EL PAíS › CARRIó ASUMIó SU FRACASO ELECTORAL, PERO DIJO QUE NO SE RETIRA

“Soy la razón de la derrota”

Después de mantener silencio el domingo, cuando sumó apenas el 3,24 por ciento de los votos, la líder de la Coalición Cívica dijo que “el 97 por ciento de los argentinos no me quiere”. Llamó a sus votantes a cortar boleta en octubre.

 Por Ailín Bullentini

No lo dijo directamente, pero tampoco hizo falta. En su primera aparición pública tras la derrota sufrida por la Coalición Cívica en las elecciones primarias, su principal referente y candidata a presidente Elisa Carrió dio un paso al costado en la carrera hacia la Casa Rosada y llamó a sus votantes a “cortar boletas, tranquilos” para que la población apoye a los candidatos a legisladores de la CC y descarte a la fórmula que integra junto a Adrián Pérez. En realidad, ya la había sacado de la competencia el 3,24 por ciento de los votos que consiguió en las PASO. Después de llamarse a silencio el mismo domingo, ayer Carrió convocó a una conferencia de prensa: reconoció que obtuvo “el peor lugar en la elección” y se hizo cargo del resultado. “Yo soy la razón de la derrota”, sentenció. De todos modos, aseguró que no se retirará de la política.

En el Instituto Hannah Arendt, con un abrigo negro y un pañuelo al cuello, Carrió enfrentó a los periodistas. “Entre los candidatos de la oposición fuimos los peor posicionados y esto se debe al rol que yo tuve que ocupar en el pueblo y la sociedad argentina por más de 18 años”, admitió Carrió, “El 97 por ciento de los argentinos no me quiere. Soy la razón de la derrota, como he sido en otras ocasiones la razón de muchas victorias”, recordó. “La intransigencia no suma votos y yo sabía que este momento iba a llegar, por eso estoy aquí”, sostuvo. Luego reconoció que hubo una decisión popular de avalar la política del oficialismo: “La mitad de esta Nación comparte los valores, la política de este gobierno y nosotros esa decisión la tenemos que respetar”.

“Mi personalidad fue rechazada –confesó–. La gente me quitó el poder porque consideró que la representaban otras expresiones con menos intransigencia y mayores niveles de pactos y acuerdos.” Justificó su silencio del domingo con el argumento de la incertidumbre: “No sabíamos a esa altura si íbamos a pasar o no la cantidad de votos”.

Para la dirigente chaqueña, “es tiempo de acompañar desde otro lado”. Si bien descartó su alejamiento de la política, aseguró que acompañará “desde un lugar secundario” al resto de los integrantes de la Coalición Cívica. “Tengo mis errores y equivocaciones, pero también mis valores. Voy a pelear por mis valores”, dijo. En esa línea, la todavía candidata a presidente llamó a “cortar boletas, tranquilos” para que la población apoye a los candidatos a legisladores de su agrupación.

Con un sentido similar se pronunció Adrián Pérez: “Hicimos una campaña con la intención de disputar la elección y la posibilidad de gobernar la Argentina durante los próximos cuatro años, pero el respaldo que obtuvimos fue mucho menor a lo esperado”. Reconoció que la CC no cuenta con las condiciones para “disputar el gobierno” el 23 de octubre, sino para “trabajar para tener un bloque parlamentario lo más grande posible y tratar, desde ahí, de sostener los valores y las ideas de la CC”.

¿Habrá una autocrítica de la Coalición Cívica? Carrió respondió que el 6 de septiembre se reunirá la Asamblea Nacional del partido para analizar la situación y la estrategia que adoptará de cara a las elecciones de octubre. El sector porteño de la CC adelantó a este diario que planteará que la fuerza apoye abiertamente a la fórmula presidencial del Frente Amplio Progresista, integrada por el socialista Hermes Binner y la juecista Norma Morandini.

Compartir: 

Twitter
 

“Entre los candidatos de la oposición fuimos los peor posicionados”, dijo Carrió.
Imagen: Joaquín Salguero
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.