EL PAíS › NO DEJARON LLEGAR A LAS AGRUPACIONES DE IZQUIERDA

A Pando le quedó la plaza para ella

Los dinosaurios volvieron a la plaza San Martín. Como sucede cada año, la dirigente castrense Cecilia Pando reunió a las organizaciones de derecha ligadas a los militares retirados en un acto de homenaje a los “caídos por la subversión”. Los presentes le cantaron a José Ignacio Rucci, el ex secretario gremial de la CGT asesinado en 1973, y desde el palco los organizadores reivindicaron la reapertura de la causa. En los alrededores de la plaza también hubo tensión, como sucedió otros años. Un fuerte operativo policial detuvo a fuerza de escudos y empujones a los grupos de organizaciones de izquierda que pretendían realizar su contramarcha.

El homenaje convocado por los grupos de la derecha castrense se repite todos los años alrededor del monumento de Los Caídos en Malvinas. Este año, el telón de fondo no sólo fueron las políticas de derechos humanos del Gobierno y el impulso de las causas judiciales contra los responsables de la represión. También caldeó el horizonte el pedido de reapertura de la causa penal por la muerte de Rucci impulsada por su familia y aceptado por la Justicia. Por el asesinato se responsabiliza a un grupo de la agrupación Montoneros.

Los 5 de octubre, para las organizaciones de derecha, son un emblema: recuerdan el ataque al regimiento de Infantería de Monte en Formosa en el que mueren conscriptos. Este año volvieron a hacerlo. Como el 5 cayó un domingo con poca circulación de militares en la city y pocos medios, el homenaje pasó a un día después.

El orador más importante del acto fue Arturo Larrabure, hijo del coronel Argentino del Valle Larrabure secuestrado por el ERP en 1975, durante un año. El ERP dijo que Larrabure se suicidó al cabo de ese tiempo, sus familiares dicen que fue un homicidio y quieren que se abra la causa. En el acto, su hijo agradeció al camionero Hugo Moyano y a los familiares de Rucci por lo que estaban haciendo por la investigación de su muerte. “Lo mismo que estoy impulsando yo”, indicó.

Como sucedió otros años, desde el palco se proyectaron dos videos con las imágenes de “los terroristas”. En ese contexto expusieron imágenes de parte del staff kirchnerista: el canciller Jorge Taiana, Eduardo Luis Duhalde, Carlos Kunkel, Juan Carlos Dante Gullo, Mario Firmenich, Roberto Pernía, Miguel Bonasso y Horacio Verbitsky. Exigieron un juicio político para cada uno de ellos, como si fueran consignas de otra época. También de la periodista Mirian Lewin, “por montonera”, y de Susana Sanz, del Consejo Nacional de Mujeres.

Las imágenes más importantes no estaban sólo en el escenario sino entre los presentes. El dirigente ultranacionalista Alejandro Biondini, Silvia Igarzábal, hija del teniente Jorge Igarzábal; la nieta del profesor Jordán Bruno Genta y la descendiente del empresario de Acindar, Inés Amelán. El ex gobernador salteño Roberto Ulloa, el mayor retirado Rafael Mercado, esposo de Cecilia Pando, el ex carapintada Jorge Breide Obeid y como adhesión se leyó la de la diputada de Recrear, Nora Ginzburg.

Entre las organizaciones de izquierda, que fueron frenadas a 20 metros de la plaza, estaban Convergencia Socialista, MTR Cuba y las Asambleas del Pueblo.

Compartir: 

Twitter
 

Varios militares retirados en el acto por “los caídos por la subversión”.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.