EL PAíS › LOS HIJOS DEL LíDER DE LA CGT PIDIERON UN CAMBIO EN GANANCIAS

Los Moyano volvieron a reclamar

Desde el gremio de Camioneros, Pablo Moyano dijo que planea realizar medidas para pedir que se eleve el mínimo no alcanzado por el Impuesto a las Ganancias. Su hermano Facundo, diputado electo, bajó el nivel de confrontación, pero avaló el pedido.

 Por Julián Bruschtein

El Impuesto a las Ganancias es un tema difícil para la relación entre la CGT y el gobierno nacional. Ayer, Pablo Moyano, a cargo del gremio de Camioneros, aseguró que el 15 de diciembre prevé juntar más de “80 mil personas” por el Día del Camionero en un estadio de fútbol, donde se podría definir alguna medida para reclamar que se eleve el mínimo no imponible. Facundo Moyano –diputado electo por el Frente para la Victoria– bajó después los decibeles de las declaraciones de su hermano y aseguró que “no se trata de desafiar al Gobierno. Cuando es una situación que sufre la mayoría de los trabajadores, hay legitimidad para el reclamo”. El líder de la CGT, Hugo Moyano, encabezará un acto hoy en Neuquén para celebrar el reparto de ganancias de una empresa local con los trabajadores.

“Hasta acá se llegó. Nosotros consecuentes, no obsecuentes”, señaló Pablo Moyano, adjunto del gremio de los Camioneros. Así, el mayor de los hijos del líder de la CGT explicó que “los camioneros llegan a pagar hasta mil pesos por mes de Ganancias”, puntualizando sobre el eje del reclamo. El pedido del incremento del mínimo no imponible de ganancias es uno de los puntos que la CGT reclama año a año. En el primer día que la Presidenta se encuentra fuera del país, en viaje oficial por Europa, no hubo respuesta de parte del Gobierno. No obstante, por lo bajo se habló de malestar “por los dichos de los Moyano”.

El distanciamiento entre Moyano y el gobierno nacional no es nuevo. La relación fue fuerte y estrecha mientras el ex presidente Néstor Kirchner era el nexo entre la central obrera y la Casa Rosada. La llegada de Cristina Fernández de Kirchner a la presidencia puso el lazo en un lugar un poco más lejano, que se profundizó con el fallecimiento del santacruceño. A pesar de los intentos de acercar posiciones, incluso después de dejar fuera de las listas de diputados a la mayoría de los miembros de la central obrera, la relación se mantuvo casi en la formalidad, en la que ambos sectores se envían mensajes en actos públicos. “Hay poco diálogo de parte del Gobierno, ése es el problema”, dijo a Página/12 un dirigente sindical.

“Estos números, tanto el del tope del mínimo no imponible como el de las asignaciones familiares, están totalmente desactualizados. Es una realidad que se tiene que atender. De hecho, si no se atiende seguramente como lo manifestó Pablo Moyano y otros dirigentes gremiales va a haber conflicto”, sostuvo el menor de los Moyano, apoyando el reclamo. Aun así bajó el nivel de confrontación y señaló que “decir que esto puede transformarse en un reclamo no es imprudente ni se está desafiando al Gobierno. Simplemente se está diciendo lo que puede llegar a pasar” y agregó que “el tope debería estar en 12.700 pesos”.

El otro reclamo que impulsa la CGT y cree “fundamental para profundizar el modelo” es el de la ley de reparto de Ganancias entre los trabajadores, cuyo tratamiento había sido postergado en el Congreso el año pasado. “A veces es medio contradictorio porque, si bien se ha logrado muchísimo, hay muchas cuentas pendientes que todavía quedan. Es lo que ocurre con el reparto de ganancias de los empresarios”, destacó Pablo Moyano y agregó que “esos impuestos deberían ponérselos a las grandes empresas y no a los trabajadores”. También señaló: “Esperemos que con esta nueva composición (de Diputados), estos que cantaban la marcha durante la campaña, los jóvenes, con la rebeldía que tienen, vamos a ver qué hacen”. Las palabras fueron interpretadas como dirigidas a La Cámpora.

El líder de la CGT, Hugo Moyano, para impulsar la ley, asistirá al acto en Neuquén en el que la compañía petrolera Fox Petrol presentará su primer balance en el que incluirá el reparto de ganancias con los trabajadores, que fijó en un 30 por ciento de las utilidades cuando se firmó el acuerdo en marzo.

Compartir: 

Twitter
 

Pablo y Facundo Moyano, hijos de Hugo, el titular de la CGT.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.