EL PAIS › EL VICEGOBERNADOR BONAERENSE SUFRIO UN ACCIDENTE CEREBROVASCULAR Y ANOCHE SU ESTADO ERA GRAVE

Balestrini fue operado de urgencia

Los médicos del Policlínico General San Martín diagnosticaron el ACV y, en una intervención que duró dos horas, le extrajeron “un coágulo importante” para descomprimir el derrame, según explicó el gobernador Scioli.

 Por Martín Piqué

Se recostó a dormir la siesta en su residencia de La Plata. Cuando un colaborador se acercó para despertarlo, lo encontró desmayado. El vicegobernador bonaerense, Alberto Balestrini, había tenido un accidente cerebrovascular (ACV). En su entorno no dudaron y rápidamente lo llevaron inconsciente al Policlínico General San Martín. Allí le realizaron una tomografía computada, decidieron operarlo de urgencia porque tenía una hemorragia. No pasó mucho tiempo hasta que en la dirigencia del PJ bonaerense comenzaron a multiplicarse los llamados telefónicos: había mucho nerviosismo. La intervención comenzó a las 20.30. En un primer momento se informó que Balestrini había sido internado por “problemas de presión”, aunque la verdadera razón no tardó en conocerse. Cuando terminó la operación, los allegados de Balestrini informaron el resultado: los médicos le habían extraído “un coágulo importante” y no se descartaban secuelas. “Estoy angustiado por Alberto, ruego a Dios por su recuperación, por el cariño y el afecto que siento por él”, dijo anoche el gobernador Daniel Scioli.

Cuando se enteró del episodio, Scioli se encontraba en su residencia de La Plata, la casa que corresponde al mandatario provincial, donde iba a recibir al diputado Néstor Kirchner, a buena parte de los gobernadores y a los miembros del Consejo Nacional del PJ (ver aparte). Al ser informado de la gravedad del cuadro que afectaba a Balestrini, Scioli se retiró de la residencia para acercarse al Policlínico. Lo hizo acompañado por su ministro de Salud, Alejandro Collia. El gobernador también se comunicó telefónicamente con la Presidenta para darle detalles del estado de Balestrini. Al salir del hospital, hizo declaraciones a la prensa.

“Alberto sufrió un accidente cerebrovascular con un cuadro delicado. Los médicos tomaron la decisión de operarlo para descomprimir el derrame”, confirmó Scioli ante los periodistas. En ese momento, los colaboradores de Balestrini estaban atentos a cualquier evolución de su estado de salud. El clima, naturalmente, era de preocupación. “Si se lo agarraron a tiempo, es probable que pueda salir con una convalecencia extensa. Pero si no lo agarraron, puede ser daño de por vida”, dijo a Página/12 un histórico allegado al matancero.

Fanático de Vélez, casado desde hace años con María del Carmen Cardo, vecino de Castelar pero conocedor de cada calle y cada barrio de su Matanza, Balestrini es uno de los dirigentes con mayor ascendencia sobre la militancia de base del PJ en el conurbano.

La operación duró dos horas, terminó cerca de las 22.30. Anoche, cuando todavía no se había difundido el primer parte médico, Página/12 se comunicó con uno de los colaboradores más cercanos del vicegobernador. “Le extrajeron un coágulo sanguíneo importante, tuvo un derrame. Ahora hay que esperar 48 horas para ver la evolución. Fue una operación sumamente compleja”, informó a este diario. Por decisión de Scioli, el ministro de Salud bonaerense quedó a cargo de la difusión de los partes médicos. Según pudo saber este diario, por la dimensión del coágulo es muy probable que el ACV deje secuelas. “Los médicos le pusieron una válvula para intentar drenar la sangre, era un coágulo muy grande.”

Desde que se supo que Balestrini había sido internado, en el hospital se instalaron familiares y “amigos de la política y de la vida”, según la definición de uno de sus allegados. Además de los parientes, en el Policlínico se instalaron el diputado nacional Luis Cigogna, representantes de la Legislatura bonaerense, como Federico Scarabino, Osvaldo Goicochea y Raúl Pérez; también se acercaron los ministros Baldomero “Cacho” Alvarez (Desarrollo Humano) y Alejandro Arlía (Economía). Todos buscaron darle un abrazo a la esposa de Balestrini. Simpatizante del peronismo y con años de militancia, María del Carmen Cardo supo ser directora del plan asistencial Más Vida en Matanza, mientras su marido fue intendente. Ahora es vicepresidenta de la Fundación Banco Provincia, cuya titular es Karina Rabolini.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Gustavo Mujica
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.