EL PAIS › EN LA COALICION CIVICA SE DESATO UNA CRISIS Y HUBO DUROS CRUCES ENTRE SUS DIRIGENTES

Un diálogo demasiado subido de tono

Margarita Stolbizer desoyó a Elisa Carrió y concurrió a la Casa Rosada. En el entorno de la chaqueña hablaron de “traición” y no descartaron una ruptura. Cerca de la bonaerense se mostraron cansados del “personalismo a ultranza” de la líder de la CC.

 Por Sebastian Abrevaya

La decisión de Elisa Carrió de que la Coalición Cívica no asista al diálogo convocado por el gobierno nacional no sólo generó un importante cortocircuito con la UCR y el socialismo –sus socios políticos del Acuerdo Cívico y Social–, sino que rompió el tenso equilibrio que se mantenía en su propia fuerza tras las elecciones legislativas. Ayer la líder de GEN, Margarita Stolbizer, desoyó la determinación de la chaqueña y aceptó el convite oficial, dejando a la electa diputada nacional aún más sola que antes. “Seguramente esto va a tener consecuencias”, le anticipó a Página/12 una alta fuente de la CC, mientras otros dirigentes hablaron directamente de “una traición” por parte de la bonaerense.

El llamado al diálogo desató una crisis en el ACyS y en particular en la Coalición Cívica, algo que se venía gestando a partir del tercer puesto en Capital Federal obtenido en las elecciones por la lista encabezada por Alfonso Prat Gay. Tal como publicó este diario, hasta el martes por la noche Stolbizer no había decidido si participaría del encuentro, pero la invitación oficial que le llegó ayer por la mañana y la charla que mantuvo luego con los dirigentes del GEN terminaron por convencerla. “Si durante seis años le reclamamos diálogo al Gobierno, ahora no podemos negárselo por más que lo haga porque no tiene más remedio que dialogar”, explicó el diputado de GEN, Horacio Alcuaz.

Al salir de Casa Rosada, Stolbizer consideró que se trató de “una convocatoria oportuna e importante”, aunque aclaró que “hay que esperar los resultados”. Cuando le consultaron por las diferencias con Carrió minimizó el tema y aclaró que “el Gobierno está haciendo una buena lectura y desandando el camino”. Poco antes, la diputada Patricia Bullrich había considerado que era “un error” que participara del encuentro, pero Stolbizer evitó la polémica y dijo que no sabía por qué ella había hecho ese comentario.

“Ellos nos decían que nos estábamos equivocando y nosotros les decíamos que los que se equivocaban eran ellos”, relató un dirigente de GEN que participó de la decisión de no acompañar al ARI y Unión por Todos en su rechazo al diálogo. Las críticas para Stolbizer no se hicieron esperar y los reproches afloraron de uno y otro lado. “Vos podés tener muchas diferencias, pero no podés ir a la reunión con el Gobierno y exhibirlas de esta manera”, se enojaba alguien muy cercano a Lilita, quien justo ayer partió fuera del país a descansar (ver aparte).

Otros dirigentes incluso llegaron a desconfiar de que realmente el GEN haya sido invitado al encuentro, ya que es un partido provincial y no nacional. El nivel de descontento alcanzó un punto tan grande que no descartaron una ruptura con el espacio de Stolbizer. “No me sorprendería que formen un bloque aparte en Diputados”, dijeron en la CC, mientras que cerca de la bonaerense dieron una advertencia: “La Coalición era un sello que construimos con el ARI y vamos a cuidarlo pero si algo no cambia vamos a tener problemas”.

“Ella se puede autodenominar jefa de la oposición con todo el derecho del mundo, pero la realidad es que si nosotros no sumábamos al radicalismo no podíamos exhibir un resultado en ningún lado que no sea la provincia de Buenos Aires”, le facturó a Carrió un hombre fuerte del GEN cansado de su “personalismo a ultranza”. Con la reunión de ayer, reflotaron los comentarios sobre el estilo de la líder de la CC. “Nos está faltando un ámbito para la toma de decisiones. No se puede decidir sólo porque eso no está bien, inclusive ahora que formamos parte de un espacio más grande”, aseguró un dirigente, reflejando que las dificultades se producen tanto hacia adentro como hacia afuera de la Coalición Cívica.

El convulsionado día para el ACyS comenzó con una gran reunión de los radicales en el Comité Nacional, donde todas las autoridades partidarias tanto nacionales como provinciales escucharon de boca de los protagonistas cómo sucedieron los hechos que desembocarían a las cinco de la tarde en la reunión con el ministro del Interior, Florencio Randazzo. Allí también estuvieron presentes los legisladores nacionales y los electos el 28 de junio, además de referentes del cobismo como Daniel Katz y Horacio “Pechi” Quiroga, quienes dieron una contundente muestra a favor de la reunificación del partido. En ese encuentro se consensuaron los temas que iban a plantearle a Randazzo, además de la agenda política.

Aunque hacia fuera hubo manifestaciones de respeto por la decisión de Carrió, el descontento fue compartido por la mayoría de los radicales. Cauto, Morales aclaró que “no es nueva la posición” que mostró la líder de la Coalición Cívica, pero otros dirigentes cuestionaron que siempre “le encanta diferenciarse” en sus decisiones políticas. Tampoco los presidentes de los bloques parlamentarios, Oscar Aguad y Ernesto Sanz, apuntaron contra la chaqueña. Los líderes de la UCR remarcaron que esta primera diferencia no afectará el funcionamiento del Acuerdo Cívico y Social en el Congreso. “La decisión de profundizar el ACyS está más allá de la decisión de ir o no ir”, aseguró el titular del Comité Capital, Carlos Más Vélez.

Compartir: 

Twitter
 

Elisa Carrió se fue de vacaciones en medio de la crisis que desató en la CC su rechazo al diálogo.
Imagen: Rolando Andrade
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared