EL PAIS › ENCABEZADOS POR CHICHO BASILE, SECTORES DUHALDISTAS BUSCAN COMPETIR EN LA PROVINCIA

Se lanzaron los “cruzados” del PJ

“A Kirchner no le da el cuero”, parafraseó Daniel “Chicho” Basile en el lanzamiento de la agrupación Cruzados por la Resurrección Peronista. Con apoyo de los Rodríguez Saá y Barrionuevo quieren pelear la conducción del PJ bonaerense.

 Por Miguel Jorquera

Su nombre no estaba en las marquesinas del teatro Broadway ni su discurso fue a sala llena. Pero centenares de personas llegadas desde el conurbano aplaudieron de pie a Daniel “Chicho” Basile en el lanzamiento político de los Cruzados por la Resurrección Peronista, la agrupación con la que el dirigente duhaldista –de la mano del gastronómico Luis Barrionuevo y los hermanos Rodríguez Saá– piensa disputarle al kirchnerismo la conducción del PJ bonaerense. Arriba del mismo escenario que durante el resto de la semana trajinan el capocómico radical Nito Artaza y la vedette “Luli” Salazar, Chicho aprovechó el feriado de ayer para arremeter contra Néstor Kirchner y su posible candidatura en la provincia de Buenos Aires: “No le da el cuero”, dijo parafraseando al dictador Alejandro Agustín Lanusse, cuando desafió a Juan Perón a regresar al país tras el exilio.

Mientras algunos músicos (folklore, tango y melódico, en ese orden) amenizaban sobre las tablas la espera de “los militantes anti K”, Basile recibió a Página/12 entre bambalinas, donde desde un televisor seguía las noticias del día mezcladas con la música del escenario.

–¿Le alcanzarán las fuerzas para vencer al kirchnerismo en la provincia?

–Kirchner puede ser vencido con total facilidad. La gente ha despertado de su mentira y los militantes que no hemos sido secuestrados por el matrimonio K nos juntamos para enfrentar ese aparato diabólico y que el peronismo vuelva a ser la esperanza de los humildes y no como ellos, que sólo piensan en enriquecerse.

–Usó una frase de Lanusse para torear Kirchner...

–No comparto para nada lo de Lanusse. Pero evidentemente a K no le da el cuero para bajar a la provincia. Ha demostrado ser un paranoico en situaciones extremas como en el conflicto con el campo. Nosotros, en cambio, como dijo Churchill, con sangre, sudor y lágrimas vamos a trabajar para que el peronismo vuelva a ser la esperanza de la gente.

Basile todavía no se anima a afirmar que contará en su cruzada con la bendición del ex mandamás bonaerense –“aunque sería bárbaro”– pero por la dudas desplegó un cartel en la platea del Broadway que rezaba en letras grandes “Duhalde”, con la rúbrica de “Chicho conducción”. Con todo, ya cuenta con el respaldo de los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá y de Barrionuevo en su batalla contra los K.

Cerca de él, los organizadores del acto repasaban las adhesiones y fatigaban sus celulares ante la ausencia de algunos dirigentes que habían comprometido asistir. Una lista en las que estaban el compañero de fórmula “del Alberto”, Héctor Maya, y la ex esposa de Felipe Solá, “Teresita” Fernández. Entre las figuras que acompañaron a Chicho en el escenario estuvieron los sindicalistas alineados con el barrionuevismo, Carlos Acuña (Estaciones de Servicios) y Miguel “El Patón” (“calzo 47”, confesó) Pérez (gastronómicos), además del dirigente de San Miguel, Santiago Cuneo, formado en las huestes del ex carapintada Aldo Rico.

“La idea surgió de la última entrevista de Neustadt a Benedicto XVI en Roma. Bernardo le preguntó cómo tiene que hacer la Argentina para salir de la crisis, y el Papa le contestó que hacían falta muchos cruzados para eso. Por eso nos pusimos Los Cruzados”, explicó a este diario Walter Juárez, uno de los fundadores de la legión que enfrentará al kirchnerismo con un entusiasmo casi religioso.

Arriba del escenario, Basile volvería a repetir lo que dijo abajo ante Página/12: “El peronismo tiene buenos candidatos que van desde (Carlos) Reutemann hasta (Alberto) Rodríguez Saá”. Aunque descartó a Mauricio Macri “porque el peronismo no es la pata de nadie” y se mostró “vigilante” de Francisco De Narváez “porque es una figura nueva y no nos podemos volver a equivocar como con los Kirchner”.

Chicho ya estaba listo para salir a escena y recibir los aplausos, aunque los organizadores reconocían que “se puso poco esfuerzo para mover a la gente hasta la Capital”. Se cantó el himno. Luego Tula arrancó con el bombo y su banda de vientos, el clásico que todos esperaban, la marcha peronista.

Compartir: 

Twitter
 

Chicho Basile en el acto en el teatro Broadway, ante una platea que lucía algunos claros.
Imagen: Martín Acosta
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared