EL PAíS › OPINION

Reclutamiento educativo

Por Gustavo Oliva *

El sistema educativo está en llamas. Mientras desde diversos ámbitos se discuten posibles salidas a la crisis, el gobierno de la provincia de Buenos Aires responde con un “reclutamiento educativo”.
El senador justicialista Alejandro Corvatta, impulsador del proyecto, plantea que todos aquellos adolescentes bonaerenses que no puedan acceder al Polimodal serán impulsados a pasar un año en dependencias del Ejército. Según el plan del legislador, el Ejército recibiría $ 150 mensuales por “alumno”.
Aunque parece un fragmento de un cuento de no creer, el proyecto podría llevarse a cabo. Frente a esto debemos pararnos y replantearnos qué es lo que está pasando.
Como especialista en temas educativos, considero el proyecto como un golpe a la democracia y una negación de las políticas educativas con las que el Estado no se compromete. Es un claro intento de desviación del problema, para lo cual es necesario revisar las causas que generan la deserción y trabajar sobre ellas, no con salidas autoritarias de este tipo sino mediante el compromiso y la defensa de los derechos.
Mientras en Latinoamérica se discuten proyectos para llegar a la obligatoriedad del secundario, en la Argentina se plantea un proyecto irresponsable, carente de contenido pedagógico y sin antecedentes en países desarrollados, que ve a la educación como una forma de disciplinamiento y no de formación de ciudadanos comprometidos en un proyecto de país acorde a la solidaridad, la justicia y la equidad social.
El reclutar jóvenes en cuarteles para que aprendan oficios no equivale a una solución cuando sabemos que la competencia en el mercado laboral es cada vez más feroz, y de esta manera sólo se logrará ampliar la brecha social que separa a ricos y pobres: menos y peor educación para los que más la necesitan, siendo hoy la última y única posibilidad de movilidad social (antes lo era también el trabajo).
Las vertiginosas transformaciones nos enfrentan al dilema de crecer en educación o resignarnos a la impotencia que produce la ignorancia. Ante las dificultades del momento, asumamos un derecho humano fundamental como es la educación, en forma seria, comprometida y bajo parámetros de mayor rigor científico, dando un debate responsable, asegurando los derechos y evitando así una nueva frustración.

* Ex subsecretario de Educación de la provincia de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.