismo más silvestre y espontáneo, sin la responsabilidad por explicar, por informar adecuadamente ni por reflexionar con ponderación las mismas circunstancias conflictivas y críticas sobre las que operan”.

En un cuestionamiento profundo de las lógicas massmediáticas, la carta asegura que se “privatizan las conciencias con un sentido común ciego, iletrado, impresionista, inmediatista, parcial”. “Estructuran diariamente ‘la realidad’ de los hechos, que generan ‘el sentido’ y las interpretaciones y definen ‘la verdad’ sobre actores sociales y políticos desde variables interesadas que exceden la pura búsqueda de impacto y el rating”, asevera. También alude al Observatorio sobre la Discriminación en radio y televisión y aseguraron que la reacción de los grandes medios “muestra a las claras un desprecio fundamental por el debate público y la efectiva libertad de expresión”. “Se ha visto amenaza totalitaria allí donde la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA llamaba a un trato respetuoso y equilibrado del conflicto social”, sostiene.

El texto señala también los “límites y retrasos del Gobierno en aplicar políticas redistributivas de clara reforma social”. Aunque al mismo tiempo reconoce “su indiscutible responsabilidad y firmeza en instalar tales cuestiones redistributivas como núcleo de los debates y de la acción política desde el poder real que ejerce”. “Las carencias –agrega– que muchas veces muestra el Gobierno para enfocar y comprender los vínculos, indispensables, con campos sociales que no se componen exclusivamente por aquellos sectores a los que está acostumbrado a interpelar, no posibilitan generar una dinámica de encuentro y diálogo recreador de lo democráticopopular.”

“Resulta imprescindible tomar conciencia de nuestro lugar en esta contienda desde las ciencias, la política, el arte, la información, la literatura, la acción social, los derechos humanos, los problemas de género, oponiendo a los poderes de la dominación, la pluralidad de un espacio político intelectual lúcido en sus argumentos democráticos”, sentencia.

Compartir: 

Twitter
 

El conflicto entre el Gobierno y el sector agropecuario fue el disparador de la iniciativa de los intelectuales.
Imagen: AFP
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.