EL PAíS

Con imagen renovada, Elisa Carrió lanza su candidatura presidencial

Desde el escenario del Teatro Coliseo, la diputada del ARI se presentará formalmente para disputar la primera magistratura. Será también el momento para lanzar los lineamientos generales de su plan de gobierno.

 Por José Natanson

Ya no abusa de las metáforas climáticas –los tres huracanes, la tormenta ética– ni de las femeninas –el parto doloroso– e intenta darle un contenido más programático y menos catastrófico a sus pronósticos. Con nuevo discurso (y hasta nueva imagen), Elisa Carrió lanzará hoy, con un acto en el Teatro Coliseo, su candidatura presidencial por el ARI. El objetivo es nítido: superar el estancamiento y entrar de lleno a la carrera presidencial.
En los últimos tres meses, una serie de desaciertos políticos produjeron un amesetamiento de la intención de voto de Carrió, que venía creciendo en forma sostenida desde el colapso del gobierno de la Alianza. Como ella misma admitió, la reunión con Luis Zamora y Víctor De Gennaro para luchar por la caducidad de los mandatos la ubicó en un lugar político diferente al buscado. Lejos de generar un gran movimiento, la propuesta tuvo pocas respuestas sociales y –según admiten cerca de la chaqueña– alejó a los sectores más moderados.
Para colmo, en aquel momento la diputada anunció la suspensión de su campaña, lo que terminó de instalar cierta confusión entre los potenciales votantes del ARI. “Todavía me preguntan si voy a ser candidata”, suele quejarse.
Una vez que comprobó el fracaso de aquellas movidas, Carrió decidió redefinir su estrategia política: la idea, ahora, es retomar la campaña en sentido clásico, con apariciones en los medios, visitas al interior y la elaboración de un programa de gobierno.
El acto en el Coliseo es una forma de demostrar que está dispuesta a dedicarse de lleno a la pelea presidencial. Además de lanzar su candidatura, se distribuirán las bases para el programa de gobierno elaborado por los equipos del ARI.
No es un plan cerrado, sino una serie de ideas, editadas en formato de diario, con los lineamientos básicos para cada área. Además del “contrato moral” escrito por Carrió, hay un “contrato institucional”, que incluye desde la reforma constitucional hasta la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, y un “contrato económico-social”: el objetivo central es recrear el trabajo y mejorar la distribución del ingreso sobre la base de un shock redistributivo, una reforma impositiva y la renegociación de la deuda externa.
Con la plataforma, el ARI apunta a un doble objetivo: neutralizar las críticas sobre su supuesta inconsistencia programática y mostrarse como una fuerza política responsable frente a un PJ enredado en una interna indescifrable.
Además del lanzamiento de la candidatura y la presentación del programa, en el acto de hoy se festejará la oficialización del partido nacional. Desde que abandonó el radicalismo, Carrió comenzó a trabajar en la conformación de su propia fuerza política (el PARI) hasta que, un mes atrás, finalmente obtuvo la personería nacional. No se trata sólo de un logro formal, sino también político: la chaqueña obtiene mayor autonomía de sus aliados en un momento en que la relación con algunos de ellos –especialmente con el socialismo– atraviesa un momento difícil.
La idea original era que hablara sólo Carrió, pero la conflictiva relación con los partidos que la respaldan motivó que, como gesto de apertura a sus aliados, a último momento se incluyeran breves discursos de los líderes de las otras fuerzas: el socialismo, el PI y el Polo Social. Luego se proyectará un video con imágenes de Carrió: los comienzos de su militancia en el radicalismo, su paso por la Comisión Antilavado, la renuncia al partido. Finalmente, el diputado Alberto Piccinini, un histórico del ARI, tomará la palabra y proclamará la candidatura presidencial de la chaqueña.
Carrió suele improvisar sus intervenciones públicas. Casi nunca las prepara antes y –según comenta– muchas veces no sabe qué va a decir hasta que toma el micrófono. De cualquier modo, la chaqueña le ha impreso un giro importante a su discurso, que quedará claro en el acto de hoy: ya no apela a tantas metáforas, es menos pesimista y hasta se anima a anticipar una cierta esperanza. Apela a un tono más moderado, habla de cosas más concretas e incluso –por consejo de su círculo más íntimo– ha emprolijado su imagen. Hoy, la diputada no sólo presentará discurso, partido y programa: una Carrió definitivamente renovada estrenará nuevo look en el Coliseo.

Compartir: 

Twitter
 

La diputada del ARI y candidata a presidente, Elisa Carrió, hablará en el Coliseo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.