EL PAíS › EL GOBIERNO CONVOCó A LOS PARTIDOS CON REPRESENTACIóN PARLAMENTARIA A DISCUTIR EL SISTEMA ELECTORAL

El diálogo arranca por la reforma

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, anticipó que las rondas de diálogo arrancarán mañana con diez partidos. El tema es la reforma política, pero adelantó que va a escuchar sugerencias. La oposición se mostró dividida.

 Por Daniel Miguez

Con la reforma política como principal tema de debate, el Gobierno convocó al diálogo a unos 50 partidos políticos, en una ronda que comenzará mañana con diez de ellos. “La agenda apunta a escuchar sugerencias, recibir propuestas y analizar temas de consenso que apunten fundamentalmente a fortalecer el sistema electoral, además de otras cuestiones”, sostuvo ayer el ministro del Interior, Florencio Randazzo, al anunciar la convocatoria en la Casa Rosada. La mayoría de los partidos, aun con reparos y críticas, dijeron que acudirán a la cita, salvo en el caso de la Coalición Cívica y la UCR, que anticiparon su negativa, aunque mostraron diferencias internas (ver página 2).

Los partidos convocados por el Gobierno en esta instancia son los que tienen representación parlamentaria y la mecánica será en reuniones de aproximadamente 10 partidos por vez. Según pudo saber Página/12, a cada encuentro serán invitados uno o dos partidos de los más importantes y la decena se completará con algunos medianos y los más pequeños.

Anoche, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien será el representante del Gobierno en las reuniones, estaba consensuando con los principales partidos el orden y la mecánica de las citaciones que hoy serán anunciadas públicamente.

Al lanzar la convocatoria al diálogo, Randazzo sostuvo que el tema principal propuesto por el Gobierno será el de la reforma política, pero que aunque el eje sea el sistema electoral, esto no será excluyente de abarcar otras cuestiones. “La agenda apunta a escuchar sugerencias”, marcó. En el mismo sentido, agregó que el Gobierno propone “un diálogo abierto y no excluyente”, pero lo encuadró en que no se transforme en “un dialogo interminable para que consensuando los temas puedan ser luego analizados por el Parlamento”.

“Nos proponemos escuchar y que nos escuchen”, sostuvo el ministro, quien además reiteró que “la Presidenta propone que haya elecciones primarias, simultáneas, abiertas y obligatorias, para transparentar la selección de los candidatos y que eso no quede sólo en manos de los afiliados a los partidos sino de todos los ciudadanos”.

El llamado de ayer del Gobierno es el primer paso concreto de la convocatoria al diálogo con los partidos políticos, los sectores sociales y productivos que hizo la presidenta Cristina Kirchner el jueves pasado en San Miguel de Tucumán durante los festejos por el Día de la Independencia.

“Nuestra propuesta es apuntar centralmente al fortalecimiento del sistema político nacional y una de las cuestiones centrales tiene que ver con la selección de los candidatos”, dijo ayer Randazzo.

El ministro señaló además que cuestiones como los gastos de las campañas electorales y el financiamiento de los partidos políticos “también los tenemos en la agenda, para tratar de llegar a un sistema que sea equitativo y transparente para todos, para que tanto los partidos como los votantes tengan igualdad de oportunidades”.

Respecto del límite de convocar a medio centenar de partidos con representación parlamentaria, Randazzo lo justificó en una cuestión de sistematización del diálogo, pero no descartó sumar en el futuro a “otras fuerzas políticas que no tengan representación parlamentaria para que acerquen sus sugerencias”.

Con esta medida, el Gobierno busca retomar la iniciativa después de la derrota en la provincia de Buenos Aires en las elecciones legislativas del 28 de junio pasado. Y lo hace sobre un reclamo muy extendido en la oposición sobre la falta de diálogo en las gestiones kirchneristas.

El presupuesto básico en la Casa Rosada es que los partidos que no acepten concurrir a la convocatoria al diálogo serán mal vistos por la sociedad, luego de que la plantearon como una necesidad imperiosa. De todas maneras, no ignoran que en esa ponderación, al menos para un sector de la sociedad, influirá la presentación mediática de los argumentos utilizados para eludir el diálogo.

Oposición en contra

Ante la invitación, en el Gobierno notaron posturas contradictorias dentro de las mismas fuerzas de la oposición. Por ejemplo, en consonancia con Elisa Carrió, la dirigente de la Coalición Cívica Elsa “Tata” Quiroz se opuso a la invitación porque, según dijo, “el lugar de debate de ideas y propuestas es el Parlamento”. Pero el diputado electo Alfonso Prat Gay, de la misma fuerza, adelantó que “vamos a ir, podría ser fructífero para agilizar el tratamiento de estos temas en el Congreso”.

El tema se ve que tampoco estaba muy debatido dentro de la UCR, que al parecer tampoco concurrirá. Aunque ayer hubo distintas posturas, desde Ricardo Gil Lavedra –a favor– hasta el diputado cordobés Oscar Aguad –en contra–, anoche todo indicaba que prevalecería el rechazo planteado por el presidente del partido, Gerardo Morales.

No será un asunto sencillo para el Gobierno. Ayer, apenas conocida la convocatoria formal que hizo Randazzo, entre las críticas y reparos de la oposición, aun de los que se manifestaron a favor de sentarse a dialogar, hubo denominador común: que la reforma política no es una prioridad.

En el Gobierno contraargumentan que si bien el de la reforma política no es el tema más importante en el país, sí es fundamental llevarla a cabo y es de incumbencia de todos los partidos. Además señalan que éste es el mejor momento para ese debate, porque cuando se acercan los comicios es imposible discutir esta cuestión sin que haya un evidente cruce de intereses electorales.

En el medio de la polémica salió a tallar el ex presidente Néstor Kirchner desde Puerto Madryn. Allí dijo que la reforma “que está llevando adelante la Presidenta desde el área del Ministerio del Interior es muy importante, sobre todo por la implementación de las internas abiertas y simultáneas en los partidos”. “La reforma es profundamente necesaria, yo lo pude comprobar en las elecciones últimas ya que fui una de las víctimas de la vieja política”, sostuvo Kirchner (ver página 11).

Compartir: 

Twitter
 

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, dio una conferencia de prensa en la Casa Rosada para anunciar la convocatoria.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.