EL PAíS › CRISTIAN RITONDO, LEGISLADOR MACRISTA Y VICEPRESIDENTE PRIMERO DE LA LEGISLATURA PORTEñA

“Voy a establecer una agenda de diálogo”

 Por Santiago Rodríguez

“Quiero administrar la Legislatura para todos”, dice Cristian Ritondo de su expectativa como vicepresidente primero del cuerpo. Designado hace un mes para desempeñar esa función, el legislador del PRO no terminó de acomodarse aún en su nuevo despacho. En la antesala hay cajas apiladas y dentro cosas todavía sin acomodar; lo que no falta, aunque colgados provisoriamente en un perchero, son dos banderines: uno de Chicago y otro de Independiente, los dos equipos de sus amores. A Ritondo se lo nota cansado, falto de las vacaciones que –según cuenta– se tomará finalmente dentro de unos días, después de un año y medio sin hacer un corte en su trabajo. Defiende el aumento de la tarifa de los subtes e insiste en que hay que prohibir los trapitos y los cuidacoches. “Los ciudadanos acompañan nuestra postura”, asegura. También manifiesta que, como a los demás “peronistas que nacimos y trabajamos políticamente en la ciudad”, le gustaría gobernarla.

–¿Qué se propone hacer como vicepresidente primero de la Legislatura?

–Darle continuidad a la gestión que venimos desarrollando y administrar la Legislatura para todos. Por eso voy a establecer una agenda de institucional y de diálogo con los demás bloques.

–¿Cuáles son los temas centrales para el PRO durante este año legislativo?

–Si es por lo que nos quedó, debemos decidir qué hacer con el proyecto Santa María en Costanera Sur y avanzar con leyes importantes como el distrito logístico. Además, plantearemos una agenda parlamentaria que nos permita compartir con más bloques nuestra visión de la ciudad.

–¿Van a insistir con la prohibición de los cuidacoches y los trapitos?

–Sí. Los ciudadanos acompañan nuestra postura; al porteño le molesta ir a una cancha y pagar más caro el estacionamiento en la vía pública que lo que paga por ingresar a una popular. Las ciudades más progresistas han terminado sacándolos. El registro que impulsó la oposición es inaplicable.

–¿Por qué el gobierno porteño aumentó el viaje en subte un 127 por ciento si sólo dejó de recibir el 50 por ciento de los subsidios?

–El pasaje de subte tiene un atraso muy particular. Se habla del 127 por ciento del subte y del 238 por ciento del gas, que obligatoriamente hay que usarlo y tiene un solo suministrador. A la Ciudad le traspasaron el subte y además le quitaron los subsidios de luz para la vía pública y no sólo para la zona norte, sino también para las villas; eso significa un gasto extra de 270 millones de pesos. Para compensar la quita de subsidios del subte deberíamos invertir 360 millones y a eso habría que sumar que a los subtes hay que hacerles una inversión de por lo menos mil millones de pesos y rápidamente.

–Pero la Ciudad tiene un presupuesto privilegiado si se lo compara con otras jurisdicciones...

–Sí, pero no hay que olvidar dos cosas: que la Ciudad aporta el 26 por ciento a la masa coparticipable y recibe el 1,4 y que brinda su salud y educación para todos. Además, todos los camiones que entran y salen del puerto rompen todas las calles y el puerto a la ciudad no le genera nada; alguna vez también habría que hablar del traspaso del puerto, el juego, la Inspección General de Justicia, el Registro de Propiedad Inmueble; son todas cosas que las provincias tienen y les generan ingresos y la Ciudad no. A la Ciudad le traspasan aquello que hoy al gobierno nacional le da pérdida y a lo que irremediablemente debía aplicarle un aumento porque no podía seguir subsidiando, como no puede seguir subsidiando tampoco la luz, el gas y otros medios de transporte porque tiene que sincerar la economía.

–¿Va haber más aumentos de subte?

–En la medida en que el Gobierno de la Ciudad evalúe lo que realmente necesite para el mejor funcionamiento del subte, lo sinceraremos. Hoy consideramos, por el costo que tiene y por lo que permite la ley en función de la audiencia pública que se hizo en el 2001, que esa es la mejor tarifa.

–¿Qué le aconsejaría a Macri para el 2015?

–Le pediría que recorramos el país porque hay muchísimos dirigentes que quieren sumarse a una alternativa y hay que construirla.

–¿Con quién se construye?

–Como lo hicimos en la Ciudad; con hombres del radicalismo, del peronismo, de partidos de centro, de organizaciones sociales...

–¿Por qué un peronista debería apoyar a Macri en el 2015 y no a otro peronista?

–Macri ha demostrado con su gestión en la Ciudad que cumple con los principales postulados de lo que es el peronismo.

–¿Gabriela Michetti debe ir a la provincia de Buenos Aires?

–Tiene que decidir ella. Nació en Laprida y es reconocida en la provincia de Buenos Aires, pero en cualquier lado que esté el PRO la necesita.

–¿Quién debería ser el próximo candidato a jefe de Gobierno del PRO? ¿Es el turno de un peronista?

–Falta mucho, pero, lógicamente, a los peronistas que nacimos y trabajamos políticamente en la ciudad nos encantaría gobernarla, pero el PRO tiene muchísimos dirigentes que no vienen del peronismo, como Michetti, Horacio Rodríguez Larreta o María Eugenia Vidal, que son excelentes candidatos también.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.